ABORDAJES ERGONÓMICOS E HIGIENE POSTURAL EN LA PROFESIÓN DE LA FISIOTERAPIA


ABORDAJES ERGONÓMICOS E HIGIENE POSTURAL EN LA PROFESIÓN DE LA FISIOTERAPIA

Marcos Martínez Pino: Máster oficial en Ciencias del sistema nervioso, Máster en Salud Pública, Graduado en Terapia Ocupacional, Experto Universitario en entrenamiento personal y deportivo, Graduando en Fisioterapia por la Universidad Miguel Hernández (UMH)

Marco Pablo Buono: Graduando en Fisioterapia por la Universidad Miguel Hernández (UMH)
José Javier Clemente Chamorro: Técnico superior en actividades físicas y deportivas, Graduando en Fisioterapia por la Universidad Miguel Hernández (UMH)

RESUMEN

La Ergonomía se considera la profesión que aplica la teoría, principios, datos y métodos al diseño, con objetivo de optimizar el bienestar del ser humano y el resultado global del sistema.

Por otro lado, en la literatura científica existen varias definiciones sobre el concepto de Fisioterapia. Algunos autores, la definen como el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que se basan en el empleo de agentes físicos dentro de situaciones histórico-sociales diferentes con el fin de promover la salud.

Según los investigadores, los trastornos músculo-esqueléticos afectan a músculos del cuerpo, articulaciones, tendones, ligamentos y nervios. Al parecer, la mayoría de estas afectaciones están relacionadas con el tipo de acciones mecánicas que realiza el fisioterapeuta en su actividad profesional, se desarrollan con el tiempo y su origen es el tipo de trabajo en sí o por el entorno de trabajo de los fisioterapeutas. Según la evidencia científica, en los profesionales de la fisioterapia la parte principal del cuerpo que se ve afectada es la región inferior de la espalda.

Cabe destacar que además de los problemas y afecciones de carácter locomotor nombrados, la figura del fisioterapeuta está sujeta a otro tipo de riesgos relacionados con su quehacer diario como son los riesgos higiénicos y/o psicológicos. Entre ellos existen publicaciones sobre la ansiedad, depresión o el estrés asociado muchas veces a una sobrecarga de trabajo con pacientes.

Por todo lo expuesto anteriormente, el objetivo de este trabajo es realizar una síntesis sobre el abordaje integral  de los riesgos ergonómicos en el desempeño del fisioterapeuta.

1. INTRODUCCIÓN

Según el Consejo de la Asociación Internacional de Ergonomía (IEA) en el año 2000, la Ergonomía es la disciplina científica que trata las interacciones entre los seres humanos y el sistema. Es la definición que figura en las actuales normas técnicas españolas (1). Asimismo, se considera la profesión que aplica la teoría, principios, datos y métodos al diseño, con objetivo de optimizar el bienestar del ser humano y el resultado global del sistema (2).

Mientras, la Asociación Española de Ergonomía la define como el conjunto de conocimientos de carácter multidisciplinar aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios, optimizando la eficacia, seguridad y bienestar (1).

Por otro lado, en la literatura científica existen varias definiciones sobre el concepto de Fisioterapia. Algunos autores, la definen como el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que se basan en el empleo de agentes físicos dentro de situaciones histórico-sociales diferentes con el fin de promover la salud (3).

Encontramos una definición más global de la Fisioterapia que la define como el arte y la ciencia del tratamiento físico por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación de la inervación y fuerza muscular; pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayuda diagnóstica par a el control de la evolución (4).

La hipótesis que se plantea en esta fase inicial de la introducción, se realiza a través de la premisa: riesgos ergonómicos en el profesional de la fisioterapia.

En primer lugar, se realiza una revisión bibliográfica a partir de la base de datos PubMed, de acceso libre y especializada en ciencias de la salud. Además se realiza otra revisión de la literatura científica en el motor de búsqueda Google académico, enfocado en el mundo académico que se especializa en literatura científico-académica (5).

Se obtuvieron un total de 27 artículos en la base de PubMed, de los cuales se seleccionaron 5 estudios para la justificación de este trabajo. De igual manera, la búsqueda en Google académico arrojó un total de 221 resultados, se seleccionaron 7 artículos después de cumplir los criterios de la búsqueda avanzada.

Las ecuaciones de búsqueda respectivas fueron: ((ergonomics risks) AND physiotherapist AND Humans[Mesh]) y (”Riesgos ergonómicos” en la profesión del fisioterapeuta). Los criterios de inclusión han sido estudios de acceso libre, publicados en inglés, español y en humanos. En el buscador google académico se restringió la búsqueda a los últimos 10 años. Los criterios de exclusión han sido los artículos que no tenían relación directa con la hipótesis planteada.

Según los investigadores, los trastornos músculo-esqueléticos afectan a músculos del cuerpo, articulaciones, tendones, ligamentos y nervios. Al parecer, la mayoría de estas afectaciones están relacionadas con el tipo de acciones mecánicas que realiza el fisioterapeuta en su actividad profesional, se desarrollan con el tiempo y su origen es el tipo de trabajo en sí o por el entorno de trabajo de los fisioterapeutas (6).

Varios autores, señalan que es frecuente un alto riesgo de desarrollar estas afectaciones músculo-esqueléticas ya que se ha encontrado una asociación con la exigencia física, tareas intensas y repetitivas en la práctica clínica (7).

Según la evidencia científica, en los profesionales de la fisioterapia la parte principal del cuerpo que se ve afectada es la región inferior de la espalda (8, 9,10,11).

Cabe destacar que además de los problemas y afecciones de carácter locomotor nombrados, la figura del fisioterapeuta está sujeta a otro tipo de riesgos relacionados con su quehacer diario como son los riesgos higiénicos y/o psicológicos. Entre ellos existen publicaciones sobre la ansiedad, depresión o el estrés asociado muchas veces a una sobrecarga de trabajo con pacientes (12).

Asimismo, los investigadores concluyen que se hace necesario desarrollar más estudios y protocolos de actuación para solventar estos riesgos ergonómicos por parte del fisioterapeuta y de otros profesionales del entorno sanitario que por ende están predispuestos a sufrir riesgos muy similares como son los enfermeros, terapeutas ocupacionales, podólogos, etc (6,12,13).

Por todo lo expuesto anteriormente, el objetivo de este trabajo es realizar una guía sobre el abordaje integral  de los riesgos ergonómicos en el desempeño del fisioterapeuta.

2. ENTORNO DE TRABAJO.

Como se ha indicado en los antecedentes del apartado anterior los trastornos músculo-esqueléticos son las afecciones más frecuentes sufridas en el ámbito laboral por parte de los fisioterapeutas (7). Cabe señalar, otros riesgos derivados de la práctica profesional descritos más adelante.

Estas afecciones no se deben únicamente a que los profesionales no lleven a cabo las medidas ergonómicas que conocen, sino que nos encontramos con otro factor importante como puede ser un inadecuado diseño (entorno) de las condiciones de trabajo del propio profesional de la fisioterapia (6).

Para realizar un diseño integral deberemos tener en cuenta múltiples aspectos, como los equipos que se utilizan (microondas, indiba, láser…), mobiliario, materiales de trabajo (camilla, sillas, taburetes…). Además, cabe considerar los  espacios disponibles para realizar el trabajo de forma correcta, y los factores ambientales entre los que destacan la temperatura, el ruido y la iluminación (14,15).

Teniendo todo esto en cuenta, en este apartado planteamos unas condiciones ergonómicas de  diseño adecuadas al puesto de trabajo en distintos contextos laborales como es una clínica de fisioterapia.

  • CLÍNICA
    En este punto vamos a diseñar unas adecuadas condiciones de trabajo acondicionadas al fisioterapeuta. Por lo que se aplicaran las condiciones para favorecer la comodidad en el trabajo y evitar sobreesfuerzos en el mismo. A continuación se plantea, a modo de tabla-presentación, un diseño ergonómico relacionando las herramientas y las condiciones óptimas de trabajo del fisioterapeuta:
Higiene postural fisioterapia

Camilla: Las características básicas de una buena camilla son las siguientes:
- Regulable en altura (preferible eléctrica) entre 50-95 cm permitiendo adaptarse al fisioterapeuta según su estatura evitando generar posturas incorrectas.

- Cabezal regulable en inclinación.

- 4 Ruedas de freno
- Dimensiones 190x70 cm

Higiene postural fisioterapia

Taburetes: Que permitan trabajar sentado al fisioterapeuta según las necesidades , las características son:
- Asiento redondo.

- 5 Ruedas.

- Regulable entre 42 y 53 cm (siendo accesible la regulación desde sentado).

- Respaldo, opcional si se va a usar con más frecuencia.

Higiene postural fisioterapia

Equipos:
Utilizar los equipos electromagnéticos sin que los trabajadores queden expuestos a sus efectos, ya que serían perjudiciales para la salud.

Higiene postural fisioterapia

Mobiliario de oficina:
Aunque las tareas de oficina sean menos frecuentes, se recomienda un buen equipamiento (silla adecuada, mesa, ordenador a la altura de los ojos a 50-60cm, cuña en los pies y almohadilla para las manos), manteniendo así una buena ergonomía en este ámbito (15).

Higiene postural fisioterapia

Materiales auxiliares: Podremos utilizar soportes para trabajar sobre un miembro sin necesidad de mantenerlo, es aconsejable que sean de altura regulable orientables de base estable acolchados y que tengan ruedas, o cuñas, rulos…para ejercer menos fuerza y disminuir posturas forzadas aumentando la efectividad del tratamiento (*).

 

Factores ambientales: Se tendrán en cuenta factores ambientales como  una buena iluminación para que no produzca fatiga visual, ruidos que no disminuyan la concentración o temperatura que produzca disconfort térmico.

Higiene postural fisioterapia

Suelo y calzado: Suelos antideslizantes para evitar resbalones y caídas, al igual que un calzado cómodo y antideslizante.

Higiene postural fisioterapia

Áreas de descanso:
Espacio acondicionado para pausas y habilitado para tomar algún alimento.

Higiene postural fisioterapia

Zona de rehabilitación:
Espacio habilitado con el material necesario, elementos de apoyo que faciliten la realización de los ejercicios de rehabilitación y dimensiones adecuadas para poder trabajar de manera ergonómica. (Lo ideal sería disponer de una sala única y exclusivamente para llevarlo a cabo).

Higiene postural fisioterapia

Higiene:
Pila con grifos y accesorios que nos permitan mantener una correcta higiene de nuestras manos.

      Tabla de elaboración propia.

(*) Colocaremos los materiales y equipos de forma que tengan un buen acceso tanto en altura como comodidad, evitando así inadecuadas posturas de forma innecesaria (estirar brazos, subirlos por encima de los hombros, torsiones de tronco).

  • FISIOTERAPIA A DOMICILIO

En este caso, puesto que no siempre es el mismo escenario de trabajo, nos encontramos con más dificultades. Por lo que deberemos adaptar las condiciones de trabajo a cada entorno (domicilio). Además, debemos ser proactivos en busca de diferentes opciones para poder llevar a cabo la terapia adecuada en el contexto del que se disponga (16). Cuando nos centramos en la atención domiciliaria los riegos a los que se expone el propio fisioterapeuta aumentan por varias circunstancias y factores diferentes, se deben considerar los siguientes aspectos:

  • El mayor porcentaje de los tratamientos es aplicado en personas de avanzada edad o con dependencia elevada por lo que prefieren recibir el tratamiento en casa.
  • El fisioterapeuta no cuenta (normalmente) con ayuda externa de otro profesional para realizar transferencias pasivas o cambios posturales.
  • No se suele disponer de un lugar de trabajo en el domicilio con las dimensiones adecuadas que se adapten al trabajo a realizar o dimensiones del trabajador.
  •  En muchos domicilios nos encontramos con condiciones adversas de factores ambientales (ruido, temperatura, iluminación, suelos poco adherentes, etc…).
  •  Se suele transportar una camilla plegable (difícil de regular) lo que genera posturas inadecuadas e incomodidad además de tener que  montar y desmontar después de cada servicio.
  •  Usualmente no disponemos de un lugar donde tengamos un cómodo acceso al material, además de no poder disponer de gran variedad de material.
  • Suelen producirse problemas de fatiga, estrés, carga mental en parte relacionada con un inadecuado diseño de condiciones de trabajo.
  • Realizar las técnicas de fisioterapia en la zona más adecuada posible adaptándose al entorno.
  • Intentaremos que la camilla  sea lo más ligera posible, además para transportarla sería ideal un carro con ruedas.

3. TÉCNICAS ERGONÓMICAS E HIGIENE POSTURAL.

En este apartado se pretende realizar una síntesis, de los resultados encontrados en la literatura científica sobre las correctas prácticas ergonómicas y de higiene postural en la ejecución profesional del fisioterapeuta (17, 18, 19, 20). Se deben tener en cuenta las siguientes prácticas correctas:

Higiene postural fisioterapia

Separar los pies: Al aumentar la base de sustentación del cuerpo, el equilibrio es más estable y aumentamos el margen de maniobra. Separando los pies descendemos nuestro centro de gravedad y mejoramos nuestra ventaja mecánica.

Flexionar las piernas: Aprovechamos la gran potencia de nuestra musculatura del miembro inferior para realizar nuestros movimientos.

Higiene postural fisioterapia

Mantener nuestra espalda lo más recta posible para que los diversos movimientos no hagan sufrir nuestros discos intervertebrales. Debemos evitar mantener posturas mantenidas mucho tiempo, aumentar las curvas fisiológicas de la columna, realizar grandes esfuerzos o muy repetidos y realizar movimientos bruscos para adoptar posturas muy forzadas.

Cuello y cabeza: Deben seguir la alineación de la espalda para evitar posturas forzadas.

Higiene postural fisioterapia

Contraer abdominales y glúteos: De esta forma se estabiliza la pelvis antes de movilizar la carga y protegemos ligamentos y articulaciones.

Mantenernos cerca del cuerpo del paciente: Cuanto más nos alejamos del paciente, mayor esfuerzo tendremos que realizar y peor se repartirá nuestro peso.

Higiene postural fisioterapia

Hacer un agarre firme con toda la mano: de esta forma daremos un movimiento evitaremos posibles contratiempos y movimientos menos bruscos.

Utilizar el peso de nuestro cuerpo: Para dosificar nuestra energía en el  desplazamiento, podemos utilizar el peso de nuestro propio cuerpo para facilitar la maniobra de empujar o tirar.

Higiene postural fisioterapia

Armonía de nuestros movimientos: No podemos permanecer estáticos, nuestros movimientos deben ser armónicos  y en dirección al desplazamiento.

Espirar en el momento de realizar la fuerza: Así activamos la cincha abdominal y protegemos la zona de posibles hernias.

Tabla de elaboración propia
Además, se deben considerar otras buenas prácticas durante la ejecución de tareas administrativas por parte del fisioterapeuta. Entre éstas, cabe señalar, el uso de ordenadores, trabajo de gestión de datos, pasar tiempo sentado realizando historias clínicas o revisando anamnesis (15, 20, 21). Consideramos que se deben tener en cuenta los siguientes conceptos:

  • Evitar sentarse en el borde del asiento, ya que deja la espalda sin apoyo, o sentarse inclinando y desplazando el peso del cuerpo hacia un lado.
  • Mantener la espalda erguida y alineada, repartiendo el peso entre las dos tuberosidades isquiáticas, pies apoyados en el suelo. Apoyar la espalda firmemente contra el respaldo de la silla            .
  • Sentados con una mesa de trabajo delante: próxima a la silla, tamaño adecuado a la estatura (aproximadamente a la altura de los codos).
  • Evitar los asientos blandos, sin respaldo, preferiblemente sillas giratorias.

Cabe señalar otras recomendaciones posturales en la labor profesional domiciliaria del fisioterapeuta como son las movilizaciones de pacientes encamados y/o con escasa o nula movilidad. Según la literatura científica encontramos las siguientes técnicas y métodos ergonómicos para esta circunstancia:

  • Higiene postural fisioterapia
    Acercamiento lateral
    ; para realizar este movimiento, es aconsejable que el fisioterapeuta mantenga las piernas flexionadas y apoyadas ligeramente en la camilla a la altura del cuádriceps para disminuir una parte de la carga sobre la zona lumbar. Se cruzarán las piernas del paciente, para ello, el fisioterapeuta introducirá una mano por debajo del hueco poplíteo haciendo una presa a la altura de la cabeza del peroné y la otra sobre los tobillos del paciente. Realizará una fuerza de tracción hacia fuera de la camilla, aproximándolo a su cuerpo.
  • Posteriormente, se pedirá al paciente que cruce los brazos sobre el pecho y el fisioterapeuta pasará su brazo entre los omoplatos del paciente y la camilla sujetando el borde acromial posterior. Con el otro brazo, bordeando los brazos del paciente, realizará un agarre de la cara lateral, parte proximal del húmero y realizará un acercamiento hacia el borde de la camilla.
  • Higiene postural fisioterapia
    Por último, para acercar la pelvis del paciente, simplemente, el fisioterapeuta deberá meter una mano en la zona caudal de los glúteos del paciente, y la otra por encima de la pelvis hasta llegar a la zona del trocánter mayor. El fisioterapeuta deberá jugar con el peso de su cuerpo y realizar una tracción del paciente hasta el lateral de la camilla.  
  • Higiene postural fisioterapia
    Volteo de alejamiento
    ; nos posicionamos en el mismo lado que el paciente, flexionamos la rodilla que va a quedar por encima y cruzamos sus brazos por el pecho. Cogeremos su brazo con nuestro antebrazo y con el otro antebrazo la rodilla. Voltearemos al paciente con cuidado aprovechando la inercia de nuestro cuerpo.
  • Higiene postural fisioterapia
    Volteo de acercamiento
    : el paciente debe de colocarse igual que en el volteo de alejamiento. El fisioterapeuta colocará el codo a la altura de su muslo con la mano fijando la cadera, mientras que el antebrazo del otro brazo, fijará el hombro. El fisioterapeuta deberá aprovechar la inercia del movimiento lo máximo posible, impidiendo que el paciente se separe de su cuerpo.
  • Deslizamiento longitudinal: el fisioterapeuta deberá regular la altura de su camilla para que pueda apoyar una de sus rodillas sin problema. Apoyará la rodilla en la camilla a la altura de la cadera del paciente y el pie del suelo, apoyado a la altura de los hombros. El fisioterapeuta pedirá al paciente que le abrace por la espalda, y aprovechando este agarre, el fisioterapeuta, con los codos ligeramente flexionados y las manos apoyadas por debajo del paciente, arrastrará a éste hacia su cuerpo, a la misma vez que se desplaza hacia delante.
    Higiene postural fisioterapia
  • De cúbito supino a sedestación: el fisioterapeuta colocará con los brazos y piernas cruzadas al paciente. Se colocará a la altura de la cintura del paciente e introducirá su antebrazo por debajo de sus escápulas mientras que con el otro brazo, mete la mano por debajo del hueco poplíteo realizando un agarre.  El fisioterapeuta pedirá una ligera flexión de raquis y  aprovechará el balanceo para coger inercia en el movimiento y traccionar con su mano en el hueco poplíteo y empujar hacia arriba con el antebrazo de las escápulas dejando al paciente en sedestación con las piernas por fuera de la camilla. Es importante la distancia inicial del paciente con el lateral de la camilla.
    Higiene postural fisioterapia
  • Paso de sedestación a decúbito supino: en este movimiento, el fisioterapeuta realizará el mismo agarre que en el paso de decúbito supino a sedestación, realizando el movimiento inversamente. Es aconsejable, siempre que se pueda, realizar entre dos personas para un menor riesgo de lesión y que el cuerpo del paciente esté bien próximo al pecho del fisioterapeuta.

4. CONCLUSIONES.

Consideramos como futuros fisioterapeutas que la ergonomía es esencial en nuestra vida diaria y práctica profesional. Pensamos que es una herramienta esencial para mantener una calidad de salud óptima. Encontramos evidencia de que la fisioterapia es una disciplina castigada profesionalmente en cuanto a los riesgos laborales que puede conllevar.

Creemos que estas circunstancias pueden generar factores negativos asociados como puede ser el fenómeno del burnout. Este es un concepto que está afectando a parte del ámbito sanitario, y por tanto a profesionales de los departamentos de fisioterapia de nuestros centros sanitarios. Esta situación se relaciona con el absentismo laboral e incluso, en la peor de las circunstancias puede llegar a afectar de forma negativa a la relación con los pacientes.

Por todo lo anterior, es importante estudiar, corregir y aplicar todas las técnicas ergonómicas posibles; de esta manera se disminuirán los casos y prevalencia del número de patologías asociadas a nuestro colectivo fisioterápico. Cabe señalar, que es necesario descansar de forma correcta, alimentarse adecuadamente, tener un entorno seguro y confortable. También debemos prestar atención a los factores contextuales para conservar la salud propia y de nuestros futuros pacientes.

Pensamos que también se deberían potenciar, aún más, futuras líneas de enseñanza de la disciplina de ergonomía dentro de los planes de estudios universitarios de fisioterapia. Asimismo, sería interesante trabajar en  programas de prevención y educación para la salud, de forma multidisciplinar, con las instituciones especializadas como el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

5. BIBLIOGRAFÍA .

(1) Mondelo PR, Torada EG, Bombardo PB. Ergonomia I. Fundamentos. Univ. Politèc. de Catalunya. Barcelona: Mutua Universal; 2010. p. 13-20.

(2) Seminar NR. International ergonomics association. Ergonomics 2002; 45(9):663-667.

(3) Cabrera Capote A, López Pérez YM, Bravo Acosta T. Agentes físicos [Internet]. La Habana: Ecimed; 2009. [citado 18 Nov 2017]. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/libros/agentes_fisicos/cap1.pdf
(4) Izquierdo T G. Bases teóricas y fundamentos de la fisioterapia. Ed. Médica Panamericana; 2007.

(5) Trueba-Gómez G, Estrada-Lorenzo JM. Semin Fund Esp Reumatol. 2010; 11(2):49-63
(6) Cromie J.E., Robertson V.J., Best M.O., Best M.O., Work-related musculoskeletal disorders in physical therapists: prevalence severity, risks and responses. Phys Therapy. 2000; 80: 335-6.

(7) Deepak S, Ajeesh PS. Injury prevention in physiotherapists a scientific review. Work. 2012; 41 (1): 1855-9.

(8) Campo M, Weiser S, Koenig KL, Nordin M. Work-related musculoskeletal disorders in physical therapists: A prospective cohort study with 1-year follow-up, Phys Ther. 2008; 88: 608-19.

(9) Shehab D, Aljarallh K, Moussa M, Adham N. Prevalence of low back pain among physical therapists in Kuwait, Med Princ Pract. 2003; 12: 224-230.

(10) Mierzejewski M, Kumaar S. Prevalence of low back pain among physical therapists in Edmonton Canada. Canada Disabil Rehabil. 1997; 19: 309-17.

(11) Rambabu T, K. Suneetha. Prevalence of work related musculoskeletal disorders among physicians, surgeons and dentists: a comparative study. Ann Med Health Sci Res. 2. 2014; 4(4):578-82.

(12) Amy DR, Campo M, King P. Work-related activities associated with injury in occupational and physical therapists." Work. 2012; 42(3): 373-84.

(13) Shimabukuro G, Alexandre N, Coluci, Z., Rosecrance J, Gallani M. Validity and reliability of a job factors questionnaire related to the work tasks of physical therapists. Int J Occup Saft Ergonomic. 2012; 18(1): 15-26.

(14) Eulalia Badía. Riesgos en trabajos de fisioterapia. Erga-FP. 2011 (73).

(15) ergodep.ibv . Prevención de riesgos ergonómicos y psicosociales en los centros de atención en la comunidad valenciana [sede Web]. Valencia: ergodep.ibv.org; 2010- [acceso 25 de noviembre]. Disponible en: http://ergodep.ibv.org/documentos-de-formacion/3-riesgos-y-recomendaciones-por-puestos-de-trabajo/580-fisioterapeuta.html
(16) Basco López JA, et al. ¿Cuidas tu postura al dar un masaje? Fisioterapia. 2002; 24(4): 190-95.

(17) Maffulli N, Kader D. Tendinopathy of tendo achillis. J Bone Joint Surg Br. 2002; 84(1):1-8. Manual de Seguridad y Salud frente al Riesgo de Exposición Laboral a los Campos Electromagnéticos en los puestos de Fisioterapeuta y Auxiliar. FREMAP. Ministerio de empleo y seguridad Social; 2013.

(18) Liebenson C. Manual de rehabilitación de la columna vertebral. 2ªed. Barcelona: Editorial Paidotrivo; 2002.

(19) Ramírez Plaza SP, Martín Páez A, Aguilar Casas M, Cañestro Márquez SJ, Díaz Casado de Amezúa MC, Martínez López JF et al. Movilización del paciente. 1ªed. Málaga: Publicaciones Vértice; 2008.

(20) editorial.edu.umh.es. Guía de seguridad y salud para estudiantes de Fisioterapia [sede Web].Alicante: editorial.edu.umh.es; 2015 [acceso 29 de noviembre]. Disponible en:
https://editorial.edu.umh.es/2015/03/09/guia-de-seguridad-y-salud-para-estudiantes-de-fisioterapia/
(21)  Guía de prevención de riesgos laborales en el sector sanitario. Instituto nacional de seguridad e higiene en el trabajo. Erga-FP. 2011 (73).