Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.


911107844 - 617417991 tienda@efisioterapia.net

La Magnetoterapia se utiliza en fisioterapia desde hace décadas como una terapia física de uso imprescindible en la rehabilitación de patologías como la artrosis, la osteoporosis, todo tipo de fracturas, síndrome del túnel carpiano, esguinces y lesiones tendinosas. De la Magnetoterapia forman parte tanto las técnicas con imanes como los campos magnéticos de alta y baja frecuencia, por su gran eficacia y probada utilidad los equipos de baja frecuencia y alta potencia en Gauss son los más utilizados como terapia física. Los beneficios de la Magnetoterapia son innumerables y sus contraindicaciones muy escasas, por ello es una técnica de elección en tan gran número de patologías y especialmente en personas que son refractarias a otros tratamientos y que requieren una atención especial y segura.

Podemos definir la Magnetoterapia como una terapia física que consiste esencialmente en la utilización de campos magnéticos de frecuencia fija o variable, aunque vamos a tratar en este trabajo en exclusiva sobre los equipos de Magnetoterapia que trabajan con frecuencias variables, dejamos aparcado el uso de imanes para un trabajo posterior. Los equipos actuales generan estos cambios de frecuencia magnética por medio de unos solenoides que son en esencia unas bobinas en torno a las cuales se ha arrollado un hilo de cobre, por medio de un procesador que controla el funcionamiento del equipo es posible obtener el tipo de impulso magnético deseado, dependiendo del tipo de equipo y de su calidad podrá entregar más o menos potencia en Gauss e incorporará una variedad de programas destinados al tratamiento de patologías concretas.

La intensidad del campo magnético se miden Teslas, aunque al ser ésta una unidad muy grande se utiliza de forma más común el Gauss, un Tesla equivale a 10.000 Gauss, un Gauss viene a ser aproximadamente el doble de la potencia del campo magnético terrestre. La unidad Tesla se denomina así en honor a Nicola Tesla, científico prodigioso gracias al cual disponemos hoy en día nuestros hogares de corriente alterna, de la radio y de otras múltiples invenciones que nos hacen la vida mucho más agradable.

Podemos definir la Magnetoterapia como el uso de los campos magnéticos para el tratamiento de patologías que requieran una potente estimulación del metabolismo, las diversas frecuencias de los campos inducidos por los equipos actuales permiten activar la circulación, disminuir el dolor y acelerar la acción de los osteoblastos y con ello la regeneración de tejido óseo.

Esta terapia física utiliza potencias del campo magnético terrestre, en que todos estamos inmersos, para potenciar la rehabilitación de tejidos y órganos enfermos, es una de las pocas terapias que resulta eficaz en la profundidad del cuerpo humano ya que precisamente el magnetismo tiene esa capacidad, actúa a distancia y provoca efectos locales en tejidos a los que no se puede acceder de otro modo si no es de forma más agresiva.

La utilización de la Magnetoterapia desde tiempos pretéritos ha sido documentada y confirmada en lugares tan remotos como la China o Egipto, aunque básicamente en relación a la utilización de imanes, también se recurría a algunos modos primitivos de uso de la corriente eléctrica con peces capaces de producir descargas o usando el ámbar tras frotarlo para que se cargara eléctricamente. Conforme el paso de los siglos avanza grandes investigadores se dedican al estudio del electromagnetismo y es gracias a genios como Faraday y Gauss que hoy podemos disfrutar de equipos adaptados a nuestra necesidad, potentes y eficaces para el tratamiento de una gran cantidad de patologías, con un mínimo riesgo y a precios asequibles.

Cada vez más lo Médicos y Fisioterapeutas recomiendan el uso de los campos magnéticos, conforme aumenta el conocimiento y la comprensión de los factores electro magnéticos que actúan sobre el cuerpo humano, se experimenta con nuevas aplicaciones de modo que con el paso del tiempo la magnetoterapia ha pasado de estar restringidaa puro tratamiento exclusivo de osteoporosis y fracturas a considerarse un remedio eficaz en múltiples patologías:

Conjunto óseo muscular:

  • Fracturas
  • Artrosis.
  • Osteoporosis.
  • Gota.
  • Bursitis.
  • Calambres.
  • Dorsalgias.
  • Lumbalgias.
  • Cervicalgias.
  • Calambres musculares.
  • Esguinces.
  • Tendinitis.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Etc.

Sistema nervioso:

  • Neuralgias.
  • Herpes zoster.
  • Insomnio.
  • Parálisis facial.
  • Cefálea.
  • Etc.

Aparato respiratorio:

  • Asma
  • Bronquitis crónica.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Etc.

Aparato Circulatorio:

  • Pie diabético.
  • Varices.
Úlceras varicosas

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

He leido y acepto la política de privacidad.

Aparatos de Magnetoterapia recomendados