Artrosis de espalda: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Lucha contra la artrosis de espalda y recupera tu calidad de vida. Puedes aliviar el dolor y mejorar la movilidad. Te explicamos sus síntomas y causas y te damos consejos para prevenirlo con fisioterapia y magnetoterapia. Además, te compartimos ejercicios efectivos que puedes hacer en casa para mejorar tu bienestar.

Artrosis de espalda: síntomas, diagnóstico y tratamiento
0 4225
0/5
07/01/2019 | Actualizado: 18/01/2024 07/01/2019
  1. ¿Qué es la artrosis lumbar?
    1. ¿Hay diferencia entre artrosis lumbar y otros tipos de artrosis?
  2. ¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de espalda?
    1. ¿Cómo reconocer el dolor de espalda por artrosis?
  3. Origen y causas de la artrosis de espalda
    1. ¿Se puede prevenir la artrosis de columna?
  4. El diagnóstico de la artrosis lumbar
  5. Importancia de la fisioterapia para la artrosis de espalda
    1. Beneficios de la magnetoterapia en pacientes con artrosis lumbar
  6. Ejercicios recomendados para aliviar la artrosis de espalda
    1. Consejos para realizar ejercicios de forma segura

Imagina despertarte cada mañana con un dolor en la espalda que te impide moverte con libertad. Este dolor es persistente y te acompaña a lo largo del día, afectando a tus actividades diarias y limitando tu capacidad de disfrutar de la vida al máximo.

Esto es lo que experimentan muchas personas que sufren de artrosis de espalda o artrosis lumbar. Si ya vives con esta condición, hoy te contamos algunas estrategias que te ayudarán a aliviar las molestias y a recuperar tu calidad de vida. Descubre ejercicios sencillos que puedes hacer en casa y cómo puede ayudarte la magnetoterapia.

¿Qué es la artrosis lumbar?

En fisioterapia es muy común ayudar a pacientes con esta dolencia y por sus síntomas se entiende perfectamente el valor de la magnetoterapia en su tratamiento. Este tipo de artrosis de espalda o vertebral es una enfermedad degenerativa en la que el cartílago de las vértebras de la zona lumbar se desgasta. Por tanto, se pierde la amortiguación de la columna, las vértebras chocan entre sí y esto provoca dolor.

Se da entre la cintura y la zona superior de las nalgas (en las articulaciones de la columna vertebral lumbar). Esta área consta de 5 vértebras que se unen a través de diferentes superficies articulares cubiertas por cartílago.

Abel

Productos recomendados por nuestro fisio

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

¿Hay diferencia entre artrosis lumbar y otros tipos de artrosis?

La artrosis es la afectación articular más frecuente en la población adulta. De hecho, está asociada a la edad, puesto que su incidencia aumenta con esta, y puede darse en cualquier articulación.

La que nos ocupa hoy es la lumbar, que se diferencia del resto en las consecuencias de los síntomas que produce. Al estar localizada en la zona baja de la columna vertebral, es ahí donde genera problemas de movilidad. De este modo, puede terminar causando limitaciones tanto en el tronco como en los miembros inferiores y disminuyendo la calidad de vida de quien la sufre.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de espalda?

El síntoma más habitual de la artrosis de espalda es el dolor, que se suele acompañar de falta de movilidad o contracturas.

En algunos casos, el organismo también genera osteofitos, que no son más que el crecimiento anómalo del hueso de las vértebras hacia los lados. Estos osteofitos podrían presionar los nervios y provocar dolor, hormigueo o pérdida de fuerza, aunque no es algo habitual.

También pueden provocar el estrechamiento del canal de la vértebra o la compresión de un nervio, produciendo dolor, hormigueo o pérdida de fuerza.

Puedes padecer artrosis lumbar sin presentar síntomas, pero, si los tienes, suelen manifestarse de esta forma:

  • Dolor
    Aparece al iniciar el movimiento, por lo que no duele en reposo y desaparece al calentarse la articulación. Asimismo, es habitual que se acompañe de cierta rigidez.
    Este dolor es progresivo y puede pasar de una pequeña molestia a un dolor intenso que limita la movilidad de las articulaciones afectadas.

  • Deformidad
    La deformación se aprecia a simple vista. Además, en las radiografías se observan distintas alteraciones como quistes, osteofitos y estrechamiento de la hendidura.
    Esto genera también una reducción de la movilidad pasiva de las zonas afectadas.

  • Crepitación
    Causada por el roce de la superficies óseas debido a la ausencia de cartílago tanto en movimientos activos como pasivos. También a la palpación.

Síntomas de la artrosis de espalda

¿Cómo reconocer el dolor de espalda por artrosis?

Al contrario de lo que muchas personas creen, la degeneración del disco no es la causa del dolor. ¿A qué se debe entonces? Sencillo.

Conforme el disco se desgasta, la musculatura debe hacer un sobreesfuerzo para sostener la columna durante cualquier movimiento. En caso de que no pueda asumir este extra, se desencadena un mecanismo neurológico que es el responsable del dolor.

El dolor de espalda por artrosis aparece con determinados movimientos y la sobrecarga de la zona, lo que reduce la movilidad de la columna. Esto quiere decir que la degeneración del disco no es lo que provoca el dolor, sino simplemente un factor que lo predispone.

Si los discos están muy desgastados, el exceso de carga terminará por desarrollar osteofitos. Como consecuencia, se puede estrechar el espacio del canal de la vértebra o comprimir un nervio, produciendo dolor, hormigueo o pérdida de fuerza.

Origen y causas de la artrosis de espalda

La causa de esta patología es la propia enfermedad de la artrosis. Aun así, podemos hablar de una serie de factores de riesgo asociados:

  • Edad
    Como consecuencia del envejecimiento poblacional, es habitual encontrarnos esta patología en los países desarrollados. La padece el 70 % de los mayores de 50 años y, en España, se estima que la presenta el 10 % de la población.
    Además, se da con mayor frecuencia en las mujeres con más de 50 años.

  • Traumatismos
    Las fracturas y lesiones que se han producido a lo largo de la vida pueden desencadenar la artrosis y el dolor de espalda asociado.

  • Malos hábitos
    El tabaquismo reduce la irrigación sanguínea y, por tanto, la cantidad de nutrientes que llegan a la columna, dificultando la reparación del disco.
    De igual manera, la obesidad y el sobrepeso son dos factores que pueden agravar esta enfermedad.

  • Actividad laboral
    En determinados trabajos se realizan movimientos repetitivos que provocan la sobrecarga de las articulaciones. Esto también sucede al mantener en el tiempo ciertas malas posturas o levantar objetos pesados.

¿Se puede prevenir la artrosis de columna?

Seguir una dieta sana y equilibrada, evitar la obesidad y realizar ejercicio físico moderado son algunas de las claves para prevenir la artrosis de espalda y sus síntomas.

De igual forma, hay que tener cuidado y no transportar ni soportar cargas pesadas para evitar este problema. Otros hábitos negativos que influyen son dormir en el sofá, en una cama muy dura o sentarse en una silla sin apoyar la espalda en el respaldo.

Por otro lado, estar sentado durante largos períodos de tiempo favorece el estrés y la degeneración de la columna. Por ello, hay que aprovechar cualquier oportunidad para ponerse de pie y movilizar la espalda.

El diagnóstico de la artrosis lumbar

Para saber cómo mejorar la artrosis de espalda, en primer lugar es necesario tener un buen diagnóstico de la afección. Recopilar el historial clínico permitirá establecer los factores desencadenantes, pero esto ha de acompañarse de un examen físico que valore la movilidad y sensibilidad del paciente.

Junto a ello, las pruebas de imagen evidenciarán o no esta afección. Estas pruebas pueden ser resonancias magnéticas, radiografías o tomografías computarizadas. Con ellas, se puede observar el grado de desgaste en las articulaciones vertebrales.

De forma adicional, en determinados casos, se puede realizar un bloqueo de nervios para confirmar el diagnóstico e, incluso, un análisis sanguíneo.

Una vez determinado el grado de artrosis de espalda y su tratamiento, es posible mejorar la calidad de vida del paciente.

Diagnóstico de la artrosis de espalda

Importancia de la fisioterapia para la artrosis de espalda

Teniendo en cuenta las limitaciones que puede ocasionar esta afección, la fisioterapia para la artrosis de espalda es de gran ayuda para aliviar el dolor y el malestar. Asimismo, disminuye la incapacidad funcional, mejora la higiene postural y retrasa la aparición y avance de la enfermedad.

El abordaje habitual consiste en:

  • Terapia manual
    Las movilizaciones pasivas y el masaje terapéutico relajan la musculatura y aumentan la movilidad.

  • Electroterapia
    El objetivo de utilizar aparatología como el TENS en la zona del dolor es conseguir un efecto analgésico.

  • Termoterapia
    Otros equipos como la diatermia, la lámpara de infrarrojos, las microondas o la onda corta reducen la inflamación y relajan la musculatura periférica.

  • Ejercicio terapéutico
    Los ejercicios para la artrosis de espalda están dirigidos a mejorar la función y aliviar el dolor de la articulación. Lo adecuado es apostar por ejercicios de fuerza isométricos para luego pasar a los isotónicos.

    De igual modo, se recomiendan los ejercicios aeróbicos siempre que se realicen sin dolor. En este sentido, el pilates propone diferentes rutinas beneficiosas para tratar la artrosis lumbar.

  • Otras herramientas que se pueden emplear son los ultrasonidos, el láser terapéutico o la magnetoterapia.

Beneficios de la magnetoterapia en pacientes con artrosis lumbar

Los efectos de la magnetoterapia en el organismo ayudan a aliviar el dolor y la sobrecarga de los músculos contracturados. Además, estas ondas magnéticas actúan como desaceleradoras de los efectos de la artrosis debido a su capacidad para regenerar los tejidos.

Aplicar el tratamiento de la artrosis de espalda con uno de los equipos portátiles de Magnetoterapia I-Tech Medical Division es muy sencillo. Para empezar, apoya la espalda en la almohadilla terapéutica o la colchoneta Osteomat para abarcar una mayor amplitud de la zona afectada. A continuación, ya puedes programar el tiempo y la potencia recomendados por el fisioterapeuta o nuestro asesor especializado y comenzar el tratamiento.

Ejercicios recomendados para aliviar la artrosis de espalda

Además de todo lo anterior, puedes tratar la artrosis de espalda con estos ejercicios desde casa. ¡Toma nota!

  • Estiramiento de isquiotibiales con apoyo lumbar
    Vas a necesitar una banda elástica para ejecutar este ejercicio, el cual te ayudará a fortalecer tus isquiotibiales.

    Tumbado boca arriba, rodea la puntera de la zapatilla o el pie con la banda y lleva la pierna a 90 grados. Te recomendamos prestar atención a la basculación de la pelvis, ya que se necesita cierta flexibilidad de la columna lumbar.

Estiramiento de isquiotibiales con apoyo lumbar

  • Ejercicio del gato/mahometano
    Lo que vas a conseguir con este ejercicio es activar, relajar y flexibilizar la zona lumbar. Debes realizar los movimientos de estiramiento y flexión de forma adecuada. Esto te va a reportar un satisfactorio alivio.

    Para su ejecución, debes colocarte en cuadrupedia y subir y bajar la espalda de manera alterna formando y deshaciendo una joroba.

Ejercicio del gato para aliviar la artrosis lumbar

  • Estiramiento de cadenas cruzadas
    Podemos decir que este ejercicio es un todo en uno, ya que con él ejercitas las piernas, las caderas, los brazos y los hombros.

    Túmbate boca arriba con los brazos en cruz, las caderas y rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Con esa posición de partida, rota las piernas hacia un lado y luego hacia el otro. ¿Hasta dónde? Lo ideal sería hasta tocar con la rodilla en el suelo, pero si un movimiento tan amplio te resulta molesto, llega hasta donde puedas hacerlo cómodamente.

Consejos para realizar ejercicios de forma segura

Con los ejercicios propuestos, verás resultados efectivos en muy poco tiempo. Eso sí, recuerda que para disfrutar de sus beneficios has de realizarlos de forma segura, es decir, sin llevarlos al límite.

Evita siempre forzar las posturas y que aparezca el dolor.

Si necesitas más información sobre cómo puedes aliviar los dolores que te provoca la artrosis lumbar, contacta con nuestros asesores especializados.

Abel Renovell Cofundador y fisioterapeuta colegiado

Abel ha conseguido dos retos: Uno, mantener a Efisioterapia como referente en el sector durante 20 años, escribiendo y revisando cientos de artículos de alta calidad sobre salud y fisioterapia, suyos y de otros especialistas. Dos, compaginarlo durante varios años mientras ejercía de fisioterapeuta en su propia clínica, hospitales y clubs deportivos.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad