Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.


911107844 - 617417991 tienda@efisioterapia.net

La electroestimulación nos permite organizar el entrenamiento de múltiples modos, vamos a exponer algunos de los posibles aunque también caben otras combinaciones. La organización de la preparación física con electroestimulador es imprescindible, no cabe duda de que es inviable obtener resultados trabajando de forma aleatoria, siempre va a ser mejor una programación que tenga en cuenta los factores personales y la propia condición física, el tiempo disponible y los objetivos que la utilización esporádica y al azar de un programa u otro según nos apetezca en ese instante.

Estando los objetivos claros pasaremos a organizar nuestro plan en base a:

1.-Por grupos musculares: agonista-antagonista.

2.-Por grupos musculares: selección de grupos por territorios.

3.-Intensivo sobre un grupo o grupos musculares en los que se trabaja diferentes tipos de fibra muscular sucesivamente. Un día fuerza, otro día velocidad, otro resistencia.

1.-Por grupos musculares: agonista-antagonista.

La electroestimulación muscular nos permite grandes posibilidades de emparejamiento analítico en el entrenamiento del tejido contráctil, podemos trabajar grupos de músculos al mismo tiempo en base a su misma raíz nerviosa, a que formen parte de la misma rama circulatoria, a su proximidad, como vemos las posibilidades son inmensas, sin embargo una de las formas más interesantes y también más usadas son las de combinar al mismo tiempo la electroestimulación de un grupo agonista con su antagonista pongamos por ejemplo la posibilidad de utilizar el electroestimulador al mismo tiempo en bíceps y tríceps.

Esta elección es muy común también en los tratamientos terapéuticos de fisioterapia y permite trabajar en rehabilitación de forma muy intensa un par de grupos musculares con una distribución cómoda y equilibrada de los electrodos realizándose una gimnasia pasiva muy activa en un breve espacio de tiempo. En la preparación física este modo de aplicación es muy enérgico a la vez que efectivo, se perciben en una zona muy concreta y delimitada del cuerpo las descargas y las contracciones, verificaremos que se aprecia en la zona tratada una serie de intensas contracciones y una gran carga de trabajo en un breve espacio de tiempo, es un modo de entrenamiento efectivo y que por tanto conviene incluirlo en nuestras rutinas de preparación física.

Si además tenemos la suerte de contar con un buen equipo de estimulación muscular que nos permite trabajar de forma alterna la musculatura agonista y antagonista veremos que se alternarán de forma rítmica y perfectamente compensadas las contracciones antagónicas de la pareja de músculos seleccionadas, es una forma de trabajo más fisiológica ya que el cuerpo no suele requerir para los movimientos y las acciones de nuestros días un trabajo que contraiga pares de músculos antagónicos, más bien sucede al contrario cuando un músculo se contrae su antagonista se relaja y viceversa, si disponemos de un buen electromusculador sugerimos probar este tipo de entrenamiento agonista antagonista.

2.-Por grupos musculares: selección de grupos por territorios corporales.

Tanto en gimnasia pasiva como en la activa es uno de los métodos más usados, en entrenamiento con pesas es muy común que se dediquen días alternos al entrenamiento con tren superior y tren inferior, en ocasiones suele incluir el trabajo abdominal por ejemplo en entrenamiento con tren superior y la zona baja de la espalda en el entrenamiento con el tren inferior. Ello nos permite trabajar con cargas elevadas y al mismo tiempo deja descansar de forma alterna a los grupos musculares lo cual nos permite la recuperación sin apenas riesgo de lesión.

Es posible también trabajar de una forma más delimitada incluir en el trabajo por grupos tales como a.- abdominales, pectorales y hombro, b.- lumbares, dorsales y trapecio, c.- cuádriceps bíceps femoral y gemelos. Las formas de trabajo son múltiples lo más importante es comprender la necesidad de un plan de entrenamiento, seguirlo y posteriormente ir verificando los resultados, en base a ello realizar las modificaciones oportunas

3.-Intensivo sobre un grupo o grupos musculares en los que se trabaja diferentes tipos de fibra muscular sucesivamente. Un día fuerza, otro día velocidad, otro resistencia.

Los diversos modos de entrenamiento con electroestimulación pueden darnos la apariencia de que es un método más complejo de lo que parece a primera vista, lo que ocurre en realidad es que los diversos modos de utilizar un electroestimulador implican la posibilidad de adaptarse de un modo más concreto a cada tipo de deportista y deporte así como al período de entrenamiento en que nos encontramos.

Realizar sesiones de entrenamiento con EENM por tipo esfuerzo muscular y dentro del programa ajustándose a nuestras conveniencias específicas nos va a permitir realizar un esfuerzo muy intensivo sobre aquel grupo muscular en el que nos interese especialmente desarrollar con la máxima eficacia y velocidad cualidades muy diversas. Podremos trabajar un día resistencia en cuádriceps otro día fuerza y al tercero fuerza velocidad, volviendo a empezar el ciclo después del tercer día, con ello conseguiremos estimular preferentemente cada día un tipo de fibra muscular, al día siguiente otro y lo mismo al tercero, de este modo el cuádriceps mejora su vascularización además del calibre de sus fibras musculares rojas en la próxima sesión se actúa esencialmente sobre las fibras blancas, en síntesis podemos por medio de este sistema de aplicación de la electroestimulación realizar un entrenamiento muy intenso sobre un grupo muscular como el cuádriceps con el mínimo riesgo de lesión debido a que en cada uno de los tres días en que hemos realizado la sesión de entrenamiento ésta se ha efectuado cada una de las sesiones poniendo el acento sobre un tipo de fibra diferente y por lo tanto en cierto modo descargando a las que el día anterior fueron sometidas a una carga elevada.

Eventualmente aún teniendo el cuidado suficiente podemos experimentar en el ejemplo anterior de electroestimulación de un cuádriceps una cierta sobrecarga, es en estos momentos cuando podemos utilizar los diversos programas de descarga masaje o relajación junto a los de drenaje para obtener una recuperación más rápida, con la ventaja añadida de que podemos usarlos prácticamente en cualquier circunstancia casi con la única exclusión de aquellos momentos en que su uso los pueda volver peligrosos: conduciendo o usando maquinaria. Es aconsejable utilizarlos cuando estamos en casa leyendo o viendo la televisión.

Tens y electroestimuladores recomendados