¿Te ayudamos? 961140219
Cómo recuperar la movilidad tras una fractura de tobillo

Cómo recuperar la movilidad tras una fractura de tobillo

¿Sabías que las fracturas de tobillo tienen una incidencia de, aproximadamente, 187 casos por cada 100.000 habitantes al año?

El tobillo es una articulación asociada a sistemas ligamentosos complejos que funciona a modo de bisagra entre la tibia, el peroné y el astrágalo.

En el artículo de hoy, vamos a contarte una serie de curiosidades sobre las roturas de tobillo, una lesión que te obligará a estar inmovilizado un tiempo y en el peor de los casos, incluso, tendrás que pasar por el quirófano.

Pero aunque esto suene a tragedia, no desesperes porque como bien dice el dicho: “No hay mal que cien años dure”, ni tobillo que no consolide tras una fractura.

Bueno, esto último no lo dice el dicho, sino nosotros, sobre todo si seguimos todas las recomendaciones médicas de nuestro traumatólogo entre las que se incluye: reposo relativo, sesiones de fisioterapia, sesiones de magnetoterapia, y en algunos casos, la ingesta de medicamentos para tratar de disminuir los episodios más agudos de dolor o inflamación.

Causas de roturas de tobillo que obliguen a pasar por quirófano

Aunque suene a obviedad, cuando se tiene algún accidente o se sufre una caída donde el tobillo (o cualquier otra parte del cuerpo) se daño, lo primero que hay que hacer es ir al médico, especialmente si hay dolor, se ha escuchado un chasquido en el accidente, la zona se pone morada, crece la hinchazón o empezamos a sentir palpitaciones.

Para tu tranquilidad, debes saber que no todas las fracturas de tobillo obligan a pasar por quirófano, pero sí es cierto en algunos casos es inevitable la intervención, sobre todo cuando además de a los huesos, la lesión afecta también a los ligamentos o cualquier otro tipo de tejido blando de la zona.

Cómo se puede mejorar la movilidad tras una fractura de tobillo

Si has tenido un accidente y tienes una fractura o has sido intervenido por una rotura de tobillo, y te preguntas cómo puedes acelerar tu recuperación, presta atención. Hay formas de lograrlo, aunque es importante que siempre sigas las recomendaciones de tu médico.

Acude a un fisioterapeuta

Para mejorar la movilidad de cualquier zona del cuerpo siempre es importante acudir a profesionales que te puedan ayudar como es el caso de los fisioterapeutas. Ellos son especialistas en el aparato locomotor y, con mucho gusto, estudiarán tu caso y el momento de la recuperación en el que estás para ayudarte en tu recuperación mediante la aplicación de distintas técnicas y/o terapias o bien asesorándote sobre posibles ejercicios que puedes llevar a cabo para que todo este proceso sea al final mucho más rápido.

Recurriendo a la magnetoterapia

Apostar por la compra de un equipo de magnetoterapia domiciliario puede ser de gran ayuda para lograr acelerar el proceso de recuperación. Hay que tener en cuenta que la magnetoterapia es una práctica que se enmarca dentro de la propia fisioterapia y que lo que hace es recurrir al uso de campos magnéticos pulsados (CEMP) que favorecen la regeneración de tejidos, y además ayudan a disminuir la inflamación y el dolor.

Seguir las indicaciones médicas

Más allá de buscar la ayuda de un fisioterapeuta o recurrir al uso de la magnetoterapia es fundamental seguir las pautas de tu médico. Comienza a andar o hacer cierto ejercicio sólo cuando considere que estás preparado para ello.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados