¿Te ayudamos? 961140219
Magnetoterapia en casa, terapia domiciliaria

Magnetoterapia en casa, terapia domiciliaria

Las enfermedades degenerativas, las dolencias de la edad y las lesiones deportivas mejoran con un equipo de magnetoterapia portátil en casa. Es un aparato de uso muy intuitivo y sencillo, que por supuesto viene con un manual que explica cómo hacer un tratamiento de magnetoterapia casera.

¿Cuándo deberías comprar un aparato de magnetoterapia domiciliario?

Los equipos de magnetoterapia para casa están recomendados especialmente si padeces alguna enfermedad degenerativa o cuadros recurrentes.

Aquí podemos hablar de artritis, artrosis, lumbalgias, fibromialgia, osteoporosis… Si es tu caso, te conviene contar con un equipo portátil para tratamiento domiciliario.

También es buena idea que te plantees comprar un aparato de magnetoterapia para casa si practicas actividades deportivas de cierto nivel o impacto. Ya sabes que las lesiones son recurrentes e inevitables, y así contarás con un aparato para acelerar la recuperación y la vuelta al deporte, que la competición no para.

Tener una magnetoterapia en casa es recomendable tanto para patologías crónicas como para lesiones agudas que cursen con inflamación y dolor.

Cómo puedes hacer magnetoterapia en casa

Estos aparatos portátiles hacen fácil lo difícil gracias a sus programas predefinidos. Así, aunque creas que no sabrás utilizarlo, podrás hacerlo porque no hace falta ser un profesional.

Selecciona en el panel central de tu equipo la patología a tratar y presiona en OK.

Existen distintos tipos de solenoides o aplicadores. Debes utilizar unos y otros en función de la parte del cuerpo que tengas lesionada.

Veamos cómo puedes sacar el máximo rendimiento a tu equipo de magnetoterapia domiciliario.

 

¿Tienes una lesión localizada en una zona concreta del cuerpo? 

Comprar aparatos de magnetoterapia para casa te ayuda a distintos niveles. Por un lado, acortan los plazos de recuperación de lesiones y patologías localizadas como fracturas, tendinitis o diferentes tipos de dolor. Además, mejoran tu salud a nivel general, ya que favorecen la relajación muscular y mejoran tu descanso.

Solo has de tener en cuenta dos cosas:

  1. Los solenoides deben estar centrados en el área que quieras tratar para que el campo magnético que se crea también lo esté.
  2. La parte verde del solenoide es la que debes colocar siempre hacia la lesión y mantenerla pegada a ella.

 

Cuando tu problema es más generalizado

La magnetoterapia puede ayudarte mucho si padeces problemas más globales como osteoporosis, fibromialgia o dolor en toda la espalda.

¿Puedes aplicar la terapia magnética en todo tu organismo al mismo tiempo en casa? Sí, no hace falta ir a una consulta.

Para esto necesitas una almohadilla, esterilla o colchón específico que te permite realizar tratamientos de terapia magnética enfocados en todo el cuerpo de forma muy práctica y cómoda.

Está concebido para quienes necesitan un tratamiento corporal total (zonas amplias como las piernas o la cadera) o terapias a largo plazo.

Incorporar este accesorio en tu aparato de magnetoterapia en casa te facilita la aplicación de las sesiones hasta el punto de que incluso podrás realizar la sesión mientras duermes.

 

Aparatos de magnetoterapia para casa

¿Qué equipo puedes comprar para hacer magnetoterapia en casa? Te damos tres claves.

Primero, lo fundamental es que el aparato tenga el distintivo CE para garantizar tu seguridad. Con esto te asegurarás de que tu aparato de magnetoterapia para casa ha pasado todos los controles europeos pertinentes.

Segundo, el equipo ha de ser sencillo de manejar, lo que vas a encontrar en cualquiera que incluya programas predefinidos.

Solo selecciona tu dolencia y se pondrá en funcionamiento aplicando la intensidad, frecuencia y tiempo recomendados para tu lesión.

Tercero, no escatimes en calidad.

La idea es que estos aparatos de magnetoterapia profesional te ayuden durante muchos años, sea con frecuencia para dolencias crónicas o esporádicamente por lesiones específicas. No se utiliza si no existe una dolencia, por lo que sus materiales deben ser resistentes para que el aparato esté disponible cuando se necesita.

 ¿Necesitas más indicaciones sobre qué equipo te va mejor, cómo se usa o sus aplicaciones? Contacta con nosotros y te aconsejamos sin problema.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados