Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.


911107844 - 617417991 tienda@efisioterapia.net

Reclutamiento espacial: nos indica en tanto por ciento la cantidad de tejido muscular estimulado por el tipo de corriente que aplicamos, indudablemente en el trabajo deportivo estándar también podemos hablar de reclutamiento espacial un trabajo con carga ligera tiene un porcentaje de reclutamiento espacial menor que otro que supone un esfuerzo intenso, caminar requiere un porcentaje menor de reclutamiento de fibras musculares que una carrera intensa. Cuanto más elevada es la necesidad de un trabajo de fuerza o velocidad mayor será el reclutamiento espacial y esto tanto en el entrenamiento en pista como con un electroestimulador.

Cuando realizamos la electroestimulación de los cuádriceps no cabe duda que habrá un mayor reclutamiento de fibras musculares conforme elevamos la intensidad (la amplitud), conforme la densidad de energía aplicada sobre el músculo aumenta conseguiremos estimular más tejido muscular y con ello aumentaremos el nivel de carga en el entrenamiento. Por lo tanto es esencial considerar que necesitamos un tipo de corriente que nos permita soportar intensidades elevadas ya que son estas las que nos van a permitir reclutar espacialmente más y más fibras para conseguir así un nivel de esfuerzo muscular que provoque la adaptación que deseamos.

La misión de los músculos es contraerse y cuando lo hacen actúan sobre las articulaciones haciendo que se produzca movimiento, en última instancia para esto están diseñados, para el movimiento, aunque también se puede lograr una contracción sin movimiento articular, pero tanto en los movimientos isotónicos como en los isométricos el tipo de movimiento o de contracción va a quedar regulado por la cantidad mayor o menor de potenciales de acción que llegarán a las fibras musculares, esto lo podemos identificar con la intensidad de corriente que aplicamos y con el reclutamiento espacial, a mayor intensidad de corriente mayor reclutamiento espacial. Pero también se pueden enviar los potenciales de acción según un ritmo determinado una pauta que llamaremos frecuencia, y veremos que también actuando sobre la frecuencia también podemos lograr un aumento del número de fibras musculares implicadas en la contracción, conforme se eleva la frecuencia hasta un determinado punto aumenta el reclutamiento temporal. Es esencial para mejorar el nivel de reclutamiento espacial el que los electrodos se encuentren correctamente situados sobre los puntos motores específicos para cada grupo muscular, la piel donde se aplican debe estar lo más limpia posible despejada de pelo, grasa o suciedad y usando un buen equipo de electroestimulación.

Del mismo modo que con el entrenamiento voluntario conforme pasa el tiempo y las sesiones de preparación, nuestra tolerancia al esfuerzo y adaptación al mismo irán mejorando, soportaremos intensidades más altas con más comodidad y de ese modo los resultados se harán visibles cada vez con mayor facilidad.

Tens y electroestimuladores recomendados