¿Cómo es el tratamiento de magnetoterapia en edema óseo?

La magnetoterapia es una de las mejores técnicas para tratar problemas como el edema óseo. Te contamos cómo aplicarla correctamente.

¿Cómo es el tratamiento de magnetoterapia en edema óseo?
0 2636
0/5

¿Magnetoterapia en caso de edema óseo? Sí. Es una de las mejores terapias que se pueden utilizar para esa patología. Si practicas deporte intenso, puede que te suene.

Los problemas de huesos requieren de una tecnología que pueda atravesar el resto de tejidos, sin dañarlos, y llegar hasta el tejido óseo. Por eso la magnetoterapia se vuelve un gran aliado en estos casos.

Descubre aquí todo lo que necesitas saber para una aplicación efectiva.

Empecemos por el principio: ¿sabes lo que es un edema óseo?

Un edema óseo se produce por la acumulación de líquido en el interior del hueso tras una sobrecarga o un sobreesfuerzo, por lo que suele verse en deportistas. Es algo que no se ve a simple vista, pero el síntoma que vas a poder notar es un dolor localizado en el área afectada que se produce por el aumento de la presión.

Este dolor se agudiza y se vuelve más intenso cuando realizas ejercicio físico. Por lo tanto, lo normal es que cuanto más intensa sea tu actividad, más dolor sientas.

Además, si el edema empeora, notarás que el dolor aparece cada vez antes.

¿Cuántas sesiones de magnetoterapia necesito para un edema óseo?

Es difícil determinar las sesiones de magnetoterapia que necesita una persona para un edema óseo. Esto es, principalmente, porque influye mucho la gravedad o el origen de la lesión. Además, la capacidad de recuperación de cada organismo es única y no puede compararse con otras.

Lo que sí podemos decirte es que la combinación de edema óseo y magnetoterapia va a reducir tu tiempo de recuperación de manera significativa. La razón la encontramos en los efectos antiinflamatorios y drenantes de esta terapia.

Por eso, los equipos de magnetoterapia portátiles son muy interesantes para tener en tu domicilio un tratamiento eficaz. Lo ideal es que los utilices a diario hasta que el dolor y el edema desaparezcan y puedas volver a hacer deporte.

Como media, podemos decir que el tratamiento con estos equipos permite reducir el plazo de recuperación a unos 3 meses aproximadamente.

Magnetoterapia en un edema óseo, ¿qué frecuencia necesitas?

  • Para aprovechar al máximo el poder antiinflamatorio y regenerante de la magnetoterapia, debe aplicarse un par de horas diarias durante 15 días, como mínimo, de forma ininterrumpida.
  • Ten en cuenta que no podrás comenzar una nueva sesión hasta que no hayan transcurrido entre 20 y 24 horas de la anterior. También, que es importante abarcar toda el área de la lesión con los solenoides para conseguir una buena recuperación.

El tratamiento de un edema óseo con magnetoterapia necesita una exposición prolongada. De hecho, en algunos casos se puede incluso utilizar durante la noche con un límite de 6 horas.

Sí, puede parecer bastante, pero cualquier tratamiento en los huesos exige paciencia.

  • Con la venta de equipos de magnetoterapia portátiles es más fácil. Primero, porque se pueden usar en casa, mucho más cómodo. Y, segundo, porque incluyen un manual que te indicará la frecuencia de uso de la magnetoterapia para un edema óseo.

Es decir, un profesional (fisioterapeuta, traumatólogo…) siempre podrá dar recomendaciones precisas para casos concretos, pero los aparatos de magnetoterapia doméstica están pensados para aportar autonomía.

Programa de magnetoterapia para edema óseo

Utilizar un programa de magnetoterapia para edema óseo tiene múltiples beneficios.

  • Aumenta la presión de oxígeno en los tejidos

La magnetoterapia hace que tu cuerpo esté más oxigenado y eso aumenta su capacidad de regeneración.

  • Produce vasodilatación

Ayuda a que la oxigenación impacte sobre la zona afectada y tiene un efecto antiinflamatorio. Además, facilita la evacuación del exceso de líquido en los huesos, por tanto, se reduce la presión.

  • Estimula la formación de colágeno para reforzar los huesos

El colágeno es una proteína muy abundante en el organismo y una de las que te ayuda a tener unos huesos saludables y fuertes. Si se estimula su formación, mejorará la calidad de tu tejido óseo.

  • Favorece la relajación muscular

Gracias a ello, se disminuye la presión en el hueso inflamado.

Lo habitual es que ni siquiera necesites conocer los parámetros de la magnetoterapia para un edema óseo. A pesar de que hay distintas marcas de magnetoterapia, los equipos cuentan con un programa específico para tratar esta dolencia.

Aun así, la magnetoterapia de baja frecuencia (hasta 100 Hz) y una intensidad en Gauss a partir de 150 por canal es la mejor forma de tratar este problema por diferentes motivos.

En un edema óseo la magnetoterapia es efectiva aunque la lesión sea antigua. Solo recuerda que el tiempo de recuperación dependerá de la gravedad, la inflamación, el dolor y la resistencia dentro del hueso.

Magnetoterapia en edemas óseos habituales

Aplicar tratamientos de magnetoterapia para edema óseo de rodilla o de tobillo con un equipo portátil como los de I-Tech es muy sencillo. Tan solo rodea la zona afectada con los solenoides o aplicadores más apropiados y escoge el programa específico para esta lesión.

¡Feliz recuperación!

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Abel ha conseguido dos retos: Uno, mantener a Efisioterapia como referente en el sector durante 20 años, escribiendo y revisando cientos de artículos de alta calidad sobre salud y fisioterapia, suyos y de otros especialistas. Dos, compaginarlo durante varios años mientras ejercía de fisioterapeuta en su propia clínica, hospitales y clubs deportivos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad