Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.


911107844 - 617417991 tienda@efisioterapia.net
Magnetoterapia VS tratamiento quirúrgico en fracturas

Por increíble que parezca, antes del siglo XX ya existían aplicaciones del electromagnetismo. Sin embargo, es precisamente a mitad de este siglo cuando surgen los primeros equipos de magnetoterapia eficaces. Es decir, capaces de favorecer la recuperación del tejido óseo tanto en osteoporosis como en fracturas.

Después de este breve inciso sobre el origen en el tiempo de la magnetoterapia, hoy vamos a tratar de explicar en este artículo cuáles son las ventajas de la magnetoterapia frente a tratamientos quirúrgicos de fracturas y pseudoartrosis.

Ventajas de la magnetoterapia frente a cirugías por fracturas

En la última década del siglo XX, la magnetoterapia se estableció como la técnica de elección en fisioterapia para el tratamiento de fracturas que no terminaban de consolidarse ya que se descubrió que los resultados eran superiores o, al menos iguales,  a nuevas o repetidas intervenciones.

Pero además de los buenos resultados, la magnetoterapia ofrecía otra serie de ventajas que la ensalzaba como uno de los tratamientos más eficaces en la recuperación del tejido óseo.

Las principales ventajas de la magnetoterapia respecto a las intervenciones quirúrgica son:

  • Menor tiempo requerido para la rehabilitación.
  • Menor riesgo para el paciente.
  • Es una técnica no invasiva.
  • Facilidad de uso de la magnetoterapia.

Lo cierto es que a día de hoy, es indudable el alto valor terapéutico que tiene la magnetoterapia de baja frecuencia y alta potencia en el tratamiento de fracturas no consolidadas.

Eficacia de la magnetoterapia

Existen multitud de estudios que demuestran la eficacia de la magnetoterapia en fracturas y pseudoartrosis – lo que vienen siendo, fracturas rebeldes difíciles de curar-.

Algunos de los casos de está más que comprobada su eficacia son:

  • Fracturas tibiales con eficacia superior al 85%.
  • Pseudoartrosis cronificadas de más de seis meses de antigüedad.
  • Diversos tipos de pseudoartrosis, incluso en situaciones de fracturas múltiples o infectadas con un porcentaje de éxito superior al 80%.
  • Resultados muy favorables en pseudoartrosis de escafoides cronificadas de más de seis meses de evolución.

Además de la recuperación de la lesión, también hay que tener en cuenta que gracias a la magnetoterapia el dolor producido por estas patologías remite rápidamente, en ocasiones, incluso, desde el primer tratamiento.

En los casos en que la lesión además de dolor, van acompañados de inflamación, está demostrado que tras 10 días de tratamiento con magnetoterapia ambos síntomas mejoran prácticamente en el 100 × 100 de los casos.

Aunque hace más de un siglo se ha podido verificar la idoneidad de los campos magnéticos en la regeneración del tejido óseo,  no existe unanimidad en cuanto a qué produce exactamente ese efecto.

Contraindicaciones de la magnetoterapia.

Otra de las principales ventajas de la magnetoterapia es que tiene muy pocas, por no decir, que prácticamente no tiene contraindicaciones.

Sin embargo hay que evitar su uso en personas:

  • Embarazadas o que creen que puedan estarlo.  Aunque no existe verificación alguna de que produzca un efecto negativo de por sí, tampoco se puede demostrar lo contrario.
  • Personas con marcapasos o que porte en su cuerpo cualquier otro equipo que pueda verse afectado por utilización de los campos magnéticos.
  • En procesos tumorales.
  • En periodos de infecciones víricas en estado agudo.

Además, es importante que siempre se revise el manual de contraindicaciones que incluye el fabricante como I-Tech de los equipos de magnetoterapia, sobre todo cuando hablamos de equipos de magnetoterapia domiciliaria.

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

He leido y acepto la política de privacidad.

Aparatos de Magnetoterapia recomendados