Electroestimulación. Comprensión y uso correcto de los programas


AUTOR: Francisco Barrios Marco, Fisioterapeuta

Electroestimulación. Comprensión y uso correcto de los programasFrecuencias, amplitud, duración del impulso, tiempo de reposo, en sí misma suponen una variedad tan impresionante de posibilidades que nos quedaríamos paralizados ante tal magnitud de opciones, es por ello que los equipos de electroestimulación llevan incorporados una serie de programas que nos hacen más fácil la vida y nos permiten obtener resultados de forma sencilla y sin complicaciones, ello quiere decir que deberemos organizar nuestro entrenamiento con EENM teniendo en cuenta los programas de los que dispone nuestro equipo y organizar una planificación del entrenamiento que sea ante todo lógica, que responda a nuestras necesidades de cara al entrenamiento, que sea objetiva en relación al tiempo del que disponemos y que establezca una graduación en la dificultad o la intensidad del entrenamiento, del mismo modo que no pasaríamos de entrenar en carrera 20 Km. por semana a correr un maratón la semana siguiente no debemos emocionarnos y empezar a subir intensidades alegremente sin haber permitido una adaptación física al entrenamiento con electroestimulación.

Los equipos hoy en día han cambiado mucho así como en el pasado iban a piñón fijo y desde el principio comenzaban aplicando el programa elegido sin calentamiento por ejemplo, los actuales, los buenos, suelen dividir en fases diferenciadas una sesión de entrenamiento pongamos por ejemplo de fuerza explosiva en miembros inferiores, un programa como el mencionado al principio realiza un breve calentamiento y posteriormente comienza a trabajar con una frecuencia duración del impulso e incluso ciclos dentro del mismo programa en el cual se van alternando las frecuencias para conseguir un mejor resultado, si tenemos que estar cambiando manualmente en cada una de las fases las frecuencias, duraciones del impulso y modificando la repetición en que se varía el cambio de frecuencias no podríamos realizar un entrenamiento neuromuscular efectivo.

Al margen de lo antedicho hay consideraciones a tener en cuenta, sencillas, lógicas, pero a veces olvidadas, por ejemplo si lo que quiero es aumentar mi fuerza muscular y por tanto el tamaño de la fibra no debo comenzar por un programa de fuerza explosiva, ya que los resultados que obtendré serán más débiles que si comienzo por un programa de fuerza base, pasadas dos semanas pasaremos a un programa de fuerza resistencia y tras otras dos o tres semanas pasamos a un programa de fuerza explosiva o fuerza velocidad. Es algo que cualquier preparador físico conoce y aplica cuando entrena a sus deportistas, y que incluso los deportistas con experiencia emplean cuando entrenan por su cuenta, hay unos cuantos principios del entrenamiento deportivo que hemos de tener en cuenta y pasamos a describirlos sucintamente para lograr los mejores resultados con nuestros esfuerzos.

Categorías: