¿Te ayudamos? 961140219
¿Puedes utilizar la magnetoterapia en artrosis de rodilla?

¿Puedes utilizar la magnetoterapia en artrosis de rodilla?

Es bastante común recomendar la magnetoterapia en artrosis de rodilla. La artrosis de rodilla es una degeneración que se produce con cierta frecuencia conforme vamos cumpliendo años.

Además, la falta de ejercicio, la obesidad y las malas posturas pueden desencadenarla.

Si la sufres, vas a notar que la zona te duele y está inflamada. Por este motivo, uno de los tratamientos que más te van a ayudar en la artrosis de rodilla es la magnetoterapia.

¿Para qué sirve la magnetoterapia en la rodilla?

Muchas personas deciden contar en casa con máquinas de magnetoterapia:

  • Por el efecto analgésico.

Los campos magnéticos que se generan con este tratamiento tienen un efecto analgésico, por lo que tu dolor de rodilla se reduce de manera considerable al utilizarlo.

  • Por el efecto antiinflamatorio.

Puedes utilizar la magnetoterapia también para el edema de rodilla, que es uno de los síntomas de la artrosis. Su efecto antiinflamatorio te permite recuperar la movilidad porque disminuye la hinchazón de la zona lesionada.

  • Por el efecto regenerador del tejido óseo.

La magnetoterapia tiene capacidad para regenerar tejido óseo. Por tanto, utilizar la magnetoterapia para la rodilla minimiza los efectos de la artrosis y desacelera su progresión.

La magnetoterapia también es eficaz si tienes artrosis en otras articulaciones o si el dolor de rodilla que sufres se debe a otros problemas de huesos, tendones o ligamentos.

¿Te estás planteando el uso de la magnetoterapia en prótesis de rodilla? Este caso puede ser un poco más delicado, porque hablamos de algo externo que se ha colocado en la articulación.

Aun así, las prótesis están fabricadas con materiales no imantados y que no se calientan. Si sigues las instrucciones del fabricante de tu equipo, puedes usarlo con tranquilidad.

Y, en caso de duda, aquí estamos.

¿Cómo puedes realizar el tratamiento de magnetoterapia para la rodilla?

Los equipos domésticos de magnetoterapia para la rehabilitación de rodilla están diseñados para que los utilices de una forma sencilla, eficaz y en la comodidad de tu casa.

Tan solo coloca los solenoides tal y como se especifica en las indicaciones. Luego, desde el panel central, con ayuda de las flechas, selecciona el programa de artrosis y ponlo en funcionamiento.

En este punto es posible que pienses que no pasa nada, pero sí pasa, aunque no lo notes.

Si te fijas en el panel central, podrás ver cómo el equipo está en marcha. Así que no te preocupes, puedes aprovechar este momento para leer, ver una película o, simplemente, relajarte.

Para apreciar su eficacia necesitarás como mínimo unas 10 o 15 sesiones. Intenta utilizar el aparato, como mínimo, entre 3 y 5 veces semanales, aunque si puedes hacerlo a diario, aún mejor.

Solo debes tener la precaución de que transcurran más de 20 horas entre una sesión y otra.

Al realizar un tratamiento de magnetoterapia para la rodilla con uno de los equipos de nuestro catálogo de productos de magnetoterapia, no debes preocuparte por la duración de los programas. Están diseñados para que solo tengas que apretar el botón y comenzar tu sesión.

Aun así, recuerda que esta terapia debe combinarse con ejercicios activos que favorezcan el fortalecimiento de la musculatura. Además, una dieta saludable te ayudará a prevenir el sobrepeso, que puede empeorar los síntomas de la artrosis.

Si tienes artrosis en la rodilla: magnetoterapia

Aunque la magnetoterapia no va a curar tu artrosis de rodilla, sí combate sus síntomas. Gracias a sus efectos antiinflamatorios y analgésicos el dolor disminuye de manera considerable.

Además, estos equipos tienen otras aplicaciones que te pueden resultar de utilidad. Si todavía te queda algún tipo de duda, puedes contactar con nuestro equipo comercial.

Estamos a tu lado.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados