Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.


911107844 - 617417991 tienda@efisioterapia.net
Triada desgraciada de la rodilla: qué es y por qué usar la magnetoterapia para tratarla

La “triada desgraciada de la rodilla” es una lesión típica y muy temida por parte de los deportistas,  especialmente de los esquiadores. También se le conoce como triada infeliz o triada de O´Donoghue.

Suele darse cuando se produce un bloqueo de los esquís mientras que la rodilla sigue rotando hasta dañar el menisco, romper el ligamento cruzado anterior y el ligamento lateral interno de la rodilla. ¡Casi nada!

Solo con el nombre de la lesión…- triada desgraciada - ya nos podemos hacer una idea de su gravedad, ¿verdad?

Lo cierto es que estamos ante una patología bastante compleja y dolorosa, a la que todos los deportistas le tienen bastante respeto. Y no es de extrañar, ya que en la mayor parte de las ocasiones supone pasar por el quirófano, muchos meses de rehabilitación (entre 4 y 6), y la posibilidad real de no volver a quedar en las mismas condiciones que antes de la lesión.

Aunque es probable que no te suene mucho esta lesión, la realidad es que se produce con bastante frecuencia y facilidad.

Causas de la triada desgraciada de rodilla

Se puede producir en múltiples actividades pero el mecanismo de lesión es siempre muy similar: Alteración muy rápida del movimiento de la rodilla y un frenazo violento de la misma, seguido de un cambio de dirección con la pierna en carga (pie apoyado en el suelo)

Esto movimiento hace que la tibia rote sobre el fémur hacia el exterior con la pierna fija y se produzca la lesión.

La triada desgraciada de rodilla también puede darse cuando se produce un traumatismo muy potente sobre la articulación, que es capaz de provocar el mismo tipo de rotación y, por tanto, la temida lesión.

Normalmente, la persona lesionada suele notar un crujido al que seguirá inmediatamente un fuerte dolor en la zona, acompañado por una gran dosis de inestabilidad en la articulación de la rodilla. Esta inestabilidad le impedirá caminar, incluso mantenerse en pie.

Las pruebas físicas y radiológicas confirmarán la lesión. Una vez diagnosticada, y según el grado de afectación, el médico especialista recomendará un tratamiento conservador o quirúrgico, pero en ambos casos, casi con toda probabilidad, el lesionado necesitará la ayuda de un fisioterapeuta que le ayude en su proceso de recuperación.  

¿Cómo actúa la magnetoterapia en la triada desgraciada?

La magnetoterapia colaborará en el proceso de rehabilitación favoreciendo la disminución del dolor y  aportando un aumento del riego sanguíneo sobre los tejidos afectados - una vez haya desaparecido el derrame-  y favoreciendo la regeneración de los mismos.

Los diversos tipos de magnetoterapia de alta y baja frecuencia son capaces de ayudar en esta patología ya que la influencia de un campo electromagnético en el tratamiento de lesiones ligamentosas,  acelera los procesos químicos en el organismo y favorece la recuperación.

Está comprobado que la magnetoterapia sirve para eliminar el dolor gracias a la suma de varios efectos biológicos que la aplicación de los campos magnéticos produce sobre los tejidos del cuerpo humano. Esta técnica terapéutica es especialmente eficaz en los procesos inflamatorios.

Aplicación de la magnetoterapia en la rodilla.

Aplicar los aparatos de magnetoterapia I-tech de forma domiciliara, es muy sencillo. Básicamente debes colocar los solenoides sobre la rodilla afectada. Para facilitar la fijación, los solenoides suelen llevar una cinta elástica o velcro que permiten un agarre cómodo y seguro.

Triada desgraciada de la rodilla: qué es y por qué usar la magnetoterapia para tratarla

Si nos encontramos en las primeras fases del tratamiento aplicaremos la magnetoterapia con frecuencias en intensidades bajas, frecuencias entre 5 y 15 HZ.

Cuando el dolor y la inflamación hayan disminuido podremos usar frecuencias más elevadas, en torno a 25  Hz.

Con esta forma de aplicación podremos usar la magnetoterapia para tratar la inflamación de cualquier  estructura de la articulación de la rodilla, no solo de la lesión conocida como triada desgraciada.

Para más información sobre los aparatos de magnetoterpia I-tech pincha aquí.

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

He leido y acepto la política de privacidad.

Aparatos de Magnetoterapia recomendados