¿Te ayudamos? 961140219
Campos magnéticos pulsados Vs Campos magnéticos estáticos

Campos magnéticos pulsados Vs Campos magnéticos estáticos

El artículo de hoy es quizá un poco más técnico de lo habitual. Pero creemos que es importante explicar cómo funcionan los campos magnéticos para poder entender cómo la magnetoterapia logra penetrar en el cuerpo y conseguir importantes beneficios en cualquier proceso de recuperación de enfermedades reumáticas, crónicas o cualquier otra patología del aparato locomotor.

Empecemos.

Existen dos tipos de campos magnéticos.

  • Campos magnéticos estáticos
  • Campos magnéticos variables / pulsados en el tiempo.

Explicado de una forma sencilla podemos decir que los primeros, los campos magnéticos estáticos son aquellos en los que no se puede encontrar ningún cambio en la densidad o intensidad del flujo durante el intervalo de tiempo de uso o medición. En cambio, en los campos magnéticos pulsados – los que varían en el tiempo- la densidad o intensidad de flujo cambia en una o más frecuencias, generalmente más de un ciclo por segundo (hercios).

Pongamos un ejemplo práctico de campo magnético estático. Si cogemos un par de imanes y tratamos de juntarlos notaremos una cierta resistencia entre ambos. Esa resistencia es el campo magnético, en este caso, estático.

El imán en sí mismo atrae otros materiales magnéticos, como el hierro o el níquel, y atrae o repele otros imanes. En un entorno terapéutico, los imanes estáticos se utilizan a menudo en pulseras, plantillas de zapatos, collares, etc. para influir sutilmente en los tejidos que entran en contacto directo con el imán y su campo magnético estático.

Diferencias entre campos magnéticos pulsados y campos magnéticos estáticos

Una de las principales diferencias entre los campos magnéticos pulsados o campos electromagnéticos  y los campos magnéticos estáticos es que el primero no es producido por un imán permanente, sino por electricidad en movimiento o de corriente alterna. De ahí el “apellido” electromagnético.

Los campos electromagnéticos influyen en los tejidos con los que entran en contacto. Al ser mucho más dinámicos penetran más profundamente en el cuerpo que los campos magnéticos estáticos. A diferencia de los campos magnéticos estáticos, los campos electromagnéticos pulsados (CEMP) inducen carga eléctrica en los tejidos, creando una cascada de efectos fisiológicos a nivel subcelular.
Por otro lado, los campos electromagnéticos pulsados tienen una frecuencia además de una intensidad. La frecuencia y la longitud de onda asociada de un CEMP significan que penetrará completamente en el cuerpo yendo mucho más allá de cualquier aplicación local incluso a intensidades extremadamente bajas.

Magnetoterapia como tratamiento

La magnetoterapia es la terapia basada en la aplicación de campos electromagnéticos pulsados (CEMP). Sirve para el tratamiento de numerosas patologías, especialmente para las relacionadas con músculos y huesos.

Existe numerosa literatura científica que avala su eficacia. No ocurre lo mismo con los campos magnéticos estáticos. Por lo que es importante no confundir una cosa con la otra.

Gracias a la penetración de los campos electromagnéticos pulsados es posible actuar en la zona más profunda del cuerpo consiguiendo importantes efectos para los pacientes:

  • Efecto analgésico
  • Efecto antiinflamatorio
  • Vasodilatación
  • Regeneración de tejidos

Todo esto favorece que el paciente pueda recuperar su movilidad y aliviar el dolor, evitando en muchas ocasiones la ingesta de medicación. Esto no quiere decir que no sea recomendable un tratamiento combinado, con sesiones de fisioterapia manual, ejercicios, etc. En este caso, el médico que trate cada caso será quien mejor pueda asesorar al paciente para conseguir su pronta recuperación.

Si te ha resultado interesante este artículo y quieres conocer más sobre el origen de la magnetoterapia te recomendamos que eches un vistazo a este otro post.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados