¿Te ayudamos? 961140219
Magnetoterapia para aliviar el dolor y la inflamación

Magnetoterapia para aliviar el dolor y la inflamación

La magnetoterapia o terapia con campos electromagnéticos pulsados (CEMP) se ha utilizado para tratar muchas, y muy diferentes tipos de enfermedades a lo largo de la historia.

Está comprobado, concretamente, que la magnetoterapia de baja frecuencia y alta intensidad responde especialmente bien a las enfermedades que afectan a músculos y huesos.

Uno de los principales beneficios de este tratamiento es su efecto analgésico, reduciendo considerablemente el dolor de las personas, favoreciendo su recuperación y mejorando su calidad de vida.

Esto último se consigue gracias a que los CEMP son capaces de regular los procesos que implican inflamación y/o enfermedades autoinmunes como la artritis o la artrosis.

Además, los campos electromagnéticos pulsados también tienen la capacidad de actuar sobre otras acciones biológicas como la regeneración de tejidos.

En el artículo de hoy, vamos a tratar de explicar de una forma muy sencilla qué es una inflamación, por qué se produce y cuál es el efecto de la magnetoterapia sobre los procesos inflamatorios.

Inflamación qué es y por qué se produce

La inflamación es el resultado de una serie de procesos fisiológicos que provoca nuestro organismo para reparar el daño celular que tiene lugar en los tejidos, recuperando su funcionamiento normal.  

Dicho de otra forma más sencilla: la inflamación es básicamente una respuesta de tu propio cuerpo para curarse así mismo de una lesión.

Los principales síntomas y características de un proceso inflamatorio son:  

  • Enrojecimiento generado por un aumento del flujo sanguíneo.
  • Calor en la zona afectada.
  • Hinchazón debida a un edema.
  • Dolor causado por la producción de prostaglandinas proinflamatorias.

Inflamación aguada VS Inflamación crónica

Como acabamos de ver, la inflamación es un proceso bueno para nuestro organismo.

Es beneficioso porque gracias a él podremos recuperarnos. Sin embargo, puede llegar a ser un proceso doloroso durante la fase inicial, y en algunos casos, no excesivamente frecuente, esa fase puede alargarse en el tiempo y derivar en una inflamación crónica.

La inflamación crónica se asocia con el mal funcionamiento del sistema inmunológico. En ese sentido este proceso fisiológico suele aparecer en enfermedades como la tendinitis, la artrosis, o la osteoporosis.

Efectos de la magnetoterapia sobre la inflamación

La magnetoterapia es un tratamiento que actúa directamente en el origen de la enfermedad.  

Puede actuar como un tratamiento antiinflamatorio independiente o como tratamiento combinado con otras terapias físicas, manuales o medicamentosas.  

En general, los campos electromagnéticos pulsados son un tratamiento perfecto para las condiciones de inflamación y dolor agudas y crónicas debido a la forma en que interactúa con nuestra biología a nivel celular.

Al corregir los desequilibrios fisiológicos, el dolor se reduce a corto plazo, mientras que se optimiza la curación y la recuperación a largo plazo.

Algunas enfermedades que pueden verse beneficiadas por la magnetoterapia son: cicatrización de heridas, enfermedades reumáticas, dolor crónico, dolor de espalda, lumbalgias, dorsalgias, tendinitis, fracturas de huesos, neuropatías, etc.  Si quieres conocer las aplicaciones más frecuentes de la magnetoterapia de baja frecuencia y alta intensidad pincha en este link.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados