¿Te ayudamos? 961140219
Consejos para combatir el dolor articular por el frío

Consejos para combatir el dolor articular por el frío

Siempre hemos escuchado que cuando nos duele alguna articulación de forma repentina es porque viene un cambio grande de temperatura o días de lluvia. Estos síntomas de dolor lo suelen notar más las personas con artritis, artrosis, fibromialgia, problemas articulares o enfermedades reumáticas, pues está demostrado que los cambios en la presión atmosférica aumentan la sensación de dolor.

Existen diferentes estudios científicos acerca de encontrar la relación que existe entre los factores meteorológicos y la sintomatología de las dolencias del sistema osteoarticular. Una de las primeras referencias científicas acerca de este tema es un estudio que se realizó en 1948 en 18 pacientes con artritis reumatoide (enfermedad del cartílago). Esta investigación vino a confirmar que los ambientes secos y calurosos mejoraban los síntomas y los signos de la enfermedad.

Otro estudio que habla sobre la relación del humedad y los dolores articulares es el realizado por el profesor William G.Dixon, director del Centro de Epidemiología contra la Artritis de la Universidad de Manchester. En este estudio se analizaba los datos de 2.658 pacientes con artritis durante un tiempo de 15 meses. Cada individuo registraba diariamente su dolor en su móvil mientras una aplicación registraba el tiempo donde se encontraban. Finalmente, el estudio concluyó que los dolores aumentaban un 20 por ciento en los días de mal tiempo.

Recomendaciones para reducir el dolor durante los meses de frío

Antes de nada, como siempre decimos, lo más importante es seguir las indicaciones de tu médico para paliar los principales síntomas de cualquier enfermedad diagnosticada. Dicho esto, los consejos que vamos a ofreceros a continuación suelen resultar muy útiles para mejorar la calidad de vida de las personas que sufren cualquier tipo de patología reumática y ven incrementada la sensación de dolor durante los meses invernales.  

3 consejos para combatir el dolor causado por el frío y la humedad

1. SESIONES DE MAGNETOTERAPIA

La magnetoterapia es una terapia física basada en la aplicación de campos magnéticos electromagnéticos pulsados (CEMPs). Se ha demostrado que es un recursos seguro y eficaz que reduce los principales síntomas de dolor muscular y óseo.

La magnetoterapia ralentiza la degeneración de huesos y cartílagos, actúa como relajante muscular, baja la inflamación de las zonas afectadas y bioestimular las células, entre otros efectos.

2. HUIR DEL SEDENTARISMO

Es recomendable tener una vida activa, practicar algún deporte que obligue a mover las articulaciones y lubricarlas, con ello conseguirás mantener la movilidad y mejorar el tono muscular.

3. CALOR LOCAL

Al final del día dedica un tiempo a aplicar calor y a masajear las zonas más tensas. Al aplicar calor sobre la zona afectada aumenta el flujo sanguíneo, se relaja la musculatura y produce un efecto analgésico.

4. MENS SANA IN CORPORE SANO

Por último y no por ello menos importante, es recomendable mantener una actitud positiva frente a la adversidad. Además, abrigarse correctamente para no pasar nada de frío y tener una alimentación adecua con productos altos en vitaminas y antioxidantes, van a ser fundamentales para apaciguar la sintomatología de las enfermedades reumáticas agravadas por el frío.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados