Instituto Pilar Domínguez


El Instituto Pilar Domínguez (IPD)

El Instituto Pilar Domínguez de Reequilibración postural, Biomecánica corporal y Cinestesia (IPD), es un centro de trabajo y de investigación multidisciplinar de ámbito Internacional, con sede en Barcelona.

El IPD nace con el objetivo de ofrecer un trabajo terapéutico global y específico, formación profesional, investigación y divulgación del Método Pilar Domínguez (MPD), ejercicio terapéutico de corrección postural; un método que con más de 35 años de resultados empíricamente testados y avalados por profesionales de la salud y del deporte, se ha convertido en una de las metodologías referentes a este nivel y le confiere una gran competitividad.

Objetivos fundamentales:

• Contribuir a la transformación de la realidad social relacionada con la actividad física asociada a la salud, mediante una metodología pionera que representa por un lado una concienciación de la salud postural en el ciudadano y por otro un eficaz apoyo al entorno sanitario en el tratamiento de dolencias y patologías.

• Aportar formación, consultoría y supervisión en el ámbito de la gimnasia correctiva terapéutica basada en los principios de biomecánica y colocación postural recogidos en el MPD.

• Aportar investigación en el ámbito de la terapia rehabilitadora Cinesiterapia Activa Libre MPD basada en los principios de reequilibración, biomecánica y cinestesia recogidos en el MPD.

• Responder a la demanda facilitando la expansión del MPD nacional e internacionalmente a través de Centros Asociados y Franquicias; capacitando y ofreciendo la formación y el seguimiento necesarios que velarán por el rigor y la calidad.

Ejercicio Terapéutico, Cinesiterapia activa libre MPD

El MPD es un ejercicio que utiliza el movimiento con finalidad terapéutica.

La Cinesiterapia activa gravitacional o libre MPD es un conjunto de ejercicios globales, realizados por el paciente con su propia fuerza de forma controlada con supervisión de un Técnico que ayuda al paciente a corregir su postura de manera precisa. El trabajo continuado y correcto aporta al paciente las pautas y referencias necesarias para desarrollar la conciencia motriz que le permitirá adaptarlas a su actividad diaria.

El paciente va interiorizando de este modo la correcta colocación y aprendiendo la funcionalidad y la utilidad de cada movimiento. De este modo al mismo tiempo que se construye un esquema mental aprende a identificar en los elementos del espacio la adecuada e inadecuada interacción con ellos.

El trabajo activo del MPD permite recuperar la función y el tono muscular o evitar su atrofia.

Incrementa la potencia muscular y ayuda a la recuperación de la amplitud de los movimientos articulares, mejora la coordinación neuromuscular, aumenta la destreza y la velocidad en los movimientos, estira la musculatura posterior, mejora del sentido de la orientación espacial, la coordinación y el equilibrio, tiene un efecto positivo sobre el funcionamiento de los órganos internos y promueve la relajación, disminuyendo el estrés, aportando mayor equilibrio mental.

El MPD está indicado en:

• Alteraciones del sistema nervioso (hemiplejias, paraplejias, parálisis, etc.).

• Procesos patológicos del aparato locomotor (atrofias, hipotonías, espasmos, contracturas, artropatías, periartritis, rigidez, secuelas post-traumáticas, afecciones y deformidades de la columna vertebral)

• Trastornos neurodegenerativos crónicos: Parkinson

• Trastorno que causa dolores musculares (Fibromialgia)

• Obesidad.

• Enfermedades vasculares periféricas.

• Alteraciones cardio-respiratorias

Servicios de la clínica: 
Ejercicio Terapéutico, Exploración y diagnóstico, Fisioterapia deportiva, Fisioterapia estética, Fisioterapia Geriátrica, Fisioterapia neurológica, Fisioterapia Pediátrica, Fisioterapia Postural. Cadenas Musculares, Fisioterapia Respiratoria, Fisioterapia Reumatológica, Fisioterapia Traumatológica, Masaje, Osteopatía, Otras terapias, Reflexoterapia, Relajación, Terapia manual