Electroestimulación. Ideas útiles para el día a día


AUTOR: Francisco Barrios Marco, Fisioterapeuta

Cuando se empieza a trabajar con electroestimulación nos encontramos con un equipo nuevo, unas instrucciones, electrodos y cables, todo ello no ha formado parte anteriormente de nuestra experiencia, vale la pena aceptar unos consejos útiles para que nuestro entrenamiento sea lo más cómodo y eficaz posible, en resumen:

1.-En primer lugar es muy importante desarrollar un plan semanal de trabajo, por ejemplo lunes miércoles y viernes: piernas, martes jueves y sábados brazos y tronco, es un ejemplo nos vale cualquier otro pero incide sobre la necesidad de tener un plan semanal organizado, el domingo descanso o trabajar sobre la zona que nos encontremos con mayor necesidad de mejorar.

Pasamos ya a la sesión de entrenamiento de piernas por ejemplo, colocaremos los electrodos sobre cuádriceps si vamos a trabajar esta zona del cuerpo de forma analítica, también podamos elegir un programa agonista antagonista y trabajar de forma secuencial cuádriceps isquiotibiales (incluye al bíceps femoral), es esencial colocar primero los electrodos de forma correcta y posteriormente conectar los cables, como estamos trabajando con una corriente rectangular bifásica compensada nos va a dar igual el color rojo o negro de los conectores. Cuando acaba la sesión pasamos a trabajar gemelos, podemos levantar los electrodos de cuádriceps y aplicarlos a gemelos o tener otros electrodos ya colocados de forma que sea sólo sacarla clavija y aplicarla en los nuevos electrodos para comenzar el entrenamiento.

Electroestimulación. Ideas útiles para el día a día2.-La ropa más cómoda es la deportiva, e incluso dentro de esta es mejor trabajar con pantalones cortos cuando tratamos de muscular las piernas, una camiseta ligera para trabajar abdominales o la zona de la espalda, en todo caso ropa que nos permita acceder rápidamente a la zona tratada y que permita tener los cables organizados de forma que si tuviera que moverme puedo hacerlo sin dificultad alguna.

3.-Resulta interesante acostumbrarse a colocar los electrodos siguiendo una secuencia determinada, de arriba abajo o al contrario da lo mismo, pero procuraremos siempre seguir el mismo orden de manera que prácticamente se automaticen la colocación y ello nos ahorrará sin que nos hemos contra mucho tiempo.

4.-Nuestro objetivo será a ir incrementando el nivel intensidad, si trabajamos con intensidad muy cómoda el nivel de fibras musculares que se van estimularse será mucho menor, aunque al comienzo es mejor trabajar con estas intensidades dejar que el cuerpo se acostumbre ir subiendo sin sufrir, poco a poco habrá una adaptación a la sensación y veremos que no resultará cómodo soportar intensidades que antes resultaban ingratas, ello nos permitirá trabajar un mayor número de haces musculares y nuestro entrenamiento resultará mucho más beneficioso. Normalmente solemos acordarnos de las intensidades que trabajamos cuando llevamos ya un cierto tiempo trabajando con estos equipos, al comienzo puede ser una buena idea apuntar en un cuaderno los miliamperios con los que estamos trabajando.

5.-Si estamos iniciándonos en el trabajo de electroestimulación neuromuscular y lo hacemos específicamente para mejorar nuestro rendimiento deportivo, resulta muy interesante comentar con nuestro entrenador que nos convendría más trabajar y de qué forma, si trabajamos velocidad en carrera desde luego es necesario que mejoremos la fuerza en las piernas pero podemos elegir trabajar el binomio fuerza velocidad, sin embargo si trabajamos resistencia indudablemente insistiremos en un trabajo de fuerza resistencia. Todo ello teniendo en cuenta que podemos hacer una preparación genérica de fuerza base, de resistencia general, para luego llegado unos niveles de intensidad soportados lo suficientemente elevados a ser un programa específico adaptado a nuestro tipo de competición.

Categorías: