¿Te ayudamos? 961140219
Todo lo que debes saber del Síndrome del túnel tarsiano

Todo lo que debes saber del Síndrome del túnel tarsiano

El síndrome del túnel tarsiano es una neuropatía que se manifiesta en forma de un dolor recurrente en el pie y el tobillo. Consiste en la compresión de los nervios ubicados en el túnel del tarso. Este grupo de nervios es el encargado de controlar los músculos de las plantas de los pies y el tobillo.

El túnel está ubicado en la parte interna del tobillo, el cual es atravesado por el nervio tibial posterior. También se ubican allí algunos tendones del pie y vasos sanguíneos. La inflamación del nervio tibial posterior podría incluso dificultar un poco el movimiento al tocar los tendones.

Causas del síndrome del túnel tarsiano

Todavía no se ha determinado una causa exacta de esta patología, aunque suele surgir como consecuencia de un traumatismo que traiga consigo inflamación y la formación del edema que comprime al nervio. Otras causas no tan precisas son:

  • Una lesión importante en el tobillo.
  • Exceso de movimientos repetitivos en la zona, sobre todo si son pequeños e intensos.
  • Cuadros de inflamación recurrentes.
  • Insuficiencia venosa como las várices que pueden comprimir el nervio.
  • Enfermedades sistémicas como la artritis, diabetes y padecimientos en la tiroides, aunque todavía no se conoce con exactitud la relación.
  • Malformaciones óseas y el pie plano.
  • Idiopáticas. 1 de 4 casos del síndrome del túnel tarsiano no tiene una causa aparente todavía.

Esta patología tiene una mayor incidencia en mujeres que en hombres, pero afecta a ambos sexos, indistintamente.

Principales síntomas del síndrome del túnel tarsiano

Los síntomas se manifiestan de forma irregular al principio como consecuencia natural de la compresión del nervio. Los problemas surgen cuando esta presión es constante y los síntomas también. Los síntomas se presentan constantemente, aunque se acentúan con el esfuerzo físico y cuando hay períodos largos de inactividad. Algunos de los principales síntomas son:

  • Dolor de talón que tiende a irradiarse hacia la parte anterior del pie, la cara lateral del talón y, en los casos más graves, hacia la pantorrilla y la rodilla.
  • Sensación de ardor y hormigueo en el talón y la planta del pie.
  • Calambre y entumecimiento en la parte interna del tobillo, junto con una pérdida de sensibilidad y dificultad para coordinar los movimientos en la zona.
  • Debilidad muscular, la cual aparece en las etapas tardías de la enfermedad como consecuencia de la afección de los nervios musculares inervados por el nervio tibial posterior.

Tratamiento para el síndrome del túnel del tarso

El objetivo del tratamiento es eliminar la compresión del nervio y disminuir el dolor en la zona. Las medidas no son excluyentes entre sí y, de hecho, es más efectivo crear un tratamiento que recoja las más acertadas según sea el caso. Por supuesto, también habrá que controlar las enfermedades sistémicas si existen.

La magnetoterapia es uno de los tratamientos más indicados porque no es intrusiva y se puede seguir en casa con el equipo apropiado. Es muy útil sobre todo cuando se tratan los casos más graves en los que la zona está tan inflamada que no se puede apenas tocar sin ocasionar gran dolor.

Este tratamiento se suele compaginar con la ingesta de fármacos orales, ejercicios muy leves para movilizar la zona de la forma correcta y la inmovilización del tobillo cuando el caso es demasiado severo. En los casos más graves se indica la infiltración con corticoides.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Suscríbete a nuestro newsletter sobre magnetoterapia

Aparatos de Magnetoterapia recomendados