Subir

Flacidez en los senos

Tratamiento de reafirmación y remodelación de senos

RADIOFRECUENCIA VITALTERM está indicado para los tratamientos de reafirmación y remodelación de senos. La flacidez es una alteración de los tejidos de la piel caracterizada por la pérdida de tono y elasticidad. Suele ser consecuencia del envejecimiento cutáneo, aunque también se puede observar después de los embarazos o generalizada después de enfermedades muy debilitantes.

Las mamas son de vital importancia en la mujer no sólo porque cumplen una función biológica elemental, la lactancia, sino porque constituyen un atributo netamente femenino. Por lo tanto, sus alteraciones, ya sean patológicas o estéticas, son motivo de gran preocupación para la mayor parte de las mujeres. Para elaborar los protocolos de tratamiento, se presentan algunos aspectos de la anatomía y fisiología de la mama:

La anatomía de las mamas varía a lo largo de la vida y en determinados estados fisiológicos como el embarazo y la lactancia. La glándula mamaria, constituida por lóbulos separados por tejido conjuntivo rico en células adiposas, y surcada de conductos galactóforos (conductos excretores de la glándula mamaria que conducen la leche al pezón), aumenta de tamaño al llegar a la pubertad por influencia de las hormonas sexuales. El tejido adiposo que rodea toda la glándula, excepto la areola, también aumenta de tamaño. Todo el conjunto se halla recubierto por una piel fina y frágil que se asienta sobre el tejido fibroso, que la une al extremo de la clavícula y a la envoltura fibrosa del músculo pectoral. En el centro se sitúa la areola con el pezón. Cuando este tejido fibroso está firmemente unido a los músculos, el seno se mantiene firme.

Por el contrario, cuando está distendido tiende a deslizarse a lo largo del seno, provocando la ptosis mamaria (caída o prolapso del órgano mamario o  parte de él). En la madurez, la glándula ya está conformada y se oscurece la areola. Durante los ciclos menstruales se observan modificaciones en el volumen al producirse vasodilatación y retención hídrica en la segunda parte del ciclo. Los cambios hormonales del embarazo y la lactancia condicionan que el seno aumente de tamaño y la areola y el pezón estén hiperpigmentados. Después del parto y la lactancia el tejido mamario remite hasta adquirir un tamaño algo superior al inicial. Debido a estos cambios, los embarazos y lactancias muy repetidos pueden causar flacidez y ptosis mamaria. También se pueden formar estrías por descarga de corticoides de origen suprarrenal.

La ptosis también se puede producir por una pérdida o un aumento de tejido adiposo, que provoca una reducción de la elasticidad, con distensión del tejido conjuntivo, produciéndose el deslizamiento del seno. En la menopausia también se produce una retracción de los tejidos y atrofia de la mama, al cesar la influencia de las secreciones ováricas, acentuándose esta caída del seno.

El concepto estético del seno ideal es relativo y los cánones de belleza han variado a lo largo de la historia. Se considera busto ideal a aquel que guarda una relación armónica con respecto al peso y la talla de la mujer. El buen aspecto y mantenimiento del seno está condicionado por los siguientes factores: la posición, la firmeza, el volumen, la adherencia al tórax y la tonicidad cutánea y muscular.

La forma de los senos generalmente es esférica, presentando amplias variaciones. Su volumen es variable, y depende de la edad y de la complexión física. La constitución adecuada del tórax y el buen trofismo de los músculos pectorales son elementos fundamentales por lo que respecta al aspecto estético de las mamas, así como el mantenimiento de una correcta postura corporal. La elasticidad de los tegumentos permite que su tensión mantenga la tersura exterior.

Las causas que pueden contribuir a dar al seno una mala posición, aumentar o disminuir su volumen, hacer perder su firmeza y a provocar su caída son varias. Es el caso de la hipomastia (hipoplaxia mamaria; mamas pequeñas o escasamente desarrolladas), hipermastia (hipertrofia mamaria, mamas grandes), gigantomastia (grado muy aumentado de hipermastia debido a factores endocrinos o hereditarios) y patologías benignas como los adenofibromas (tumor benigno que en las mamas se relacionan con trastornos en la producción de progesterona), los adenomas (tumor epitelial benigno, generalmente de estructura similar a una glándula) y los quistes.

Así, después del parto, a veces se observa una ligera flacidez en los senos, porque la excesiva hinchazón durante el periodo de gravidez provoca la distensión de la fascia superficial y el ablandamiento de las fibras elásticas.

También los músculos del dorso tienen su importancia: si éstos están tonificados y la mujer va erguida hay menor riesgo de ptosis mamaria. Pero la piel es el verdadero y más importate mecanismo de suspensión de los senos. Podemos decir que la piel y los músculos del cuello son el sujetador fisiológico más válido. Por ello, los cuidados y tratamientos estéticos de los senos irán dirigidos a cuidar la piel, y a fortalecer los músculos de cuello y espalda.

Otro factor que contribuye al buen estado estético del seno es el tejido conjuntivo. La glándula mamaria se halla sumergida en una red de tejido conjuntivo o estroma (trama o armazón de un órgano, glándula u otra estructura, generalmente de tejido conjuntivo, que sirve para sostener entre sus mallas los elementos celulares), que participa de la tonicidad de la misma. Si este tejido se altera, se reduce o se afloja, se observan modificaciones en el volumen y firmeza del seno.

El tratamiento con RADIOFRECUENCIA VITALTERM en los senos resulta eficaz porque influye positivamente en los cuatro niveles necesarios para el cuidado del seno. En primer lugar, rehidrata y nutre la piel, evitando el relajamiento de la envoltura cutánea tras la hipertrofia transitoria del embarazo, el sobrepeso o por la edad. En segundo lugar, favorece la penetración de productos cosméticos o naturales voluminizadores y permite modelar el volumen de la glándula que, por la edad o por trastornos hormonales, hubiera podido disminuir. En tercer lugar, estimula la circulación sanguínea y respiración celular del tejido adiposo y conjuntivo que hubiera podido verse reducido a causa de las más diversas patologías (malnutrición, trastornos psíquicos, etc.).

Finalmente, favorece la estimulación de la musculatura superficial, generando un aumento del metabolismo que lucha contra la distensión muscular por falta de sujeción  o de ejercicio físico.

Las alteraciones o modifidaciones de los senos más frecuentes son la atrofia, la hipertrofia, la ptosis, la flacidez  y las estrías. El cuidado de las mamas se puede resumir en los siguientes puntos: en primer lugar, se debe restablecer el equilibrio endocrino si hubiera algún trastorno. En segundo lugar, se debe corregir defectos óseos, si los hubiese, y estudiar la prenda adecuada como sostén. En tercer lugar, se debe de tonificar los músculos con la aplicación de las sesiones de RADIOFRECUENCIA VITALTERM, gimnasia pasivagimnasia pasiva, masajes y ejercicios activos. En cuarto lugar, se deben atender los cuidados cosmetológicos con sustancias activas que mejoren la elasticidad y tonicidad de la piel. Y, como última opción, la cirugía estética.

Los tratamientos y cuidados de los senos no se van a limitar a los tratamientos estéticos locales, sino que requieren una colaboración entre profesionales de la medicina, fisioterapia, de la estética integral e incluso de la corsetería, sin olvidar la colaboración de la propia interesada. Los tratamientos de el profesional de la fisioestética se centrarán a las medidas preventivas y paliativas de las distintas alteraciones, limitándose al tratamiento de la envoltura cutánea y el fortalecimiento de la musculatura anexa (pectorales, cuello y espalda). La glándula debe ser tratada con indicación médica después de un tratamiento de cirugía estética.

Los tratamientos reafirmantes se aplican asimismo combinados en casos de ptosis mamaria como corrección, pero también pueden ser tratamientos preventivos anteriores de un embarazo o de una dieta de adelgazamiento. Cuando la flacidez es muy localizada, por ejemplo, en unos senos donde se ha producido una hiperelasticidad del tendón muscular, a veces es necesaria la cirugía estética previa.

La flacidez es claramente perceptible a la palpación. Los senos, al contrario que otros órganos, no poseen ningún elemento de sostén o ligamento suspensor verdaderamente eficaz. Esto le hace ser especialmente frágil ante las distintas modificaciones que sufre con la edad, y a las variaciones hormonales.

Las necesidades cutáneas del tratamiento de reafirmación de senos son la mejora de la elasticidad cutánea y el incremento del tono muscular. Los cosméticos con acción regeneradora y reafirmante pueden ser sueros, concentrados biológicos, principios activos biomarinos, colágeno, elastina, oligoelementos, etc. También extractos de origen vegetal como centella asiática, equinácea, ginseng, lúpulo, cola de caballo, etc. El silicio orgánico, al igual que los minerales y oligoelementos, todos ellos derivados de algas (fucus, laminaria, litotame) también tendrán un papel activo. Las cremas reafirmantes también pueden incluir aceites vegetales (germen de trigo, rosa moqueta, jojoba, etc,) y animales, ricos en vitaminas A, E, F,; escualeno, etc. Las ampollas suelen ser a base de extractos tisulares (placenta o más recientemente a base de tejidos embrionarios vegetales), sueros, preparados fitobiologicos, vitaminas, glicoproteínas (fibronecticna, tubulina, mucopolisacráricoos (ácido hilurónico).

RADIOFRECUENCIA VITALTERM favorece la penetración de sustancias profundas, provoca una hipertermia profunda que favorece la vascularización del tejido  y, por lo tanto, los procesos metabólicos. En caso de que la flacidez sea importante, se recomienda complementar el tratamiento con la aplicación de gimnasia pasiva en los músculos pectorales y dorsales (el sostén muscular del seno). Las corrientes excitomotrices son la técnica de elección ya que mejoran el tono muscular. Se aplicarán principalmente en pectorales y en todos los músculos que forman el sostén natural del seno para mejorar el tono muscular.

Para conseguir los máximos resultados posibles, se recomienda aplicar en primer lugar RADIOFRECUENCIA VITALTERM y, a continuación, las placas de gimnasia pasiva. La razón que explica la eficacia biológica de este orden es el hecho de que la gimnasia pasiva tonifica más intensamente la musculatura cuando se ha generado anteriormente una vasodilatación interna, cuando se han penetrado las sustancias químicas cosmetológicas con los principios activos y cuando se ha producido una intensa oxigenación celular. Entonces, la gimnasia pasiva resulta mucho más activa y eficaz.

El tratamiento con RADIOFRECUENCIA VITALTERM pretende tonificar todo el conjunto de la mama, la envoltura cutánea y el fortalecimiento de la musculatura anexa (pectorales, cuello y espalda). Cualquier signo de alteración en la piel, areola o volumen del seno puede ser un signo de alarma, y se debe remitir inmediatamente a la consulta especializada. El profesional de la fisioestética realizará la tonificación muscular y los cuidados cosmetológicos, colaborando en los postoperatorios de cirugía estética u otros bajo prescripción médica. Los tratamientos estéticos podrán ser preventivos o paliativos en casos de ptosis, flacidez, cuidados durante el embarazo, estrías y cuidados pre y postoperatorios.

Los resultados obtenidos son significativos desde la primera sesión. Por norma general, se obtiene una reafirmación entre 0,5 cm y 3 cm. Esta reafirmación permanecerá estable o incluso tenderá a mejorar a lo largo de las sesiones.  También es posible que se produzca un retroceso de una sesión a la siguiente, en función del tamaño de la mama y del cuidado posterior de la clienta en su domicilio. Se tiene constancia también cómo en algunas mujeres el tratamiento de senos aplicado pocos días antes de tener el periodo les produce una estabilización del seno o incluso éste puede caer un centímetro. Se desconoce la razón por la que en la época premenstrual se ha comprobado esta reacción  en los casos experimentales. Es importante tener en cuenta las variaciones hormonales que se producen en la biología femenina durante la menstruación.

Tratamiento preventivo de ptosis en senos (tratamiento de mantenimiento)

Este tipo de tratamiento responde a los cuidados más habituales, adecuados para las mujeres que poseen un seno correcto y quieren conservar su buen estado el mayor tiempo posible. El tratamiento de mantenimiento es muy importante en el embarazo, donde los cambios hormonales pueden favorecer la aparición de estrías y ptosis, además de la pubertad, menopausia o cuando se sigan dietas de adelgazamiento. Las necesidades cutáneas son la prevención de la ptosis y el mantenimiento del buen estado del seno.

Si existen trastornos hormonales o casos de obesidad, no se realizarán tratamientos estéticos antes del diagnóstico e informe médico. En los preoperatorios se realizará tratamiento de hidratación a través de la penetración de un producto hidratante con RADIOFRECUENCIA VITALTERM para la preparación de la piel bajo supervisión médica. En los post-operatorios será unicamente el prescrito (generalmente eliminación de toxinas, RADIOFRECUENCIA VITALTERM, masaje e hidratación).

Los cosméticos de elección serán los hidratantes, regeneradores y tensores en las primeras sesiones de choque, en forma de concentrados (ampolla), de manera que se produzca una estimulación del tejido, que luego podrán ser combinados con tratamientos hidronutritivos. Las emulsiones con acción hidronutritiva incluirán los principios activos, hidratantes ya citados, y aceites dermófilos: aguacate, aloe, germen de trigo. Los cosméticos regeneradores a base de AHA, citoquinas, extractos de rosa mosqueta, equiseto, mimosa tenuiflora, etc. ayudarán a reparar el tejido dañado. La aplicación de ácidos debe realizarse después del tratamiento con RADIOFRECUENCIA VITALTERM.

NOVEDADES EN TU EMAIL. Ya somos 28500

EMAIL

Técnicas de electroterapia