Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
¿Te ayudamos? 617417991
Definición de Diatermia

Definición de Diatermia

Etimológicamente diatermia tiene un significado muy claro: a través del calor. La diatermia es una terapia que actúa por medio del calor profundo, un calor controlado y dirigido hacia el territorio que deseamos tratar. Los equipos de diatermia actuales suponen el mayor avance en electroterapia con el que podemos contar los fisioterapeutas en multitud de patologías que se resisten a otros tratamientos convencionales.

Tanto la diatermia capacitiva como la resistiva actúan sobre el cuerpo humano gracias a que la modalidad de alta frecuencia que utilizan es capaz de generar un calentamiento en profundidad sin producir la contracción del tejido muscular que atraviesan. La electroterapia de baja y media frecuencia ve en cierto modo limitada su actuación debido a que con intensidades muy altas llega a producirse una tetanización muscular que dificulta o impide la obtención de los resultados deseados, es por ello que la energía que transmitimos al cuerpo con este tipo de terapias está muy codificada pero no tiene suficiente intensidad como para generar potentes efectos tróficos.

Sin embargo la diatermia nos permite trabajar con intensidades que superan el amperio convirtiéndose por sí misma en una terapia que produce un importante aporte energético capaz de producir cambios debido a que es capaz de lograr que la energía electromagnética se transforme el interior del cuerpo humano en calor, un calor que podemos asociar a un estado de fiebre local controlado, logrado a voluntad, en el territorio que deseamos y mantenido el tiempo suficiente como para obtener los efectos terapéuticos esperados.

Dentro del mundo de las terapias físicas la diatermia supone un avance excepcional ya que podemos aumentar el riego sanguíneo en la zona deseada, debido a que el calentamiento es detectado de inmediato por el sistema neurovegetativo al cual responde aumentando el flujo de sangre para enfriar la zona que estamos tratando. Tanto el aporte extra de oxígeno como la eliminación de desechos y el aporte de sustancias reparadoras, junto al poderoso efecto que tiene el aumento de temperatura en relación a la aceleración de las reacciones químicas, van a lograr un incremento de los procesos de regeneración en los tejidos afectados.

La diatermia aplicada correctamente produce un potente efecto sedante ya que junto a la liberación de endorfinas el aumento de temperatura hace que el tejido nervioso conduzca con mayor dificultad la señal de dolor o incluso llegue a quedar bloqueada,  con lo cual el paciente se ve liberado del insidioso síntoma dolor que tanto le intranquiliza.

Es también una ventaja diferencial de esta técnica el poder delimitar con claridad  el lugar preciso a tratar con intensidad  ya que la corriente circulará por el cuerpo entre el electrodo activo y la placa pasiva. Es cierto que el calor se difundirá a territorios próximos por contacto y convección de forma atenuada, pero ello es en sí mismo una ventaja añadida ya que el efecto analgésico y sedante se extiende ajustado a la periferia de la zona afectada.  

Comparte este post

Aparato de Diatermia Capacitiva y Resistiva recomendado