Subir

Electroterapia. Onda corta

La onda corta forma parte de la electroterapia de alta frecuencia, se sitúa en la gama de los 27.12 Mhz, se han utilizado frecuencias próximas a la citada sin hallarse mayor utilidad terapéutica. La onda corta como toda electroterapia de alta frecuencia se ve libre de los efectos químicos y de estimulación muscular que afectan a la media y baja frecuencia. La onda corta es una radiación no ionizante que logra sus efectos debido a que logra un aumento de la temperatura en profundidad y a la intensidad del campo magnético que genera, recibe también otros nombres por los que es reconocida tal como: hipertermia o diatermia.

Tiene dos formas básicas de aplicación: Campo de condensador e Inducción.

Onda corta por campo condensador.

La zona a tratar se sitúa entre dos electrodos que forman el par condensador, entre ambos se genera un campo, la polaridad varía 27.120.000 millones de veces por segundo generando en el dieléctrico (en este caso el paciente) una fuerza electromotriz que será la responsable del calentamiento debido al desplazamiento de los iones libres.

Los electrodos adoptan la forma  de placas por lo general redondas y aisladas, con la posibilidad de que están sean de diversos tamaños, de forma que conseguiremos un mayor calentamiento en la zona próxima a la placa de menor tamaño, o por igual cuando sean de idéntico diámetro. Los equipos modernos tienen un sistema de sintonización automática que se adapta a los tejidos a tratar teniendo en cuenta la resistencia que ofrecen según su contenido acuoso.

Onda corta por inducción. 

Colocando frente al electrodo condensador un cable arrollado se produce un campo magnético inductivo. Las unidades de inducción incluyen este cable arrollado en el tambor en el que se encuentra asimismo el electrodo capacitivo, el aspecto es más similar al de los clásicos radares, con un monocabezal o con un triplete que permite adaptarse mejor a zonas como el hombro o la rodilla.

Aunque se han obtenido muy buenos resultados en aplicación por inducción y por campo condensador cada vez son menos los centros de rehabilitación que optan por este tipo de equipos frente a otros como los de Diatermia capacitiva a 1 Mhz.

Onda corta. Efectos Fisiológicos.

Son los de la termoterapia en general, el aumento de la temperatura provoca un aumento de la circulación, y ésta a su vez una elevación en la capacidad de regeneración de los tejidos . Por el simple hecho de la elevación de temperatura los tejidos pueden movilizarse mejor debido a la ganancia de elasticidad, por idéntico motivo la percepción del dolor disminuye, reuniéndose de esta forma toda una serie de efectos muy útiles en rehabilitación.

Existen también unos efectos atérmicos que corresponden a la onda corta pulsátil, estos efectos fisiológicos mejoran la reabsorción de edemas, disminuyen la inflamación y favorecen la regeneración de los tejidos, en definitiva un aumento importante del riego sanguíneo y una mejor oxigenación de los tejidos.

Contraindicaciones

Embarazos y neoplasias, todo tipo de implantes metálicos y prótesis, marcapasos y cualquier modalidad de equipo implantado o no, sensible a los campos magnéticos. Además de las precauciones a tener en cuenta en todo tipo de técnicas de electroterapia haremos especial hincapié en que no porten los pacientes relojes, o cualquier tipo de objetos metálicos aunque se hallen a distancia de la zona a tratar, atención a los móviles y tarjetas de crédito.

Las mismas recomendaciones serán válidas para el terapeuta.

Categorías: