Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
¿Te ayudamos? 617417991

Electroestimulación del recto abdominal. Colocación de los electrodos

Colocaremos el primer par de electrodos por encima del ombligo y por debajo de las últimas costillas, el segundo par de electrodos o distal por debajo del ombligo a la altura de las crestas iliacas.

Como en todos los casos existen alternativas a la colocación sugerida que cualquiera de nosotros puede utilizar siempre respetando el sentido de las fibras musculares y teniendo en cuenta la fisiología de la musculatura. También podemos incluir un mayor número de electrodos si nuestro equipo incorpora más salidas, lo cual producirá una E.E.N.M. más potente y alcanzará a más tejido muscular.

RECTO ABDOMINAL.

Tiene su origen en los cartílagos de las costillas 5ª y 6ª y 7ª y apófisis xifoides del esternón, se insertan en la cresta y sínfisis púbica.

Su acción principal es la de flexional la columna vertebral, si anclamos el tórax los rectos desplazarán la pelvis hacia este, si fijamos la pelvis el tórax se desplazará hacia ella por acción de los rectos abdominales.

Una debilidad importante de la musculatura abdominal generará una híper lordosis y dificultará los movimientos que requieran de una flexión de la columna vertebral.

El recto abdominal es un músculo que proporciona solidez a la estructura del tronco, por un lado aporta estabilidad y al mismo tiempo es un agente dinámico muy poderoso en la realización de cualquier gesto técnico en que intervengan con potencia los brazos o las piernas.

Si hay que entrenar algún músculo con electroestimulación neuromuscular, ese es el recto anterior, es un colaborador inestimable en todos y cada uno de los movimientos en que participa el tronco, confiriéndole estabilidad y energía que se transmite sinérgicamente a brazos y piernas.

Si no tenemos tiempo para entrenar más que un músculo con electroestimulación empecemos con el recto abdominal.

Comparte este post