Magnetoterapia como tratamiento para la gota

Te contamos los principales efectos que tiene la magnetoterapia en el tratamiento de la gota, una tipología de artritis bastante frecuente.

Magnetoterapia como tratamiento para la gota
0 496
0/5

Tanto si padeces de gota como si no, este artículo es para ti, ya que nadie estamos a salvo de experimentar uno de sus dolorosos ataques.

¿Pero qué es exactamente la gota?

La gota es una forma común y compleja de artritis que se caracteriza por ataques repentinos y graves de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en una o más articulaciones,

Normalmente son las articulaciones del Hallux (más comúnmente conocido como dedo gordo del pie), las que sufren esta dolencia aunque no es descartable que pueda manifestarse en codos, muñecas, tobillos y demás dedos.

Sus principales síntomas

Como hemos indicado ya, sus síntomas pueden hacer acto de presencia de forma repentina. Para que tomes nota, a continuación, te presentamos algunos de los principales signos de la gota:

  • Dolor intenso en las articulaciones. Esta es, de entre todas, la principal alarma.
  • Molestia persistente, que puede durar algunos días o semanas.
  • Inflamación y enrojecimiento. Las articulaciones afectadas se inflaman, calientan y enrojecen, volviéndose especialmente sensibles. Cualquier roce en la zona afectada es causa de un inmenso dolor.
  • Amplitud de movimiento limitada. Las articulaciones no pueden moverse con normalidad.

Causas que la originan

Lo normal es que el ácido úrico se disuelva en la sangre y pase por los riñones a la orina. Sin embargo, en ocasiones el cuerpo produce demasiado ácido úrico o los riñones excretan muy poco. Debido a ello se produce hiperuricemia, es decir, el ácido úrico se deposita en el interior de las articulaciones, formando cristales de urato que son los verdaderos responsables del dolor y de la inflamación.

Consecuencias

Dejar la gota sin tratar puede hacer que los cristales de urato aumenten de tamaño empeorando el dolor y el daño de la articulación, dando lugar a la aparición de nódulos o tofos.

Por otra parte, la gota aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Asimismo, estudios recientes también la han vinculado con la impotencia.

De todas formas, no te alarmes demasiado porque a diferencia de otro tipo de artritis esta sí se puede tratar con buenos resultados y está considerada como “totalmente curable”, ya que es posible revertir el depósito de cristales y sus ataques son generalmente fácilmente tratables.

Tratamiento con Magnetoterapia

La magnetoterapia es un tratamiento basado en la aplicación de campos magnéticos a diferentes frecuencias e intensidades.

Esta terapia es especialmente efectiva como analgésico en el tratamiento de cuadros de dolor a consecuencia de inflamaciones, aunque puede utilizarse para tratar patologías musculoesqueléticas en general, gracias a su potente efecto de regeneración y a la casi total carencia de contraindicaciones y efectos secundarios.

Cabe destacar, que existen dos tipos de magnetoterapia según el tipo de patología a la que se precise aplicar:

  1. De baja frecuencia, especialmente adecuada para enfermedades que afectan a tejidos duros y estados inflamatorios.
  2. De alta frecuencia, indicada para el tratamiento de enfermedades que afectan a los tejidos blandos.

Para terminar, aprovecho para recordarte que en la actualidad es posible encontrar en el mercado una amplia variedad de dispositivos para magnetoterapia muy eficaces y que te ofrecen la posibilidad de seguir el tratamiento en tu propia casa con programas predefinidos de las principales patologías (y también con posibilidad de introducción manual de parámetros)

Eso sí, no olvides comprobar su certificado CE emitido por el organismo autorizado.

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Abel ha conseguido dos retos: Uno, mantener a Efisioterapia como referente en el sector durante 20 años, escribiendo y revisando cientos de artículos de alta calidad sobre salud y fisioterapia, suyos y de otros especialistas. Dos, compaginarlo durante varios años mientras ejercía de fisioterapeuta en su propia clínica, hospitales y clubs deportivos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad