Lesión de la muñeca por tendinitis cubital

¿Te duele la muñeca? Esta es una de las articulaciones que pueden sufrir lesiones tendinosas por un uso excesivo. Entre ellas, la que queremos destacar en este artículo es la tendinitis cubital, una inflamación del tendón del músculo cubital anterior o del cubital posterior.

¿Por qué se produce? ¿Qué tipos de ejercicios se pueden hacer para el tratamiento de una tendinitis cubital en la muñeca? Te lo contamos todo.

Lesión de la muñeca por tendinitis cubital
0 25072
0/5
16/03/2023 | Actualizado: 01/08/2023 16/03/2023
  1. ¿Cuáles son las causas de la tendinitis cubital? 
    1. Diferencias entre la tendinitis cubital anterior y posterior 
      1. Tendinitis del cubital posterior 
      2. Tendinitis del cubital anterior 
      3. Primera etapa del tratamiento de la tendinitis cubital de la muñeca 
      4. Segunda etapa del tratamiento de la tendinitis cubital de la muñeca 
      5. Tercera etapa del tratamiento de la tendinitis cubital de la muñeca 
      6. Magnetoterapia para la tendinitis cubital de la muñeca 

¿Cuáles son las causas de la tendinitis cubital? 

Por aclarar: por si no lo tienes claro, el músculo cubital es el que va desde el codo hasta la parte de la muñeca alineada con el dedo meñique. En morado es esta ilustración:

Ilustración del músculo cubital

Se diferencia entre la tendinitis del cubital anterior y la del posterior, según la zona. En ambos casos el tratamiento es similar, pero la primera de estas lesiones es más frecuente que la segunda.

Como hemos adelantado, una tendinitis es una respuesta inflamatoria de los tendones. ¿Por qué se produce?

Los tendones son unas estructuras duras que unen el hueso y el músculo. Son como unas cuerdas que facilitan la contracción muscular que produce el movimiento de una articulación. En este caso, la muñeca.

De forma habitual, el origen de una tendinitis es un problema vascular a consecuencia de:

  • Microtraumatismos repetidos
    Se produce por una repetición exagerada de un mismo movimiento y, como consecuencia, aparece la inflamación del tendón.
    Algo tan aparentemente inofensivo, como clicar el ratón, puede llevar a una lesión si se repite durante horas.

  • Sobrecarga
    Es la causa más frecuente y se da, habitualmente, por un uso excesivo de una articulación. Pero también por la repetición de un movimiento erróneo, por ejemplo, una mala técnica deportiva.

  • Proceso degenerativo tendinoso y envejecimiento
    El tendón, al estar debilitado por este tipo de procesos, se inflama al repetir un movimiento, aunque este sea moderado o leve.

Dolor de muñeca dolorido como síntoma de tendinitis

Diferencias entre la tendinitis cubital anterior y posterior 

La lesión de muñeca por tendinitis del cubital puede diferenciarse en posterior y anterior. ¿Qué caracteriza a cada una de ellas?

Tendinitis del cubital posterior 

Las funciones de este músculo son:

  • Se encarga de realizar el movimiento de extensión de muñeca
  • Interviene en el movimiento de desviación cubital
  • Proporciona estabilidad a la muñeca en el lado cubital

La tendinitis del cubital posterior en la muñeca se suele producir por movimientos repetitivos de giro y extensión. Si juegas a baloncesto, por ejemplo, tienes más propensión a padecerla.

Para confirmar este diagnóstico se puede recurrir a una prueba ecográfica.

Tendinitis del cubital anterior 

¿Cuáles son sus funciones?

  • Se encarga de realizar la flexión de la muñeca
  • Ayuda a la flexión del codo
  • Interviene en la desviación del cubital

¿Qué es lo que produce la tendinitis del cubital anterior en la muñeca?

La causa habitual es una sobrecarga debido a un excesivo uso por movimientos repetitivos. No obstante, otros motivos por los que se da este tipo de tendinitis del cubital son distintos traumatismos o un proceso degenerativo del tendón, que se produce principalmente en la mano dominante.

Por ejemplo, en el caso de un tenista, sea o no profesional, puede aparecer una tendinitis del cubital anterior debido a la flexión constante de la muñeca.

Pero también se puede dar en un trabajador de la construcción o en una persona que trabaja muchas horas con un ordenador.

Primer plano de las manos de una mujer con la muñeca lesionada trabajando con el portátil

Síntomas de la tendinitis cubital

Como hemos visto, una tendinitis cubital de la muñeca puede tener dos ubicaciones diferentes. Sin embargo, la clínica y el tratamiento de ambas son similares.

Tendinitis cubital anterior 

El síntoma principal de una tendinitis de cubital es el dolor que se siente en la cara palmar de la muñeca. Se produce, sobre todo, cuando se realizan movimientos de flexión en esta articulación.

El dolor será agudo y puede ascender desde la muñeca hasta el codo, llegando incluso al hombro. Además, se sabe que por la noche aumenta, lo que interfiere en el descanso.

Por otro lado, en la zona afectada se aprecia inflamación y estará más sensible a cualquier tipo de presión. También pueden aparecer hormigueo y entumecimiento, así como dificultad para sostener objetos en la mano.

Tendinitis cubital posterior 

Podrías sufrir una tendinitis cubital posterior si sientes dolor al palparte el tendón de la muñeca o con el movimiento de extensión de esta articulación.

De igual forma, la articulación estará inflamada y se podrán apreciar tanto engrosamiento de las partes blandas como edema a lo largo de la apófisis estiloide cubital.

Es necesario realizar un diagnóstico preciso que lo diferencie de una luxación del tendón. Para ello, se lleva a cabo la pronosupinación del antebrazo (es decir, una rotación) y, si se produce un chasquido, eso es un signo inequívoco de estar ante una luxación.

Tratamientos para la tendinitis cubital 

Para proceder al tratamiento de la tendinitis cubital, previamente ha de haber un diagnóstico certero profesional. Para ello, se realizan una serie de exámenes físicos y de imagen.

Confirmada la tendinitis cubital de muñeca, hay dos tipos de tratamientos, con independencia de que sea anterior o posterior.

  • Conservador o no quirúrgico
    En este caso, es habitual que se paute el uso de una férula.
    A continuación, es habitual seguir un tratamiento farmacológico antiinflamatorio y, seguidamente, comenzar la rehabilitación.
    En esta última fase se incluyen terapias con ultrasonidos, además de ciertas movilizaciones, estiramientos y ejercicios de fortalecimiento de la zona afectada.
    De forma general, la estabilidad se recupera unas 3 semanas tras el inicio del tratamiento.

  • Quirúrgico
    Esta es una opción que se emplea cuando la anterior no ha funcionado como se esperaba y el paciente continúa con los mismos dolores e incomodidades.
    Tras la operación, el cirujano recomienda el uso de una férula durante 3 semanas. Transcurrido este tiempo, se procede a la rehabilitación.


Rehabilitación de la tendinitis cubital con fisioterapia

La rehabilitación para las tendinitis del cubital anterior y posterior no es la misma, aunque se basa en los mismos tratamientos.

Sin embargo, cuando se padece una tendinitis cubital posterior hay que prestar más atención a la probable inestabilidad de la articulación. De este modo, es importante hacer hincapié en el trabajo de fortalecimiento muscular y propiocepción.

Veamos pues, cómo actuar ante una tendinitis cubital y cómo es su tratamiento en varias etapas.

Fisioterapeuta ayuda a paciente a estirar el brazo

Primera etapa del tratamiento de la tendinitis cubital de la muñeca 

Lo que caracteriza a esta primera etapa de la lesión es el dolor. Por tanto, el objetivo es mitigarlo, al igual que las tensiones de los tejidos. Asimismo, se pretende mejorar la circulación.

Durante los 5 o 10 días iniciales, el tratamiento de la tendinitis cubital con fisioterapia consistirá en:

  • Terapia con ultrasonidos.
  • Masaje manual en la musculatura del antebrazo.
  • Puede hacerse también masaje con frío. Su duración es de entre 5 o 10 minutos y se puede utilizar hielo.
  • Suaves estiramientos.
  • Ejercicios de contracción o isométricos.
  • Vendaje neuromuscular.
  • Dejar la muñeca en reposo.

Segunda etapa del tratamiento de la tendinitis cubital de la muñeca 

Transcurridos los primeros 10 días, nos adentramos en una segunda etapa cuya duración será de entre 10 y 15 días más. Ahora ya no hace falta el reposo y el dolor se ha reducido de manera considerable.

Así, al tratamiento anterior hay que sumarle una serie de ejercicios para la tendinitis cubital que ayudarán a fortalecer el músculo.

Por ejemplo, sujetar una barra con peso, ejercicios diagonales de Kabat con una goma elástica o movimientos de la mano sujetando una pesa, mientras el antebrazo reposa plano sobre la mesa.

Por supuesto, todo esto con recomendación y seguimiento profesional.

Tercera etapa del tratamiento de la tendinitis cubital de la muñeca 

Superadas las dos primeras etapas, llega el momento de recuperar la vida normal y, si eres deportista, también de retomar tu actividad.

Esto no se hace de forma abrupta, sino de forma gradual con el objetivo de no sobrecargar la zona lesionada.

En general, podemos decir que la etapa de la vuelta a la normalidad tendrá una duración de unas 4 semanas.

Aquí se pone una atención especial a la propiocepción y el fortalecimiento de la muñeca. Para ello, se realizarán todos los ejercicios descritos aumentando la carga y se iniciará la actividad deportiva de manera progresiva.

Mientras tanto, es importante asegurarse de que la musculatura no se sobrecargue demasiado. Así, si esto sucede, conviene realizar masajes manuales y estiramientos.

Magnetoterapia para la tendinitis cubital de la muñeca 

Otro tratamiento conservador que se utiliza para aliviar los síntomas es la magnetoterapia para la tendinitis cubital. Esta ayuda a disminuir tanto el dolor como la inflamación del tendón y puede emplearse desde la primera fase de tratamiento hasta la última.

La magnetoterapia es una técnica de fisioterapia en la que se emplean campos magnéticos. No es invasiva, no tiene efectos secundarios y, con ella, se agiliza la recuperación de esta lesión.

Abel

Productos recomendados por nuestro fisio

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Por último, es necesario destacar que si padeces una lesión de muñeca por tendinitis cubital y sigues realizando los movimientos que la han provocado, recaerás. Esta situación es frecuente entre quienes desarrollan trabajos mecánicos o son deportistas.

Nuestra recomendación para quienes padecen una lesión relacionada con la tendinitis cubital anterior o posterior es que lleven a cabo con cierta frecuencia ejercicios de fortalecimiento. De este modo, conseguirán tener la muñeca fuerte y evitar recidivas.

Si tienes cualquier tipo de duda, contacta con nosotros aquí y te asesoraremos sobre los programas o equipos más adecuados para tratar la tendinitis cubital. 

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Abel ha conseguido dos retos: Uno, mantener a Efisioterapia como referente en el sector durante 20 años, escribiendo y revisando cientos de artículos de alta calidad sobre salud y fisioterapia, suyos y de otros especialistas. Dos, compaginarlo durante varios años mientras ejercía de fisioterapeuta en su propia clínica, hospitales y clubs deportivos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad