Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
¿Te ayudamos? 617417991
Osteoporosis: Causas y tratamiento

Osteoporosis: Causas y tratamiento

En nuestro artículo de hoy vamos a hablar sobre una enfermedad bastante común que afecta a los huesos: la osteoporosis. De hecho, es tan común que es la enfermedad ósea más frecuente.

El resultado en cifras de esta enfermedad es impactante. Se estima que cada  año se producen 1,3 millones de fracturas en el mundo provocadas por la osteoporosis. Solo en España, 25.000

Y otro dato importante a tener en cuenta: más del 50% de las personas con edad superior a 50 años tiene un gran riesgo de padecer osteoporosis especialmente las mujeres.

Tanto es así que se estima que 1 de cada  3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura en su vida como consecuencia directa de la osteoporosis.

Pero antes de alarmarnos más de la cuenta, vamos a ver qué es exactamente la osteoporosis, cuáles son sus causas, síntomas y posible tratamiento.

Qué es la osteoporosis

La osteoporosis, que literalmente significa hueso poroso, es una enfermedad esquelética progresiva que tiene lugar cuando se produce una de una disminución de la densidad de la masa ósea. Esto provoca que los huesos sean más porosos y, por lo tanto, se vuelvan más frágiles.

Como consecuencia de la osteoporosis los huesos tienen menos resistencia a los golpes y hay una mayor probabilidad de sufrir fracturas o fisuras. Normalmente, la cadera, las muñecas y la columna son las zonas más afectadas, pero no quiere decir que no afecte a otras partes del cuerpo.

Causas de la osteoporosis

Afortunadamente, la osteoporosis es una enfermedad de la que se saben muchas cosas, entre ellas cuáles son sus principales causas. Esto puede ayudar de cara a la prevención, así como al diagnóstico y al tratamiento.

Algunas de las causas que provocan esta enfermedad son:

1.- Los años. En realidad, más que los años el envejecimiento. Al hacernos mayores, disminuye la cantidad de hueso y por tanto, cualquier persona es susceptible de padecer esta dolencia.

2.- La falta de calcio. Una dieta pobre en calcio puede desencadenar la aparición de la osteoporosis, ya que el calcio es fundamental para la formación de los huesos. El calcio se encuentra en los lácteos (leche, yogures, quesos) y también en los pescados azules, entre otros alimentos.

3.- Mujer y menopausia. Como ya avanzábamos al comienzo del blog, las mujeres tienen más tendencia a padecer esta enfermedad. Se calcula que en España aproximadamente 2 millones de mujeres la sufren.

Según diferentes estudios entre un 20% y un 25% padecerán osteoporosis pasada la menopausia, ya que con esta se acelera la pérdida de hueso.  Por lo tanto, el resigo aumenta aún más si la menopausia tiene lugar a una edad temprana.

4.- La falta de actividad. Una inmovilización prolongada ya sea por sedentarismo o enfermedad está relacionado con la aparición de la osteoporosis, ya que el ejercicio físico constituye un estímulo para la formación de los huesos.

5.- Los “vicios”: En general, café, tabaco y alcohol no son buenos consejeros. En este caso, ha quedado demostrado la aparición de la osteoporosis en mayor frecuencia en personas que habitualmente consumen estos tres “vicios”.

Síntomas y tratamiento de la osteoporosis.

Casi se podría decir que el principal síntoma de la osteoporosis es la rotura del hueso. Es decir, las fracturas.

Es una enfermedad silenciosa que en la mayoría de los casos no muestra sus síntomas hasta que la pérdida de hueso es tan grande que se manifiesta en forma de fractura.

Por suerte, y aunque sea una enfermedad que actúa con sigilo los especialistas, en este caso, los reumatólogos, disponen hoy en día con herramientas para un diagnóstico precoz que permita frenar el avance progresivo de la enfermedad y adaptar los diferentes tratamientos.

Magnetoterapia para el tratamiento de la osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad progresiva. No tiene cura definitiva pero sí tratamientos que ayudan a combatirla y a frenar su avance.

Por lo general, y teniendo en cuenta que la principal consecuencia de la osteoporosis son las fracturas, los tratamientos médicos se encaminan a evitarlas.

A modo general, los médicos recomiendan mantener hábitos de vida saludable, es decir, llevar una dieta equilibrada rica en calcio, no fumar, no beber excesivo alcohol y tomar café de forma moderada. Además, también aconsejan la práctica de ejercicio físico diario.

Además de esto, existen tratamientos alternativos como la magnetoterapia, que es una terapia basada en la aplicación de campos magnéticos. Es indolora y hasta hace poco, se aplicaba solo en los centros de fisioterapia, pero que ahora mismo, y gracias a los aparatos de magnetoterapia domiciliaria, es posible, aplicarla en casa.

La magnetoterapia es un gran aliado en pacientes con osteoporosis porque ayuda a la recuperación ósea y además, tiene un potente efecto antiinflamantorio y analgésico.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados