Fractura por estrés: prevención, causa y tratamiento

¿Te han diagnosticado fractura por estrés y no sabes qué es? Te contamos todo y cómo la magnetoterapia puede ayudarte en la rehabilitación.

Fractura por estrés: prevención, causa y tratamiento
0 399
0/5

Una fractura por estrés es un micro-traumatismo que se repite dando lugar a una grieta en los huesos. Este tipo de lesiones también se relaciona con la carga excesiva de la estructura ósea.

Aunque este tipo de lesiones se pueden dar en cualquier parte del cuerpo, lo cierto es que la parte baja de las piernas y los pies sean las zonas con mayor riesgo de sufrir este tipo de lesiones.

El dolor, la hinchazón y el enrojecimiento son los síntomas principales con los que se manifiesta este tipo de fracturas. Por este motivo, en muchas ocasiones se confunde el diagnóstico con otra patología, por lo que es necesario hacer pruebas radiológicas y complementarias a una mera exploración para poder confirmar el diagnóstico.  

Por otro lado, el tratamiento para hacer frente a la fractura por estrés comienza con el reposo, que como mínimo será de 6 a 8 semanas, dependiendo de la gravedad de la fractura. No obstante, los tratamientos de magnetoterapia ha demostrado ser muy eficaz en estos casos, ya que favorece la consolidación ósea y la regeneración de tejidos.

Beneficios de la magnetoterapia en la consolidación ósea

Antes de entrar a analizar los beneficios de la magnetoterapia para las fracturas por estrés, hay que señalar que la prevención es sin duda el mejor tratamiento.

Ahora bien, ¿cómo se pueden prevenir las fracturas por estrés? Puesto que el motivo principal es la sobrecarga y los traumatismos de repetición, habría que reducir dicha carga y presión en la zona proclive a lesionarse.

Si se trata de los huesos del pie, habría que llevar aun calzado apropiado, cuidar de hacer bien los entrenamientos adaptando las cargas y vigilar las superficies por las que se corre o entrena, puesto que el asfalto y las superficies duras aumentan el riesgo de lesión.

Por otra parte, una dieta saludable con suficiente calcio y vitamina D también ayuda prevenir las micro-fracturas por estrés. De la misma forma, el tabaco también ralentiza la curación de los huesos. Además, quien practique deporte debe siempre calentar antes del entrenamiento y comenzar lentamente para ir aumentando la intensidad.

Pero si a pesar de todo, sufres una lesión de este tipo, debes saber que  la magnetoterapia ha demostrado ser de gran utilidad en la recuperación de fracturas por su capacidad para estimular la regeneración del tejido óseo. De esta forma aplicando sesiones de magnetoterapia de baja frecuencia se estimula la consolidación del hueso acelerando la recuperación.

Efectos positivos del uso de la magnetoterapia como tratamiento

Lo primero que habría que destacar son los efectos metabólicos tónico-estimulantes que aceleran la función de las mitocondrias, aumenta la mitosis celular y con ello favorecen la reparación tisular. Pero, además, también ofrece las siguientes ventajas:

  • Mejorar la disposición de las moléculas y los átomos en el hueso.
  • Estimular la reproducción celular y activar los sistemas de reducción de oxidación.
  • Ejercer efectos piezoeléctricos sobre el hueso y el colágeno favoreciendo la formación de nuevo tejido óseo.
  • Reduce el dolor y la inflamación.

Además, los campos magnéticos hacen que el callo óseo se forme más velozmente. Por todo ello, la magnetoterapia es uno de los tratamientos más efectivo para las fracturas por estrés.

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Abel ha conseguido dos retos: Uno, mantener a Efisioterapia como referente en el sector durante 20 años, escribiendo y revisando cientos de artículos de alta calidad sobre salud y fisioterapia, suyos y de otros especialistas. Dos, compaginarlo durante varios años mientras ejercía de fisioterapeuta en su propia clínica, hospitales y clubs deportivos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad