Electroestimulación del trapecio. Colocación de los electrodos


AUTOR: Francisco Barrios Marco, Fisioterapeuta

Electroestimulación del trapecio. Colocación de los electrodosUna buena forma de colocarlos para lograr una buena electroestimulación es hacerlo unos cinco centímetros por debajo de las fibras superiores y sus correspondientes parejas de electrodos a la altura de las apófisis espinosas de las 9ª-10ª vértebras dorsales.

También podríamos colocar el primer par de electrodos próximos a la 2ª y 6ª vértebras dorsales, cercanos al origen de las fibras medias e inferiores del trapecio y el otro par de electrodos sobre 1/3 medio superior de la escápula, sobre la masa muscular próxima a la inserción de las fibras medias y superiores.

TRAPECIO

Las fibras superiores tienen su origen en la protuberancia occipital externa y apófisis espinosa de la 7ª cervical y ligamento nucal, las fibras medias en apófisis espinosas de 1ª a 5ª vértebras dorsales y las fibras inferiores en las apófisis de las restantes vértebras dorsales de la 6ª a la 12ª.

Las fibras superiores se insertan en clavícula y acromion, las medias en la espina de la escápula y las inferiores en la punta de la espina de la escápula.

Cuando fijamos el origen del músculo trapecio la acción que obtenemos es la aducción de la escápula, cuando es la inserción la que fijamos lo que logramos es que las fibras más próximas al origen extiendan, roten y provoquen una flexión lateral de la cabeza. Cuando fijamos la inserción y actuamos con ambos trapecios a la vez se produce una extensión de la cabeza y del cuello.

El trapecio es un músculo estabilizador de la parte superior del tronco.

Al ser un eficaz estabilizador del omoplato proporciona una firmeza especial que le confiere una gran estabilidad, actúa como sinergista en una gran cantidad de movimientos de los brazos. Es un músculo muy importante para aquellos deportes que exigen una carga intensa de trabajo a los brazos.

Categorías: