Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.


Comercial y postventa 911107844 - 617417991 tienda@efisioterapia.net
Asesor Fisioterapeuta 687819764 paco@efisioterapia.net
Ordenar por:
Magnetoterapia Mag 700
329.00 € 255.00 €
Magnetoterapia Mag 2000
429.00 € 309.95 €

Los aparatos de campos magnéticos de baja frecuencia incorporan en el punto de aplicación un conjunto de solenoides, bobinas envueltas en hilo de cobre, que serán los encargados de producir el efecto deseado sobre el tejido a tratar. Variando la frecuencia e intensidad del campo magnético modificaremos la cantidad de energía y el modo en que se aplica de cara a obtener los resultados deseados.

No es una tecnología compleja, en esencia los solenoides son un tipo de electro imán que responde al paso de la corriente eléctrica, el tipo de campo inducido depende del tipo de señal eléctrica que el generador produce y de su intensidad, de una forma sencilla podemos comprobar que esto es así ya que aproximando un imán al solenoide en funcionamiento podremos verificar que se produce una vibración, el electroimán genera un impulso capaz de desplazar un pequeño imán. Esto nos sirve de ejemplo para comprender que es lo mismo que va a ocurrir con las sustancias ionizadas que se encuentran el interior de nuestro organismo, se va a producir un movimiento con una frecuencia e intensidad que dependerán de la programación del equipo de Magnetoterapia.

La magnetoterapia es una terapia física muy potente que ha tenido un desarrollo enorme los últimos años, ello se debe a múltiples factores entre los que cabe destacar: un aumento de la calidad técnica de los equipos, una tendencia a la disminución sostenida del precio de los mismos, un mayor conocimiento por parte de los pacientes de los grandes beneficios y el escaso riesgo de la terapia de campos magnéticos de baja frecuencia, no producen molestias en su aplicación, la existencia de equipos domiciliarios con registro sanitario lo cual facilita los tratamientos en el propio domicilio del paciente con el debido asesoramiento sanitario, lo cual evita desplazamientos y facilita las sesiones diarias de rehabilitación.

Con la revolución de los microprocesadores, por su precio en continuo declive, los equipos de magnetoterapia se han vuelto accesibles al público general, su uso es tan sencillo como seleccionar la patología que queremos tratar y siguiendo las instrucciones que aparecen en el manual, se aplican los solenoides sobre la zona del cuerpo afectada y se deja actuar el tiempo programado. En el pasado los equipos de magnetoterapia tenían un coste imposible de sufragar por una economía doméstica, incorporaban un gran solenoide sobre una camilla y había que introducirse en su interior para recibir el tratamiento. En la actualidad siguen existiendo estos equipos que funcionan perfectamente aunque por la facilidad de uso podemos afirmar que la mayor parte de tratamientos se ha decantado completamente por los equipos portátiles.