¿Te ayudamos? 617417991
Magnetoterapia para el tratamiento de tortícolis o tortícolis congénita

Magnetoterapia para el tratamiento de tortícolis o tortícolis congénita

La tortícolis es una dolencia bastante común que se caracteriza por dolor en la zona del cuello que puede irradiarse hacia los hombros y la parte media de la espalda. Además, limita el movimiento y provoca rigidez en el músculo esternocleidomastoideo.  En muchas ocasiones incluso es normal observar una posición anormal de la cabeza, presentando cierta desviación hacia izquierda o derecha.

Como decimos es una patología bastante habitual que no afecta solo a personas adultas, sino que también es frecuente en niños. Especialmente cuando hablamos de tortícolis congénita.

Tipos de tortícolis según las causas

Según el origen que desencadena la tortícolis podemos hablar de diferentes tipos. A saber:

  • Tortícolis: La tortícolis cuya causa se encuentra en un mal gesto, movimientos bruscos del cuello o una mala posición son las más frecuentes. Dormir con una almohada demasiada alta, un accidente de tráfico o  un sobreesfuerzo, pueden desencadenar este dolor cervical tan molesto.
  • Tortícolis congénita: Este tipo de tortícolis se desarrolla en el feto, es decir dentro del útero materno y es debido a una mala posición durante el desarrollo del bebé. También puede tener su origen en una falta de riego en el cuello del feto. En cualquier caso, la tortícolis congénita se puede tratar con bastante buenos pronósticos, no acarreando problemas futuros al pequeño/a.
  • Torticolis adquirida: La tortícolis adquirida, como su propio nombre indica, es aquella que tiene su origen en hábitos pocos saludables de forma recurrente. Es decir, malas posturas u otra causa que provoca daños en la parte superior de la columna, en los músculos del cuello o en el sistema periférico.
  • Tortícolis idiopática: Cuando hablamos de tortícolis idiopática nos referimos a aquella que no tiene una causa conocida o identificada.
  • Tortícolis espasmódica: Suele aparecer a causa de episodios de estrés o fatiga. Se caracteriza porque quien la padece sufre crisis espasmódicas en el cuello y dolor persistente en la zona cervical.

Magnetoterapia para el tratamiento de la tortícolis

La aplicación de campos magnéticos resulta muy eficaz para el tratamiento contra la tortícolis ya que favorece la relajación del músculo esternocleidomastoideo, aliviando la presión que este ejerce y disminuyendo el dolor.

Con los equipos de magnetoterapia I-Tech es posible seguir el tratamiento de forma eficaz desde tu propia casa. Tan solo es necesario colocarse el solenoide o aplicador alrededor del cuello tal y como vemos en la siguiente foto:

Cómo colocar el solenoide para el tratamiento de la tortícolis

Una vez colocado, seleccionamos el programa predefinido CERVICALGIA y damos Ok. En ese momento se iniciará el tratamiento y tan solo debemos relajarnos hasta que un pitido nos avise de la finalización de la sesión.

Para conseguir los resultados esperados es muy importante ser constante con las sesiones. Es decir, lo recomendable es hacer ciclos de 15-20 sesiones de entre hora y media y dos horas de duración de forma diaria. Y este último dato es imprescindible. La constancia es clave para la terapia con campos magnéticos resulte completamente efectiva.

Si tienes cualquier duda sobre los equipos que distribuimos en Magnetoterapia EM no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestros especialistas estarán encantados de poder ayudarte.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados