Guía de electroestimulación muscular: beneficios, contraindicaciones y resultados

¿Te has preguntado cómo puede mejorar la electroestimulación muscular tu  rendimiento en el deporte y aliviar dolores en la fisioterapia? Descubre en esta completa guía cómo esta tecnología no solo potencia los músculos y reduce el  dolor, sino también favorece la circulación y combate la flacidez. 

Guía de electroestimulación muscular: beneficios, contraindicaciones y resultados
0 121798
0/5
22/01/2010 | Actualizado: 03/10/2023 22/01/2010
  1. Lo primero: ¿para qué sirve la electroestimulación muscular en la fisioterapia y en el deporte?
    1. Beneficios de la electroestimulación muscular
    2. ¿Y qué resultados puedes esperar de la electroestimulación muscular?
    3. Electroestimulación deportiva: mejorando el rendimiento en el entrenamiento
    4. Aplicaciones de la electroestimulación muscular
  2. Contraindicaciones y efectos secundarios de la electroestimulación muscular
    1. ¿Qué personas no pueden utilizar la electroestimulación?
    2. Ventajas y desventajas de la electroestimulación muscular
  3. ¿Cómo funciona la electroestimulación muscular con un electroestimulador?
    1. Origen y evolución de la electroestimulación muscular
    2. Tipos de frecuencia en la electroestimulación muscular y sus efectos
      1. 1. Entre 2 y 4 Hz
      2. 2. Entre 4 y 8 Hz
      3. 3. Entre 8 y 12 Hz
      4. 4. Entre 12 y 40 Hz
      5. 5. Entre 40 y 60 Hz
      6. 6. Entre 60 y 80 Hz
      7. 7. Entre 80 y 120 Hz
    3. ¿Por qué es importante la intensidad en la electroestimulación muscular?
    4. Reclutamiento muscular: una clave para entender el entrenamiento con electroestimulación

¿Sabes que puedes obtener diferentes resultados según la frecuencia que uses en el electroestimulador muscular?

Dependiendo de si quieres trabajar la resistencia aeróbica o la fuerza, tendrás que ajustar la frecuencia de la electroestimulación. Y esto será clave para obtener un tipo de resultados concretos u otros.

Sigue con nosotros en este artículo y te contaremos cuáles son los beneficios de la electroestimulación muscular y para qué sirve.

Lo primero: ¿para qué sirve la electroestimulación muscular en la fisioterapia y en el deporte?

En ambos casos se persigue una contracción muscular, pero hay algunas diferencias que debes tener en cuenta.

El electroestimulador muscular en fisioterapia es un dispositivo que se utiliza para:

  • Potenciar los músculos.
  • Reducir el dolor.
  • Mejorar la circulación.
  • Aumentar la fuerza muscular.

De igual modo, la electroestimulación deportiva tiene una serie de aplicaciones principales:

  • Relajación muscular.
  • Entrenamiento deportivo.
  • Mantener la condición física cuando el deportista no puede realizar su rutina de ejercicios habitual.
  • Mejorar la resistencia.

Beneficios de la electroestimulación muscular

Entre los principales beneficios derivados del uso de la electroestimulación muscular, destacamos los siguientes:

  • Mayor activación muscular y contracción de las fibras.
  • Como este ejercicio es pasivo (aunque también puede ser activo) y no produce cansancio, los usuarios aguantan bien toda la sesión.
  • Se mejoran tanto la resistencia como la fuerza.
  • La electroestimulación mejora la capilarización, elevando la circulación sanguínea y el riego linfático.
  • Como consecuencia de la estimulación del sistema linfático, se promueve la eliminación de sustancias tóxicas.
  • Puede convertirse en una pieza clave para facilitar la recuperación tras una sesión de entrenamiento.
  • Se utiliza para mejorar ciertas lesiones.

¿Y qué resultados puedes esperar de la electroestimulación muscular?

Los resultados que puedes obtener tras el uso de la electroestimulación muscular dependerán del programa escogido y la frecuencia de uso.

Pero, por regla general, los dispositivos de este tipo te ofrecen lo siguiente:

  • Acción descontracturante.
  • Reducción del dolor.
  • Aumento del tono muscular.
  • Mejor resistencia a la fatiga.
  • Mayor fuerza explosiva.
  • Más fuerza y resistencia localizadas.
  • Incremento del flujo sanguíneo.

Seguir unas pautas de frecuencia es fundamental. En este vídeo te damos más detalles:

Electroestimulación deportiva: mejorando el rendimiento en el entrenamiento

La electroestimulación deportiva se ha convertido en un método de trabajo que cada vez gana mayor popularidad. Los suaves impulsos eléctricos que producen los dispositivos provocan una reacción muscular similar al esfuerzo que los deportistas realizan en sus entrenamientos y competiciones.

Estos aparatos tienen la capacidad de activar muchas más fibras de un mismo grupo muscular, lo que propicia resultados más concretos. Por ello, se utiliza como un complemento adicional, ya que te permite mejorar tu rendimiento.

Tanto es así, que numerosos deportistas y atletas profesionales recurren a la electroestimulación muscular para aprovechar al máximo sus entrenamientos.

En cada deporte se debe trabajar un grupo muscular concreto. Como ejemplos, podemos mencionar las piernas en los futbolistas, la espalda en los nadadores o el abdomen en los saltadores. Además, su uso contribuye a prevenir lesiones, aumentar el desarrollo de los músculos y recuperar el cuerpo.

Electroestimulación deportiva

Aplicaciones de la electroestimulación muscular

La electroestimulación de los músculos no tiene un solo objetivo o una única aplicación. En realidad, este sistema ofrece un amplio abanico de funciones, pero su efecto se verá condicionado según el equipo que utilices.

Así, algunas de las aplicaciones más populares de estos dispositivos son:

  • Rehabilitación física
    En el caso de su uso en las sesiones de fisioterapia, este aparato es muy interesante porque actúa mejorando la funcionalidad general.
    Pero, a nivel más concreto, hablamos de la mejora de la fuerza isocinética e isométrica, que reduce los dolores de espalda y que ayuda a minimizar la incontinencia urinaria.

  • Pérdida de peso
    La electroestimulación muscular mejora la forma física y combate la falta de ejercicio. Facilita la pérdida de volumen o el adelgazamiento en zonas concretas, ya que puede reducir la presencia de celulitis en piernas, glúteos y abdomen.

  • Efecto cosmético
    Relacionado con la pérdida de peso, hay que decir que la electroestimulación muscular disminuye la flacidez y mejora la circulación. Esto favorece la oxigenación de los tejidos.
    Además, tonifica la musculatura, consiguiendo un cuerpo más firme y definido.

Abel

Productos recomendados por nuestro fisio

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Contraindicaciones y efectos secundarios de la electroestimulación muscular

En la actualidad no se han registrado significativos efectos secundarios por el uso de la electroestimulación muscular.

Sin embargo, en raras ocasiones puede producirse un daño en la musculatura a consecuencia de un uso excesivo o incorrecto (por ejemplo, con una intensidad demasiado elevada).

Por otro lado, las personas que lo utilizan en las horas nocturnas pueden tener pérdida de sueño.

¿Qué personas no pueden utilizar la electroestimulación?

La electroestimulación muscular tiene ciertas contraindicaciones:

  • No se puede aplicar en el abdomen de mujeres embarazadas.
  • No está recomendado en personas con marcapasos.
  • No se debe utilizar si tienes epilepsia.
  • Se desaconseja su uso en caso de quemaduras o piel irritada.

Asimismo, otra de las cosas a tener en cuenta es que, si no se utiliza de manera adecuada, puedes atrofiar o dañar las fibras musculares. Por eso, recomendamos seguir siempre las instrucciones de los fabricantes si no se disponen de conocimientos específicos sobre aparatología médica.

Ventajas y desventajas de la electroestimulación muscular

Una vez que conoces los beneficios de la electroestimulación muscular, también queremos hablarte de sus ventajas, que están muy relacionadas con ellos:

  • Es un equipo muy cómodo y sencillo de utilizar.
  • Lo puedes utilizar para tratar algunas patologías musculares o rehabilitación.
  • Potencia los músculos.
  • Previene y combate la atrofia muscular.
  • Aumenta la fuerza, mejorando la estabilidad articular.
  • Puede utilizarse para paliar el dolor.
  • Mejora el tratamiento de contracturas musculares.
  • Te permite entrenar los músculos de una manera efectiva y profunda sin causar fatiga o cansancio en el sistema nervioso.

Ventajas de la electroestimulación muscular

Por otro lado, en cuanto a las desventajas de su uso, podemos mencionar las siguientes:

  • Con este entrenamiento no puedes trabajar ni el control ni la coordinación muscular.
  • No obtendrás el mismo volumen muscular que con un entrenamiento voluntario.
  • No debes realizar excesos, sino que hay que trabajar tal y como indican los procesionales.
  • Para utilizar correctamente, debes conocer de qué modo se utiliza y cómo colocar los electrodos, ya que en cada fase de entrenamiento los resultados serán distintos.
  • Aunque hemos hablado de que no debe emplearse un electroestimulador muscular en el abdomen de mujeres embarazadas, sí puede utilizarse en otras partes de su cuerpo.

¿Cómo funciona la electroestimulación muscular con un electroestimulador?

Si te preguntas si funciona la electroestimulación muscular, debes saber que sí. Te ayudará a aumentar de forma visible, rápida y efectiva tu masa muscular, lo cual puedes necesitar por cuestiones terapéuticas, deportivas o, simplemente, estéticas.

Pero ¿cómo lo hace?

Un equipo de electroestimulación muscular ejercita los músculos mediante impulsos eléctricos locales, a través de los electrodos colocados en el cuerpo. De hecho, los impulsos que emite el dispositivo son similares al potencial de acción del sistema nervioso central, por lo que genera una contracción muscular natural.

Este método de entrenamiento con electroestimulación muscular alcanza las capas musculares profundas, las cuales son muy difíciles de activar mediante un entrenamiento convencional.

El uso del electroestimulador muscular en fisioterapia o en centros de rehabilitación es habitual. Asimismo, cada vez es más recomendado en el ámbito de los entrenamientos deportivos.

Si padeces dolores musculares, tienes una lesión o estás en fase de rehabilitación, te permite obtener resultados rápidos. Y es que la electroestimulación deportiva supone una revolución frente al entrenamiento estándar.

Por ejemplo, los corredores entrenan con una gran carga de trabajo enfocados en la resistencia aeróbica, aunque en el período más específico dedican algo de tiempo al trabajo de fuerza para mejorar sus marcas.

Y esto mismo es lo que sucede si apuestas por la tecnología para tu preparación física, ya que se puede adaptar a cualquier deporte o competición.

Con un electroestimulador muscular podrás utilizar diferentes frecuencias que produzcan el estímulo adecuado. Cada una de ellas tendrá efectos diferentes y el cuerpo se adaptará a nivel fisiológico como en un entrenamiento clásico.

Origen y evolución de la electroestimulación muscular

La electroestimulación muscular es una tecnología confiable de la que hay indicios de uso ya en la antigüedad. Obviamente, no con aparatos como los de ahora.

La historia de la electroestimulación muscular moderna comienza con los descubrimientos de la energía eléctrica en el siglo XVIII por Luigi Galvani y Volta y su presencia en los seres vivos para la contracción.

Sus avances permitieron utilizar la electroestimulación como una buena y eficaz alternativa terapéutica.

Luego, en el siglo XX, se popularizaron las corrientes rusas en deportistas soviéticos. Hoy, la electroestimulación se aplica de manera más segura y eficaz en terapia y deportes, con avances tecnológicos que incluyen nuevas modalidades de corrientes y equipos portátiles más pequeños.

Es más, en la actualidad, esta terapia se utiliza para aliviar el dolor en personas con enfermedades como la fibromialgia o la artritis reumatoide. De igual manera, quienes practican deporte se valen de ella para tonificar y fortalecer el cuerpo.

Evolución de la electroestimulación muscular

Tipos de frecuencia en la electroestimulación muscular y sus efectos

El tipo de frecuencia que seleccionemos es la clave para indicarle a nuestro cuerpo qué tipo de fibra activar. Para ello, debes tener en cuenta la fase de entrenamiento en que te encuentras.

Así, una frecuencia alta con una amplitud adecuada te permitirá desarrollar fuerza y resistencia anaeróbica. Por su parte, las bajas frecuencias te permitirán mejorar tu resistencia aeróbica o relajar la musculatura.

Veamos, a continuación, cuáles son los tipos de frecuencias y sus efectos.

1. Entre 2 y 4 Hz

Obtendrás un efecto relajante del músculo o grupo muscular en el que trabajes. Aunque hayas sobrecargado la zona y exista dolor, podrás apreciar cómo cede o, incluso, desaparece por completo.

Esto no es consecuencia de un efecto anestésico, sino de la mejora del trofismo, que favorece la circulación y arrastra sustancias de desecho. Por otro lado, una frecuencia de 4 Hz produce encefalinas, las cuales elevan el umbral del dolor, por lo que las molestias disminuyen.

2. Entre 4 y 8 Hz

Con esta frecuencia, aumenta la segregación de endorfinas. Además, si incrementas la intensidad hasta notar una contracción y los electrodos están colocados correctamente, obtendrás un efecto masaje.

En esta ocasión, no solo se elevará el umbral del dolor, sino que también tendrás una serie de beneficios de la electroestimulación:

  • Efecto relajante intenso sobre la zona.
  • Mejora de la circulación local y la oxigenación.
  • Reducción de la presencia de metabolitos tóxicos.

3. Entre 8 y 12 Hz

En este rango se consigue un incremento de la circulación local, lo que lleva aparejado una serie de efectos positivos:

  • Aumenta el trofismo.
  • Disminuyen los metabolitos.
  • Aumenta la oxigenación de los tejidos.
  • Tienes sensación de masaje (puedes ajustar los parámetros para que sea más agradable).

4. Entre 12 y 40 Hz

Estos parámetros activan las fibras lentas. Para que lo entiendas mejor, sería similar al trabajo muscular que tiene tu cuerpo durante una carrera continua suave.

Esto quiere decir que te ayudará a mejorar tu capacidad aeróbica mientras realizas un trabajo en el que apenas hay déficit de oxígeno.

Tipos de frecuencia en la electroestimulación muscular

5. Entre 40 y 60 Hz

Según la amplitud, se reclutan más fibras intermedias e, incluso, rápidas. Lo que consigues con este entrenamiento es un nivel mayor de carga que con el anterior, además de mayor resistencia muscular.

También podemos hablar del trabajo de fuerza y, al mismo tiempo, de la mejora de tu nivel de oxigenación.

6. Entre 60 y 80 Hz

En este caso, en función de la amplitud, se incorporarán al trabajo muscular fibras intermedias y rápidas. Aquí ya estamos realizando un trabajo de fuerza y de desarrollo de la musculatura.

7. Entre 80 y 120 Hz

Por último, este tipo de frecuencia de la electroestimulación muscular trabaja con gran intensidad las fibras rápidas. En consecuencia, mejora la fuerza, la velocidad y la combinación de ambas: la potencia muscular.

La mayor ventaja es que todo esto se produce sin una sensación de agotamiento físico o psicológico.

¿Por qué es importante la intensidad en la electroestimulación muscular?

La intensidad juega un papel crucial en la electroestimulación muscular, pues hace referencia al nivel de corriente eléctrica aplicada durante la sesión. Así, es importante encontrar el equilibrio adecuado de intensidad para obtener los mejores resultados y evitar lesiones durante las sesiones.

El rango que se utilice dependerá de varios factores. Por ejemplo, el objetivo del tratamiento, el tipo de músculo que se está estimulando y la tolerancia individual. Pero, de forma general, se recomienda comenzar con una intensidad baja y aumentarla gradualmente según la comodidad y la respuesta del usuario.

Si la intensidad es demasiado baja, puede no ser suficiente para estimular la musculatura. Por tanto, no proporcionará los beneficios deseados.

Por otro lado, una intensidad demasiado alta causará molestias, dolor o incluso lesiones.

Una intensidad apropiada es lo suficientemente alta como para generar contracciones musculares visibles y palpables, pero sin causar molestias o dolor excesivo. Por ello, es importante atender las sensaciones de cada usuario durante la sesión y ajustar la intensidad según se necesite.

Además, la intensidad también puede variar según el tipo de electroestimulación utilizada. Algunos dispositivos permiten ajustarla de forma individual para cada canal o grupo muscular, lo que facilita una estimulación segura, más precisa y personalizada.

Ajustando la intensidad en el electroestimulador

Reclutamiento muscular: una clave para entender el entrenamiento con electroestimulación

El reclutamiento muscular es fundamental para comprender el entrenamiento con electroestimulación. Y es que mediante la aplicación de corrientes eléctricas, se logra activar y reclutar a las fibras musculares. Esto produce contracciones musculares y beneficios tanto para la fuerza como para la resistencia muscular.

Además, para hallar un entrenamiento seguro y efectivo con esta técnica, se necesita dar con el equilibrio entre intensidad y comodidad del usuario.

En cuanto a la eficacia del entrenamiento con electroestimulación, debes tener presentes dos parámetros:

  • Reclutamiento espacial
    Es la capacidad de reclutar y activar un mayor número de fibras musculares durante una sesión de electroestimulación. Cuanto más amplio sea el reclutamiento espacial, mayor será la estimulación de los músculos involucrados.
    Esto consigue un desarrollo muscular completo y equilibrado.

  • Reclutamiento temporal
    En este caso, se hace referencia a la frecuencia y duración de las contracciones musculares generadas por la electroestimulación. Un reclutamiento temporal adecuado implica una secuencia de contracciones musculares con una frecuencia y duración óptimas.
    Gracias a esto, se garantiza una estimulación efectiva de las fibras musculares, lo que a su vez promueve un mayor crecimiento y fuerza muscular.

No obstante, ambos parámetros se complementan y, unidos, maximizan los beneficios del entrenamiento con electroestimulación muscular. Al lograr un reclutamiento espacial amplio y un reclutamiento temporal adecuado, la electroestimulación muscular da resultados eficaces en términos de fuerza, resistencia y desarrollo muscular.

Esperamos que, tras leer esta guía de electroestimulación muscular, no te queden dudas en cuanto a su uso. Ya sabes que puedes utilizar estos equipos para mejorar tu condición física, recuperarte de una lesión o entrenar antes tras una competición o entrenamiento deportivo. Aun así, echa un vistazo a nuestra tienda y consulta con nuestros asesores especializados si lo necesitas. Contacta aquí con nosotros.

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Abel ha conseguido dos retos: Uno, mantener a Efisioterapia como referente en el sector durante 20 años, escribiendo y revisando cientos de artículos de alta calidad sobre salud y fisioterapia, suyos y de otros especialistas. Dos, compaginarlo durante varios años mientras ejercía de fisioterapeuta en su propia clínica, hospitales y clubs deportivos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad