¿Te ayudamos? 961140219
Cuidemonos

Infrarrojos

Lámparas de infrarrojos para fisioterapia

Las lámparas de infrarrojos se emplean en termoterapia, que no es otra cosa que aplicar calor en zonas aquejadas de problemas articulares como puede ser la artrosis.

Infrarrojos para aliviar el dolor

Cuando se sufre de artrosis, artritis o reuma se padece dolor de continuo o solo cuando se producen bajadas de presión atmosférica.

El tratamiento habitual suele ser la analgesia de la mano de antiinflamatorios o antirreumáticos, dependiendo de la dolencia, pero la aplicación de calor seco suele aliviar los síntomas, hasta el punto de que algunos pacientes logran disminuir las dosis o la frecuencia de uso de su tratamiento farmacológico.

Lámparas de infrarrojos para profesionales y para enfermos crónicos

Los fisioterapeutas y todo aquel que trabaje con personas aquejadas de dolores producidos por artrosis, enfermedades reumáticas o lesiones antiguas, incluyendo hernias discales, deberían disponer en su consulta de una lampara de infrarrojos o, al
menos, de su versión compacta.

Cuando un paciente necesita termoterapia con infrarrojos de manera regular, una vez conoce el tiempo de exposición y la potencia a emplear, le suele salir mas rentable comprar alguna pequeña lámpara a desplazarse a diario a la zona de rehabilitación, si no vive cerca.