Fisioterapia del esguince de tobillo y su tratamiento con Diatermia Capacitiva y resistiva


  Fisioterapia del esguince de tobillo y su tratamiento con Diatermia Capacitiva y resistiva

AUTOR:
Francisco Barrios Marco
Fisioterapeuta

El Esguince de tobillo es una de las lesiones más comunes, ya sea en el mundo del deporte en el trabajo o en el hogar nadie está exento de sufrir un esguince de tobillo en cualquier momento, ya que todos los días se está expuesto a sufrir un simple tropezón en la calle que sin parecer grave puede convertirse en un problema de salud capaz de limitar nuestra capacidad de movimiento.

Un esguince de tobillo lo puede sufrir cualquier persona y de cualquier edad, no es preciso realizar deportes extremos, llevar tacones puede convertirse en una actividad de alto riesgo en relación a sufrir un esguince de tobillo.

Pero antes de entra en materia  es necesario entender qué es en realidad un esguince de tobillo y cuáles son los síntomas para que sean identificados rápidamente y podamos actuar en consecuencia.

Fisioterapia esguince de tobillo, ¿Qué es un esguince de tobillo? 

Un esguince de tobillo es una lesión en los ligamentos que mantienen el tobillo estable, la misión de los citados ligamentos  es procurar estabilidad y protección a la articulación del tobillo. Hay tres grados en el nivel de lesión que se determinan de acuerdo a la gravedad.

Nivel 1: el esguince de este nivel es simple, por tanto es más leve pero esto no quiere decir que por su levedad no sea preciso prestarle atención. Supone un estiramiento en el que no ha habido siquiera una leve rotura ni por tanto sangrado, el pronóstico es bueno, no suele requerir periodo alguno de inmovilización.

Nivel 2: este grado de la  lesión existe una rotura parcial de los ligamentos del tobillo. Existe sangrado y un dolor agudo. Este tipo de lesión requiere un grado de inmovilización mayor y más tiempo. Si no se trata bien puede dejar secuelas, las primeras 24-48 horas son importantes en cuanto al tratamiento de Fisioterapia para evitar recidivas.

Nivel 3: Es el tipo de esguince de tobillo más grave y cuenta con una rotura completa de al menos uno de los ligamentos del tobillo, existe un dolor agudo, derrame, inestabilidad e inflamación.  Recuperar la integridad requerirá un procedimiento quirúrgico y un tratamiento intenso de fisioterapia.

fisioterapia esguince tobilloSíntomas del esguince de tobillo

  • Dolor de la articulación que de acuerdo al grado de la lesión puede será más leve o intenso.
  • Dificultad o imposibilidad de poder apoyar al pie
  • Limitación para la realización de movimientos del pie afectado
  • Inflamación en la zona aquejada por la lesión
  • Aparecen hematomas en la zona afectada
  • Se siente calor en la zona del esguince
  • Sensibilidad al tocar la zona afectada

Tratamiento de fisioterapia en el esguince de tobillo

La fisioterapia del esguince de tobillo consiste en un tratamiento coordinado para tratar esta afección en relación  al grado de la lesión, por ejemplo si es de nivel 1 que es la más común, requerirá poco o ningún tratamiento de Fisioterapia. Si hablamos de un grado 3 es necesario recurrir a la fisioterapia después de la intervención quirúrgica ya de ello dependerá el que el pie alcance la máxima funcionalidad posible.

La fisioterapia esguince de tobillo supone  diversos tipos de tratamiento que permiten una mejoría progresiva:

Diatermia capacitiva y resistiva. Lo destacamos especialmente del resto pues es quizás la terapia más potente con la que podemos contar en el tratamiento de un esguince de tobillo grado 1 y 2 nada más producirse y en el grado 3 tras la intervención quirúrgica.

Hay quien se resiste a considerar ésta técnica pues se considera que todo tipo de calor generará una mayor inflamación en el esguince y por tanto lo agravará, sin embargo es preciso tener en cuenta que la Diatermia es un tipo muy especial de endotermia.

Con la Diatermia el calor se produce directamente en el interior de los tejidos y trabajando con temperaturas muy suaves podremos llegar a observar como en un esguince con inflamación evidente tras 15-20 minutos de tratamiento se reduce el volumen de la inflamación y el dolor.

Otras terapias esenciales y complementarias:

  • Uso de hielo, esta es una buena técnica para aliviar el dolor y la inflamación puede ser de cualquier tipo pero lo mejor es el uso de bolsas de hielo especiales.  Siempre teniendo mucho cuidado con la sensación del paciente, habiendo verificado su sensibilidad, no pasar de 10 minutos de aplicación, comprobando periódicamente el grado de frio experimentado para que no sea molesto.
  • Uso de la compresión, es bueno que un Fisioterapeuta especializado realice un vendaje funcional que permita la estabilidad del tobillo fijándolo, pero que al mismo tiempo mantenga la movilidad de la zona que no ha quedado afectada por la lesión.
  • Una vez que el tobillo evoluciona de modo satisfactorio procederemos a enseñar  diversos tipos de ejercicios para fortalecer y mejorar la resistencia y el equilibrio que habrán quedado afectados tras la lesión. Se puede incluir la realización de ejercicios con bandas elásticas e incluso con pesas y bandas lastradas.
  • Los ejercicios propioceptivos son esenciales para mantener la estabilidad y evitar recaidas...

Aparatos de diatermia