ARTROSIS, TENS, TERMOTERAPIA Y DIATERMIA CAPACITIVA


ARTROSIS, TENS, TERMOTERAPIA Y DIATERMIA CAPACITIVA

AUTOR:
Francisco Barrios Marco.
Fisioterapeuta.

Artrosis tens y termoterapiaLa artrosis es una patología degenerativa, el cartílago articular se desgasta, la amortiguación sobre el tejido óseo disminuye y el movimiento articular acaba afectado, con el tiempo aparece el dolor y limitación de la amplitud de los movimientos en la articulación afectada.

Es una enfermedad común en las personas de edad avanzada, los primeros  síntomas pueden presentarse tras la realización de actividad física intensa, pudiendo afectar a cualquier articulación del cuerpo aunque las más comunes son las de las rodillas, la columna vertebral, en especial vértebras cervicales y lumbares.

En la actualidad además de los tratamientos clásicos para el tratamiento del dolor con diversos medicamentos nos encontramos con gran diversidad de tratamientos que nos puede prestar la Fisioterapia.

En primer lugar disponemos de una amplia gama de posibilidades que nos ofrece la electroterapia para el control del dolor, los Tens son un tipo de electroestimuladores portátiles que pueden usarse de modo domiciliario y que permiten a los pacientes controlar las situaciones de dolor agudo de forma muy eficaz. En sus diversas modalidades de aplicación los TENS son equipos que ofrecen una alternativa eficaz a los clásicos calmante y permiten una sedación e incluso una eliminación del dolor por largos periodos.

Disminuir el dolor permitirá salvaguardar la movilidad articular, e incluso con un trabajo de electroestimulación muscular mejorar la fuerza de modo que nuestras articulaciones salgan así doblemente beneficiadas. Una vez que ha disminuido el dolor, el Fisioterapeuta procurará corregir las deficiencias posturales que puedan haber dado origen a una exacerbación de la patología, y en todo caso proporcionará los consejos adecuados para reducir las recidivas y disminuir las sensaciones molestas que las acompañan.

La aplicación de masaje también resulta efectiva en muchas ocasiones, pues por un lado va a favorecer un aumento del riego sanguíneo, por otro relajará la musculatura de la zona afectada y la periférica e incluso proporcionará un cierto alivio del dolor como consecuencia del aumento del riego y de la relajación muscular.

La aplicación de termoterapia de forma moderada, también permite un alivio del dolor, siempre teniendo en cuenta que personas con importantes déficits circulatorios han que tener un cuidado extremo. Los infrarrojos, parafina, calor húmedo e incluso los baños de sol, son formas corrientes de aplicación de la termoterapia.

El frío aplicado correctamente, por breve espacio de tiempo y sin excesos, es también un buen medio al alcance, tanto para disminuir los procesos agudos inflamatorios como para reducir el dolor localizado, la crioterapia nos permite un rápido alivio del dolor, relaja la musculatura y disminuye la inflamación.Como efectos nocivos podemos considerar que: reduce el riego sanguíneo y que si el enfriamiento es muy prolongado puede afectar negativamente a los tejidos sobre los que se aplica.
En general la aplicación de frio resulta más útil en el período agudo y la del calor en la fase crónica.

Una combinación de tratamientos suele surtir más efecto que una sola técnica, combinar el masaje con el Tens y la termoterapia logra mayores resultados que la aplicación de cada una de estas técnicas por separado.

DIATERMIA CAPACITIVA Y RESISTIVA EN LA ARTROSIS.

Con una técnica como la Diatermia capacitiva y resistiva podemos actuar sobre el dolor que aparece en las artrosis de modo muy significativo, consiguiendo mejorar la calidad de vida del paciente, en ocasiones desde la primera sesión, en tres sesiones hemos de conseguir una disminución significativa del dolor y un recorrido articular más amplio en la zona afectada, en otro caso habría que valorar el diagnóstico inicial.

El efecto de termoterapia profunda que provoca la Diatermia facilita el aumento localizado del riego sanguíneo y una disminución del dolor, conseguimos provocar un estado de fiebre local justo sobre la zona deseada y con ello una aceleración de los procesos metabólicos, el sistema vegetativo capta el aumento de temperatura y hace lo que está preparado para hacer: intentar enfriar enviando más sangre a la zona, con ello se activan los procesos que favorecen la mejoría de los síntomas que tratamos.

Hemos de proporcionar  junto al tratamiento con Diatermia una serie de ejercicios de fortalecimiento muscular para poder desarrollar en el domicilio, con ello conseguiremos que la mejoría se estabilice y el paciente obtenga una responsabilidad y autonomía sobre su patología que facilitara su evolución positiva.

La Diatermia aún hoy en día es una técnica poco conocida, pocos médicos la recomiendan porque desconocen en toda su amplitud su eficacia, no se encuentra en todas las clínicas de Fisioterapia, sin embargo en el mundo del deporte se ha difundido extensamente y tras las excelentes recuperaciones de múltiples lesiones de figuras de primera línea se va extendiendo su importancia como potente agente rehabilitador.
Si quieres ampliar la información acerca de la Diatermia puedes acceder al Blog especializado siguiendo este enlace:

Blog de Diatermia Capacitiva: https://www.efisioterapia.net/tienda/diatermia-blog.php