ANÁLISIS DE LA UTILIZACIÓN DE LA POSTUROLOGÍA COMO MEDIO DIAGNÓSTICO DE LA OSTEOPATÍA Y TERAPIAS MANUALES


Análisis de los Test Posturológicos para diagnosticar, analizar y medir los Resultados del tratamiento

Fernando Queipo Moreno
Fisioterapeuta-Osteópata D.O.
Col. 4418

RESUMEN

1- Evaluaremos el funcionamiento del sistema postural fino de un grupo de pacientes en 3 etapas:
a- en situación normal
b- anulando la entrada sensorial podal
c- anulando la entrada sensorial bucal (ATM)
2- Inmediatamente serán tratados osteopáticamente
3- serán re-evaluados de la misma forma al final del tratamiento
4- nuevamente los evaluaremos a los 15 días.

Así valoraremos:

  • los tets posturológicos como medio diagnóstico objetivo para evaluar resultados
  • las entradas afectadas, para determinar:

a- entrada prioritaria o causal
b- lesiones ascendentes y descendentes
c- utilización de dispositivos auxiliares (plantillas, placas, etc)
d- confirmación de lesiones orgánicas

INTRODUCCIÓN

Cuando el organismo se lesiona osteopáticamente, el sistema postural del individuo se adapta a esta nueva situación, privilegiando el confort en detrimento del equilibrio, que será menos estable y menos económico. Este sistema actúa a través de un ordenador cibernético, el cerebelo, que recibe información a través de los propio y exteroceptores, y la envía a los tejidos por medio del tono, el cual le indica al tejido muscular como debe reaccionar. El tejido encargado de tomar y transmitir esta información es el tejido conectivo, quien va a responder, en este caso, adaptándose a la lesión a través de su expresión patológica: la retracción. Esta retracción o acortamiento de las cadenas mio-fasciales se manifiesta como un juego de adaptaciones y compensaciones que se da en forma global a lo largo de la unidad corporal del individuo.

El sistema postural fino

“El tono varía en todo momento, está continuamente en juego. Cualquier excitación periférica de cualquier tipo puede provocar reacciones tónicas”, escribían Thomas y de Ajuriaguerra en 1948. Así contestaban la pregunta que se había hecho Bell algunos años antes: “¿cómo mantiene el hombre la postura erguida? ¿cómo la adapta a las cirscunstancias?”.

Luego se descubrió que había varias entradas sensoriales que contribuían en el control de la postura erguida, pero no fue posible entender como operan juntos estos distintos sentidos para controlar la postura hasta la aparición del concepto de sistema. El término sistema se emplea de acuerdo con la teoría de control de sistema, es decir, no necesitamos tener una comprensión detallada de los centros nerviosos y de los caminos que intervienen en este control, a fin de estudiar la entrada y la salida de esta caja negra y analizar su función de transferencia

a- Concepto de sistema postural fino

Es un sistema cibernético con un ordenador central, cuya representación anátomo-fisiológica se encuentra en cerebelo, núcleos vestibulares y zonas cerebrales, y un  sistema de información, los propioceptores y exteroceptores.
El S.P.F. es un sistema de estabilización que tiene el organismo para adaptarse a su entorno a través de los mensajes que le envían al S.N.C. las distintas entradas (22). A partir de allí, el cerebelo responde por medio del tono, el cual será más equilibrado y necesitará menor gasto de energía cuanto más precisa sea la información que recibe.

Por lo tanto, el estudio del S.P.F. es la evaluación del tono, que es el medio utilizado por el organismo para mantenerse erguido, y la investigación de las entradas que envían información al S.N.C.. Esto nos permite manejarnos con un modelo sencillo basado en el análisis del funcionamiento de las diferentes entradas sensoriales.

Consideramos que, como el mejor equilibrio tónico-postural implica menor gasto energético y mejor adaptación al medio, implica un avance hacia la armonía y la homeostasis que son principios y objetivos básicos de la Osteopatía.
Decía Still: “La Osteopatía se basa en la perfección del trabajo de la naturaleza. Cuando todas las partes del cuerpo humano se hallan alineadas, el resultado es salud. Cuando no lo están, el efecto es la enfermedad. Cuando se re-enderezan las partes, la enfermedad da lugar a la salud. El trabajo del osteópata es enderezar el cuerpo de lo anormal a lo normal; entonces la condición anormal da lugar a la normal y la salud es el resultado de la condición normal”

b- Las entradas

Hay dos tipos de entradas sensoriales para el control postural:

  1. exteroceptivas: para permanecer erguida, la gente utiliza toda la información proporcionada por sus órganos sensoriales en relación al mundo circundante; estos son: la visión, el aparato vestibular por medio de los otolitos, y los barorreceptores de las plantas de los pies.
  2. Propiocetivas: le permiten al sujeto conocer las posiciones relativas de los diferentes segmentos corporales; ellos son: los receptores ubicados en los músculos óculo-motores, plantares, paravertebrales y de las piernas.

La integración de las informaciones recibidas de los extero y propioceptores le posibilitan al individuo conocer las posiciones relativas de los elementos óseos desde CoC1 hasta la art. de Lisfranc. Esta combinación genera una considerable cantidad de información que el sistema debe integrar para que la postura no sea vacilante. Por consiguiente, los problemas con el control de la postura ortostática no indican necesariamente que un sensor haya fallado, sino que habría una integración deficiente del sistema.

Sobre estas entradas puede intervenir el Osteópata, tanto para orientarse en su diagnóstico como para evaluar objetivamente el resultado de su tratamiento. Este último es el uso que vamos a darle en nuestro trabajo ya que consideramos que estudiar la forma como se equilibra el individuo con el medio es un objetivo osteopático y un elemento mensurable para evaluar el éxito terapéutico de la Osteopatía.

c- Los test posturológicos

El hombre en su lucha contra la gravedad siempre va a presentar asimetrías, las cuales pueden ser fisiológicas o patológicas. Los test posturológicos van a estudiar como funciona el tono del individuo, su grado de asimetría y cuales pueden ser las entradas que están perturbando su equilibración.

Para nuestro trabajo vamos a utilizar una batería de test para tener un panorama completo de cómo funciona el paciente, pero para nuestra evaluación concreta y objetiva de la evolución del tratamiento utilizaremos el test de Fukuda-Unterberger.

  • Test de Fukuda-Unterberger

Permite probar el tono en forma dinámica conforme varía de acuerdo con los reflejos posturales del cuello.

Consiste en marchar 50 pasos en el lugar, con los brazos extendidos y los ojos cerrados, elevando las rodillas como subiendo un peldaño. Mediremos los grados que el sujeto gira a derecha o izquierda, sabiendo que hasta 30° es fisiológico.

Para hacer más rigurosa la prueba haremos uso del reflejo postural del cuello realizando la misma prueba con la cabeza rotada a la derecha y a la izquierda. En estos casos se considera fisiológico el giro del cuerpo hacia el lado contrario a donde giró la cabeza –hasta 30°-, ya que la rotación de la cabeza hacia un lado aumenta el tono de ese lado del cuerpo, al aumentar el tono extensor de la pierna correspondiente esta hará de pivote y el sujeto girará sobre ella.

Medición: se anotarán los 3 ángulos de giro, colocando el signo + si es a la derecha y – si es a la izquierda, luego se calculan las diferencias entre los valores con cabeza rotada y los de cabeza neutra, señalando con signo + cuando este giro es fisiológico ó – si es no fisiológica o hacia el mismo lado en que giró la cabeza; por último se calcula la predominancia que es el resultado final y que consiste en calcular la diferencia absoluta existente entre estas 2 cifras.

Variantes: luego tomaremos el mismo test pero manipulando o cerrando la entrada podal –colocando un colchoneta de gomaespuma- y la A.T.M. relacionada con la entrada vestibular –colocando unas placas separadoras entre las muelas del individuo-.

  • Test de Romberg

Pone en evidencia la relación postural ojo-vestíbulo, vemos el cambio que produce la persona cuando cierra los ojos.

El paciente de pie, con piernas juntas y los brazos extendidos, cierra los ojos durante 20 segundos, observándose las oscilaciones de tronco, cabeza y brazos. Es fisiológico que gire según la línea bipupilar, donde los brazos giran en sentido contrario al ojo alto, también se observa la pierna que recibe el peso y la oscilación anterior o posterior, lo que determina el tono predominante.

Ojo postural: le pediremos al sujeto el mismo test pero cerrando alternativamente uno y otro ojo, observando con cual se equilibra mejor, siendo ese su ojo postural.

Síndrome armónico-disarmónico: la determinación del pie de apoyo, el ojo postural y la rotación de tronco y brazos nos revelará la forma de equilibrarse del individuo. Si el paciente gira los brazos en sentido contrario al ojo postural y este es opuesto al pie de apoyo decimos que presenta un síndrome postural armónico, el cual nos muestra generalmente un esquema ascendente; si el ojo y el pie de apoyo son homolaterales tendríamos un esquema descendente correspondiendo al síndrome disarmónico.

  • Test de Cyon

Nos determina el tono periférico revelando el lado hipertónico en relación, en este caso, a los miembros superiores en función de la influencia de cabeza y cuello.
Le pedimos al sujeto sentado y con ojos cerrados, que mueva los brazos varias veces de arriba abajo, ante la indicación de detención intentará nivelar ambos brazos, siendo el lado hipertónico el que queda más alto. En este caso, el lado de la rotación del cuello determina el aumento del tono homolateral.
Este test se realizará –igual que Fukuda- con las rotaciones de cabeza a derecha e izquierda, realizando la misma medición que en el test anterior.

  • Test de ojo director

El paciente apuntará con su índice a un punto indicado por el profesional, luego cerrando uno y otro ojo sabremos con cual estaba apuntando, ese es el ojo director.  

RESULTADOS

Partimos de la base de que no valoramos resultados de tratamiento sino la fiabilidad de los test posturológicos para evaluar a los pacientes.

Lo importante del estudio es comparar los resultados con el paciente en situación normal y anulando entradas. En este sentido, se observa que los pacientes que mejoran sus resultados después del tratamiento lo hacen en las 3 situaciones, mientras que los pacientes que tuvieron malos resultados posturológicos después de ser tratados presentan una destacable mejora en los resultados cuando se anulan 1 ó 2 entradas, lo que se valora como un “contra-test” del original, determinando las entradas disfuncionales y la prioridad terapéutica.

Del mismo modo, analizando los resultados de los test complementarios, observamos que 75% de los pacientes que habían presentado resultados total o parcialmente negativos, presentan una mejora absoluta del S.P.F. cuando anulamos la acción de la A.T.M. o de los receptores plantares. El 25% restante presenta mejoras parciales.

CONCLUSIONES

Por otra parte, el estudio deja en clara la validez de la posturología como sistema de evaluación de los resultados osteopáticos y como método diagnóstico. Analizando los resultados de los pacientes que no respondieron al tratamiento osteopático, vemos que sus test mejoran cuando se anulan la o las entradas distorsivas, lo que nos permite sacar dos conclusiones:

  • que el test evaluativo es efectivo ya que el supuesto error del test original se elimina con el resultado positivo del contratest (anulando entradas)
  • que es un excelente método diagnóstico para determinar la Prioridad terapéutica o que estructuras o zona del cuerpo habría que trabajar en el tratamiento
  • también nos determina en cuales casos en los que el tratamiento osteopático es insuficiente
  • en estos casos, nos indica que deberíamos recurrir a dispositivos de desprogramación, realces, plantillas de reprogramación propioceptivas, imanes electromagnéticos o placas correctoras de la oclusión
  • a la vez, nos orienta sobre si es necesario algún tipo de reeducación
  • por último, puede determinar los casos en que la Osteopatía no llega a solucionar porque la lesión del S.P.F. no es funcional sino orgánica.

Curso de CADENAS MUSCULARES: Biomecánica, Evaluación y Corrección

Categorías: