La fisioterapia en la fibromialgia


AUTOR: Francisco Barrios Marco, Fisioterapeuta

La fisioterapia en la fibromialgiaLa Fibromialgia es una enfermedad que hace una década era apenas diagnosticada y actualmente afecta cada vez más a todo tipo de personas.

Su origen es desconocido, no hay un factor tal como un virus o una bacteria que lo desencadene, se manifiesta como un estado de agotamiento, que permanece aun cuando descansemos, es un estado de cansancio crónico acompañado de dolor en diversas partes del cuerpo. El paciente que sufre la fibromialgia tiene una mayor sensibilidad y dolor en muchas zonas del cuerpo, que relata cómo dolor en todo el cuerpo, llega un momento en que el nivel de fatiga dificulta el suelo, el trabajo y casi la realización de cualquier actividad con normalidad.

Las terapias físicas son de gran ayuda en el paciente con fibromialgia, la fisioterapia se puede aplicar como tratamiento preventivo o como tratamiento paliativo en los momentos en los que se padece una agudización de las crisis de dolor. Las diversas técnicas de masaje son muy eficaces, también el Tens y las diversas formas de electroestimulación, la natación el trabajo en piscina, la hidroterapia y el calor son técnicas muy eficaces para mejorar la sintomatología.

RECOMENDACIONES PARA EL PACIENTE CON FIBROMIALGIA Junto a las sesiones de fisioterapia es aconsejable prestar atención a una serie de recomendaciones que habrá que valorar en cada caso para que puedan ser de máxima utilidad:

  1. Aplíquese calor de forma moderada en las zonas de dolor de dos a tres veces al día.
  2. Tenga en cuenta que las técnicas de relajación son un excelente aliado para disminuir el dolor y las contracturas, practíquelas a diario.
  3. Evite en todo caso posturas forzadas o que le puedan exacerbar el dolor
  4. Si tiene sobrepeso procure volver a su peso óptimo.
  5. Un baño con agua tibia-caliente le será muy reconfortante.
  6. Mantenga una actividad moderada, andar como mínimo.
  7. Vestidos y calzado siempre cómodos.
  8. Procure realizar sus actividades con el mínimo de estrés.
  9. El colchón ha de ser de muy buena calidad.
  10. Cuide su alimentación. Poca grasa, poco azúcar, alimentación sana y natural.
  11. No consuma alcohol, no fume.
  12. Haga la siesta, no se exponga a ruidos fuertes ni a luces intensas.