¿Te ayudamos? 961140219
Hiperlaxitud articular, una enfermedad reumática poco conocida

Hiperlaxitud articular, una enfermedad reumática poco conocida

Hablamos de hiperlaxitud articular o decimos que una articulación es hiperlaxa cuando excede el nivel de movimientos normales, es decir, que el rango articular tiene un aumento de distensión y laxitud.

La musculatura y los ligamentos con hiperlaxitud es una patología que comienza desde la infancia y continúa manifestándose en la etapa adulta. No tiene una gran incidencia, sin embargo, las personas que la padecen sufren una importante merma en su calidad de vida.

Para contrarrestar sus efectos es necesario buscar la ayuda de especialistas. Ellos ofrecerán las claves de la rehabilitación y un tratamiento efectivo para frenar los avances de la enfermedad y paliar sus síntomas.

¿Qué es la hiperlaxitud articular?

La hiperlaxitud articular es una de las enfermedades reumáticas menos conocidas de carácter hereditario que manifiesta el aumento exagerado de los movimientos articulares. Se produce una mayor flexibilidad en las articulaciones, cartílagos, músculos y tendones que genera un incremento de la elasticidad. Los casos avanzados son los de los contorsionistas, por ejemplo.

Otro nombre con el que se le conoce la hiperlaxitud articular es el Síndrome de Hipermovilidad Benigno, cuya cantidad de pacientes oscilan entre el 10 y 15% de la población mundial. Afecta a las personas de origen caucásico, en su mayoría, con una mayor frecuencia en mujeres que en hombres.

Causas de la hiperlaxitud articular

Aún no se confirman las causas de la hiperlaxitud articular. La OMS indica que una posible causa es la mutación genética en las fibras de colágeno formadas durante la gestación que afectan la elasticidad de las articulaciones, músculos, ligamentos, vasos sanguíneos y otros.

Hasta el momento, el único hallazgo ha sido encontrar anomalías de origen genético en las fibras de colágeno que alteran el tejido conectivo y la formación de las proteínas de este tejido.

¿Cuáles son los síntomas de esta patología?

La hiperlaxitud articular produce síntomas variados en cada paciente.

Los dolores articulares y musculares suelen darse de forma persistente y tienen una duración de toda la vida con intermitencias periódicas. En ocasiones, se escuchan chasquidos durante los movimientos que son un signo de alarma para el paciente. Incluso existen casos de derrames articulares por el esfuerzo de las articulaciones.

En los adultos favorece la aparición de hernias, varices, hematomas y otro tipo de luxaciones. Las mujeres también pueden sufrir problemas durante el embarazo y el parto natural, debido a esta enfermedad.

Asimismo, esta enfermedad reumática puede dar lugar a otro tipo de patologías asociadas como la tendinitis, capsulitis, lumbalgias, escoliosis, etc. También se suele asociar a la artrosis en la edad adulta.  

Rehabilitación con magnetoterapia domiciliaria

El trastorno de la hiperlaxitud articular no tiene una cura específica, pero existen tratamientos que palian sus síntomas y frenan su avance. La magnetoterapia o terapia con campos electromagnéticos pulsados (CEMPs), es una de ellas.

Se trata de un tratamiento fisioterapéutico que se aplica con campos magnéticos de alta o baja frecuencia y diferentes intensidades.

Sus principales beneficios son el aumento de la presión del oxígeno, osificación, vasodilatación y relajación muscular. Entre sus efectos destacan: antiinflamatorio, analgésico y regulatorio de la circulación.

Frecuentemente, el tratamiento en centros de rehabilitación pasa por aplicar sesiones de magnetoterapia, pero gracias a los equipos de magnetoterapia domiciliaria es posible seguir el tratamiento en tu propia casa, evitando desplazamientos, cómodamente y a cualquier hora del día o de la noche.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados