¿Te ayudamos? 617417991
Magnetoterapia para mejorar la calidad de vida de pacientes con enfermedades óseas

Magnetoterapia para mejorar la calidad de vida de pacientes con enfermedades óseas

La magnetoterapia es una terapia física que se utiliza en medicina de forma habitual gracias a los buenos resultados que su aplicación genera en pacientes con enfermedades musculo-esqueléticas, especialmente las de carácter crónico o degenerativo, como la artrosis, la artritis, la osteoporosis o la fibromialgia.

Pero, ¿por qué se usa la magnetoterapia para mejorar la calidad de vida de  pacientes con enfermedades óseas?

¿Cómo afecta la magnetoterapia a pacientes con enfermedades óseas?

Saber cómo actúa y qué se consigue con la magnetoterapia es fundamental para  entender el porqué de sus resultados.

Efectos bioquímicos de la magnetoterapia en el organismo

Está comprobado que la exposición a corrientes de baja frecuencia genera cambios en el cuerpo y organismo. En el sentido bioquímico, produce una desviación de las partículas con carga eléctrica del cuerpo, produce un efecto piezoeléctrico sobre huesos y cartílagos y un aumento en la solubilidad de las sustancias en agua.

Gracias a esto, se usa como tratamiento para diferentes daños celulares favoreciendo la recuperación de tejidos.

Explicado de una forma un poco más sencilla,  la magnetoterapia estimula la síntesis de energía para promover la función celular y con ella, la regeneración de células y tejidos tanto blandos como duros (huesos).

Efectos celulares de la magnetoterapia

Las corrientes que proporcionan los campos magnéticos en el organismo ayudan a la multiplicación celular.

El cuerpo está formado en su totalidad por millones y millones de células. En trastornos físicos, la regeneración de células favorece una rápida recuperación.

Otros de los grandes efectos de la magnetoterapia es la vasodilatación, gracias a la cual se refuerza el funcionamiento del sistema cardiovascular, se promueve la buena circulación de la sangre y se transporta el oxígeno a todos los lugares del cuerpo a través del torrente sanguíneo.

Efectos de la magnetoterapia en el sistema óseo

La exposición repetida a los campos magnéticos ejerce efectos sobre el metabolismo del calcio de los huesos. ¿Y qué quiere decir eso? Para entendernos vamos a explicar pruebas de algunos estudios.

Magnetoterapia y pacientes con osteoporosis

Diversos estudios han investigado la relación entre magnetoterapia y osteoporosis. En estos estudios se comparan pacientes que han sido tratados con magnetoterapia para el tratamiento de la osteoporosis con otros pacientes que no han aplicado la terapia de campos magnéticos.

El resultado fue claro: los pacientes que recibieron sesiones de magnetoterapia notaron una mejoría real ya que se pudo comprobar que favoreció a fijar el calcio en los huesos. Además, los pacientes aseguraron sentir menos dolor y una mejoría en su calidad de vida. Esto se debe también, al efecto analgésico y antiinflamatorio de la magnetoterapia.

Dados sus múltiples beneficios y sus pocas contraindicaciones, la magnetoterapia se utiliza con frecuencia en pacientes con enfermedades óseas y pacientes con retraso en la consolidación de fracturas o postoperatorios.

La exposición a los campos magnéticos a través de aparatos de magnetoterapia estimula la producción de colágeno, una sustancia que también ayuda a prevenir el desgaste de los huesos, protegiéndolos y participando en la óptima cicatrización de los tejidos. El colágeno, además, forma la materia orgánica de los huesos y un 25% del tejido óseo.

Además, la magnetoterapia es un tratamiento preventivo para la degeneración en enfermedades crónicas.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados