Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
¿Te ayudamos? 617417991

Electroestimulación neuromuscular. Objetivos

Resulta especialmente interesante saber cuáles son los objetivos que podemos alcanzar con la electroestimulación y también porque medios lograrlos, así pues pasamos directamente a la descripción de los objetivos primordiales que nos planteamos.

Objetivos esenciales:

a) Llegar a tener un buen conocimiento teórico acerca de lo que es realmente la electro estimulación neuromuscular. Y a ser posible poder practicar con un electroestimulador.

b) Estudiar en profundidad aquellos parámetros que nos permitirán obtener los óptimos resultados con el mínimo espacio de tiempo.

c) Entender ampliamente el potencial del entrenamiento neuromuscular.

d) Presentar una serie práctica de planificaciones con entrenamiento neuromuscular que nos permitan posteriormente elaborar las nuestras de forma eficiente.

La electro estimulación neuromuscular nos permite contar con un nuevo elemento para mejorar nuestro estado físico, y ello tanto dentro de los niveles deportivos más básicos como en el de la alta competición, en ambos casos se convierte en un aliado útil que nos permitirá mejorar nuestro rendimiento con un menor esfuerzo físico y psicológico y por lo tanto mejorando nuestra eficiencia.

El entrenamiento deportivo y la mejora de nuestra aptitud física han de asentarse sobre bases fisiológicas muy firmes ya que cualquier aumento del rendimiento deportivo se basa inexcusablemente en lograr que nuestro cuerpo se adapte a esfuerzos cada vez mayores sin que ello redunde en perjuicio para la salud, por lo tanto implica necesariamente la programación de objetivos y medios para conseguir así provocar los cambios adaptativos que generarán una compensación al esfuerzo y una mejoría de nuestro rendimiento, así que habremos de establecer en primer lugar los objetivos a lograr y tras ello programar en el tiempo una escala para verificar los resultados tal como se van sucediendo.

Para ayudarnos a entender mejor a lo que proponemos nada mejor que un ejemplo, supongamos que un deportista amateur se plantea elevar su rendimiento físico para participar en carreras populares, no tiene problemas de salud pero hace tiempo que no practica ningún deporte con intensidad, si lo hizo en el pasado pero ahora tiene un ligero sobrepeso y está dispuesto a realizar un esfuerzo físico para que ello no se convierta en un problema, si ha perdido un poco de forma física y ha engordado ligeramente es porque apenas tiene tiempo para poder dedicarse a si mismo.

Teniendo experiencia ya en el entrenamiento para la carrera nos preparamos un programa para llegar a competir en determinado evento, hacemos una programación sobre todo con carga aeróbica y nos planteamos una revisión de los objetivos cada 10 o 15 días, si el problema del déficit de tiempo era lo que nos impedía entrenar veremos qué se convierte también así en el momento actual en el principal obstáculo, no es que no queramos entrenar es que realmente sobre el papel disponemos de tiempo pero hay un montón de actividades y tareas que surgen de los infiernos junto a compromisos ineludibles que parece que se muestran ante nosotros con una sonrisa perversa conjurados para impedirnos llevar adelante nuestro plan de acción, es cierto que la falta de tiempo es el principal problema y si no lo tenemos en cuenta y hacemos un plan teórico perfecto sin incluirlo en el nos veremos abocados a fracasar en el proyecto de mejorar nuestra condición física, va a ser necesario incluir un programa de entrenamiento neuromuscular para lograr nuestros objetivos sin el estrés que supone una necesidad enorme de tiempo para nuestros entrenamientos, además el entrenamiento neuromuscular aporta toda una serie de beneficios extra:

1.- Regulación de intensidad de la carga perfectamente adaptada a la sensación de tensión muscular que podemos soportar.

2.- Esfuerzo sin desventaja mecánica y con un menor sufrimiento articular, menor fatiga para idéntico nivel de carga.

3.- Recuperación más rápida tras el trabajo programado, e incluso uso del electroestimulador para mejorar la relajación muscular.

4.- Disminución del sobreesfuerzo en ligamentos y tendones, por lo tanto menor riesgo de lesiones.

5.- Posibilidad de realizar el entrenamiento en cualquier momento del día, incluso mientras se realiza otra labor.

Por desgracia las personas suelen dedicar más tiempo e invierten más dinero en el cuidado y mantenimiento de su coche que en el de su propio cuerpo, ello no se debe a una decisión consciente y además hemos de tener en cuenta que nuestro vehículo se hace imprescindible en el mundo en que vivimos, pero en último término nuestro verdadero vehículo somos nosotros mismos allá dónde vamos nos llevamos, en la juventud la vida nos trata bien, todo funciona estupendamente y el equipo se repara por si sólo, conforme pasan los años nos damos cuenta que disponemos cada vez de menos tiempo y sin querer al no dedicar cuidados a nuestro vehículo esencial: nuestro cuerpo, lo que hacemos es acortar tanto la calidad de vida como la duración de ésta, si el no disponer de suficiente tiempo es el problema, la electroestimulación neuromuscular es la solución, ello no quiere decir que realicemos sólo entrenamientos con un electroestimulador, es mejor la combinación de entrenamiento clásico con electroestimulación y la combinación de ambos métodos nos permite dedicar algo más de tiempo a nuestra salud.

Por lo tanto hemos de hacer hincapié en un elemento clave como es el tiempo, es cierto que en principio hay una cantidad de ventajas enormes cuando usamos la electroestimulación neuromuscular: menor carga psicológica, menor sufrimiento articular, trabajo de alta calidad ya que vamos a reclutar fibras tanto rápidas como lentas que sería muy difícil activar con el entrenamiento clásico, otro elemento fundamental es el de que el mismo electroestimulador nos ayuda en el proceso de recuperación, pero sobre todo, por encima del resto para mí destaca el que podemos estar haciendo un trabajo de carga física mientras atendemos otras tareas cotidianas.

Comparte este post