Efectividad de la cinesiología en pacientes con dolor lumbar.


MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA
INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA
FACULTAD DE TECNOLOGIA DE LA SALUD

TÍTULO: Efectividad de la Cinesiología en pacientes con dolor lumbar.

AUTOR: Lic Reinier Aldana Fernandez

Ciudad de La Habana
2009

La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.

Albert Einstein

Dedicatoria

A mi esposa por su amor, confianza ante todo.

A mi madre por ayudarme y apoyarme en todo momento.

Agradecimientos:

A la profesora Maritza Ponce por la ayuda que nos ha brindado en todo estos años.

A todos los profesores que de una manera u otra nos han ayudado.

A todos los profesores que nos han transmitido sus conocimientos.

A todos muchas gracias

RESUMEN

El dolor lumbar constituye un frecuente motivo de consulta y está considerado como una de las entidades dolorosas más frecuentes de la columna vertebral. La aplicación de la cinesiología en el dolor lumbar es de gran utilidad para el mejoramiento de los pacientes con sacrolumbalgia. Se realizó un estudio observacional descriptivo y longitudinal en 38 pacientes que acudieron al Servicio de Rehabilitación del Luyano Municipio 10 de Octubre ”, desde Marzo hasta Septiembre del 2008, con el objetivo de evaluar la efectividad del tratamiento Cinesiologico en pacientes con dolor lumbar. La afectación fue más frecuente en el sexo femenino, con un 80,8 %, y en edades entre 35 y 49 años. Se concluye que se logró alivio del dolor y mejoría de la discapacidad en 76,2 % de los pacientes atendidos. Se recomienda evaluar los resultados a largo plazo en cuanto a las recidivas y tomar medidas de promoción de salud encaminadas a la eliminación de factores de riesgo contribuyentes a la aparición de esta enfermedad.

Introducción:

La enfermedad y el dolor han estado unidos con la vida, durante la historia de la humanidad. En restos prehistóricos se han encontrado signos de lesiones y desde el Paleolítico el hombre viene causando dolor mediante técnicas quirúrgicas no precisamente incruentas, como la trepanación. Durante milenios el dolor y sus remedios se enmarcaron en una concepción mágica de la enfermedad, aunque para ello se aprovecharan gran cantidad de hierbas, cortezas y raíces, en una especie de farmacopea, donde lo eficaz y lo ineficaz se mezclaban bajo el aura de lo sobrenatural. En dependencia de las circunstancias históricas, ha tenido connotaciones muy diferentes para el hombre. Cultura, religión y costumbres han estado estrechamente ligadas al dolor; en algunas épocas fue utilizado como medio de perdón y castigo, e incluso como el camino para conseguir la purificación divina. (1)

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor(IASP), lo define como una sensación displacentera y la experiencia emocional asociada a un daño tisular (de los tejidos), actual o potencial o descripta en términos de tales daños; el dolor fisiológico es una sensación normal, localizada, transitoria, que experimentamos en nuestra vida diaria. Tiene función de alarma y rol protector. Pero el dolor patológico es una sensación anormal, permanente, mal localizada, difusa, exagerada, impredecible, sin ningún rol protector, en respuesta a lesión tisular o daño en el sistema nervioso central, periférico o autónomo. Constituye una forma de destrucción física y mental del paciente, que impide su labor diaria, deteriora su actividad física, perturba el reposo, produce daño psicológico y destrucción celular a través de la hiperactividad del sistema nervioso simpático. Involucra a todo el grupo familiar con cambios estructurales, económicos, psicológicos, sociales y produce pérdida de horas de trabajo.

El abatimiento, la depresión y con mucha frecuencia las ideas suicidas siguen los pasos de un dolor sin alivio. Existen múltiples factores psicológicos y físicos que modifican la percepción sensorial del dolor, unas veces amplificándola y otras veces disminuyéndola (3) (2).

La experiencia de dolor resulta de la interacción de múltiples factores: fisiológicos y genéticos, pero también cognitivos, afectivos, conductuales, culturales, sociales y familiares. Ninguno de esos factores por sí solo explica adecuadamente las causas de dolor, por lo que cualquier evaluación e intervención terapéutica debería integrar los diferentes aspectos de la enfermedad (8)
En todos los siglos los científicos fueron encontrando explicaciones más racionales y reales de la fisiología y las repercusiones que tiene el término dolor en la realidad social y cultural de cada época.

La columna humana es una estructura rígida, que permite soportar presiones, y elástica, lo que le da un gran rango de movilidad. Estos dos conceptos son contrapuestos, pero a lo largo de la evolución se han experimentado y el resultado es un equilibrio conveniente a las necesidades. Este equilibrio, casi perfecto, se logra mediante los sistemas de protección musculares, aponeuróticos y mixtos. Cuando la columna deja de ser estable y aparece el dolor se deben revisar estos sistemas y normalmente se observa que alguno, o varios, están fallando.

Durante muchos años, la espalda está sometida un stress repetido que inicialmente puede no traducirse en dolor. Sin embargo, la acumulación de estos episodios y los eventuales cambios degenerativos acaban ocasionando el dolor de espalda. Puede tener lugar un caso agudo de dolor de espalda debido a un stress ocasional, pero será la condición general de la espina lumbar la que determinará la rapidez con que se producirá la recuperación y el riesgo de que la condición se haga crónica.

El papel del médico en el tratamiento del dolor de espalda debe ser el identificar los problemas que requieren una atención inmediata e intentar prevenir problemas crónicos dando al enfermo las herramientas adecuadas para prevenir futuras lesiones. Son varios los factores que hacen que la región lumbosacra sea mucho más vulnerable que otras regiones del cuerpo, a las diversas fuerzas desestabilizantes implicadas en la conservación de la posición erecta. Dichas fuerzas desestabilizadoras tienen un origen único: la fuerza de gravedad. Esta alteración es muy frecuente en las personas de vida sedentaria, especialmente en aquellas que laboran sentadas (4) (6).

Es en este contexto las afecciones de la columna vertebral cobran una importancia singular, ya que la evolución humana, tanto la biológica como la social, han impuesto nuevas cargas al organismo, que desde hace algún tiempo ya tenía que dar su contribución por la evolución biológica de la bipedestación, y que ahora se incrementa por la forma de vida cada vez más sedentaria a que nos ha conducido la sociedad contemporánea; por otro lado, recrudece sus manifestaciones perjudiciales como consecuencia del desconocimiento de la postura correcta y la mecánica corporal que prevalecen en la mayoría de las personas y cuyo fin obligado ha sido un incremento del dolor en la región lumbar (9).

Se define como sacrolumabalgia molestia en la región lumbar y pélvica sin irritación nerviosa ni irradiación hacia las piernas, la sacro lumbalgia engloba un grupo de trastornos, constituye uno de los motivos frecuentes de consultas, y esta considerada una de las entidades mas dolorosas de la columna vertebral se observa con mayor frecuencia a partir de los 30 años aunque en la actualidad influye en la juventud, siendo frecuente en el sexo femenino (10).

Las enfermedades de columna vertebral representan aproximadamente el 20 por ciento de las bajas laborales temporales y casi la mitad de las jubilaciones anticipadas conlleva en España más de 3.400 intervenciones anuales, con una pérdida de 20.000 días de trabajo "lo que explica el alto coste socio-sanitario de esta patología", explicó el Dr. José Fontcuberta, Director de la Clínica Armstrong Internacional, especializada en estas patologías Entre la mayoría de personas que alguna vez han sufrido dolor lumbar, generalmente entre los 20 y 50 años de edad, un alto porcentaje de ellos ha tenido episodios de dolor de baja intensidad y por períodos cortos, que no han requerido tratamiento médico Las causas de la mayoría de los dolores lumbares agudos y crónicos en trabajadores con factores predisponentes individuales, genéticos son las alteraciones en la biomecánica de la columna vertebral, provocadas por las malas posturas en el trabajo y fuera de él, debilitamiento muscular, en especial de abdominales, ligamentos y tendones acortados por retracciones crónicas, sobrecarga mecánica e inflamación de las articulaciones posteriores con diferentes grados de artrosis agravados por esfuerzos inadecuados y desacostumbrados, trabajos realizados en una misma postura usualmente sedente, uso inadecuado de sillas y un alto grado de estrés (11).

Según las investigaciones más precisa se estima que de un 65-80% de la población sufre o sufrirá de algún episodio de dolor lumbar durante su vida debido a la repercusión que presenta las condiciones socio-laborales y aptitudes posturales establecidas. En Cuba y en muchos países de la región representa esta entidad el 20% de la causa de jubilación. Si en la actualidad no se ha notado estadísticamente un incremento de número de casos si se ha visto un incremento de la discapacidad derivada de ella que excede a la de crecimiento de la población

Llama la atención que a pesar de los esfuerzos realizados por la medicina del trabajo en cuanto a las condiciones laborales, disminuyendo cada ves más el número de persona que tienen que levantar pesos y realizar fuerte carga física sigue persistiendo esta afección de forma similar a décadas posteriores cuando no existía dichas medidas de protección.(12)
Debido a todas las causas antes referidas se produce una isquemia mantenida de las partes blandas a nivel lumbar, con acumulación de detritos en el sitio de inserción común en los músculos paravertebrales, que provocan una contractura lumbar mantenida y aparece el dolor lumbar, el cual se acompaña además de presión o limitación sobre la raíz nerviosa que produce espasmo muscular. La irradiación del dolor se presenta por irritación de las raíces lumbares.

En el tratamiento de este dolor se utiliza una gran variedad de tratamientos, según los objetivos propuestos y el tiempo de evolución de la sintomatología; entre los principales objetivos se encuentran: disminuir el dolor, el espasmo muscular y la inflamación; evitar deformidades; mejorar los arcos de movimientos articulares; aumentar la fuerza muscular de la región; orientar y aprender las posturas correctas en su vida diaria; así como orientar programas de ejercicios para el hogar encaminados a evitar posteriores crisis.

Para lograr estos fines se utilizan diversas medidas terapéuticas, entre las cuales se señalan: medicamentos analgésicos; antinflamatorios no esteroides; ortesis correctoras; agentes físicos como la termoterapia, electroterapia, láser terapia y magnetoterapia; también el uso de acupuntura, masaje terapéutico, manipulaciones, etc., de los cuales existen estudios de eficacia tanto nacionales como internacionales (9, 12,13)

Dentro de este gran arsenal, se encuentra la cinesiología que es uno de los tratamientos durantes la fase preventiva y crónica. Encontrándose terapias de ejercicios de diversos autores tratando la columna lumbar.

Marco teórico.
Antecedentes y contexto histórico

En la búsqueda de las raíces de la cinesioterapia nos remite a las lejanas antigüedades donde el hombre primitivo, guiado por el empirismo, realizaba ejercicios como preparación de las luchas y la cazas, en la antigüedad clásica se trasforma el saber empírico amalgamado en componentes mágicos en un saber técnico, en la Grecia clásica destacan los ejercicios corporales, adquiriendo las competiciones atléticas una importancia extraordinaria. Hipócrates recomendaba el uso de los ejercicios fiscos para el alivio del dolor y el mejoramiento del cuerpo humado en su condición física como estética,.En Roma clásica, Galeno muestra un especial interés por el carácter higiénico de los ejercicios. La cinesioterapia consigue un reconocimiento científico gracias al sueco LING( 1775 – 1839) quien sistematizo los ejercicios a cuanto a su dosificación, posiciones iniciales de partida y grado de actividad, definiendo así mismo los conceptos de ejercicios semiactivo – semipasivo y de los de contracción concéntrica – excéntrica para ambos tipos de actividad muscular. GUSTAV ZANDER (1835 – 1920), medico sueco y discípulo de LING desarrolla la mecanoterapia y HEISER (1854) describe una de las primeras ruedas de hombro.

En la historia del ejercicio terapéutico se han producido también modificaciones, que en la segunda mitad del siglo XX y primera década del siglo XXI, se manifiestan a través de diversas corrientes, unas mas analíticas con autores como WILLIAMS y CHARRIERE entre otros con propuestas de corrección de las curvas del raquis en posiciones de flexión con doble mentón y o vascula pélvica frente otras propuestas como la de MC KENZIE que define la reducacion vertebral en posiciones de extensión. Otra corriente es la de ejercicios de estabilización en posición neutra desarrollado como autores como HODGES y ROBINSON entre otros.

Se realizo el estudio teniendo en cuenta los principios de tratamiento de las algias vertebrales.

Liberando las articulaciones dolorosas por enderezamiento de la curva vertebral de la región lumbar, estando esta región inmovilizada en posición antalgica, reforzando todos los medios de unión que permiten fijar la reducacion postural; completar la reducacion postural y cinecica de manera general a manera profiláctica. Teniendo en cuenta el sentido cinestésico de una buena alineación de la columna vertebral, relajando así toda la musculatura que se encuentra realinando suplencia así permitir una movilización eficaz, coordinada y uniforme. Aumentar la fuerza de los paravertebrales para mantener una buena alineación consiguiendo así una flexibilidad dentro de los límites normales según los cambios morfológicos del individuo (21)

Neurofisiología del dolor

Desde el punto de vista neurofisiológico el proceso primario que aparece en los mecanismos del dolor es el proceso de transducción llevado a cabo por los nociceptores, los cuales son activados en presencia de daño tisular o inflamación; en estos procesos se liberan sustancias que activan los receptores específicos de las fibras sensoriales, que pueden activar directamente canales iónicos de voltaje o compuerta de ligando, o por medio de otros receptores asociados a proteínas Gs, los cuales producen un aumento en la concentración intracelular de AMP cíclico, que a su vez fosforila a proteincinasas. El proceso inflamatorio y el daño celular liberan una gran cantidad de sustancias que también actúan sobre los receptores; el efecto neto de todas estas sustancias y estímulos es excitar la neurona y mover el potencial de membrana para llevar al umbral de disparo hacia el potencial de acción.

Los nociceptores poseen un alto umbral; cuando se alcanza este umbral y se produce un potencial de acción, los impulsos nerviosos generados son conducidos a la médula espinal, donde son liberados neurotransmisores excitadores, los cuales mediante vías específicas (como la espinotalámica, la espinorreticular y la espinomesencefálica) llegan al sistema nervioso central a partir del cuerno posterior de la médula espinal, donde se libera también un gran repertorio de sustancias neurotransmisoras y neuromoduladoras, muchas de las cuales son neuropéptidos que no se encuentran en otras fibras nociceptoras.

De ahí son enviados al tálamo y del tálamo a diferentes lugares de la corteza, como son SI y corteza anterior del giro del cíngulo, entre otras, las cuales son activadas en respuesta a el dolor. El tráfico de impulsos hacia el sistema nervioso central también es controlado por vías descendentes a nivel de los cuernos posteriores, que ya se mencionaron.

Tradicionalmente se considera que el área somestésica primaria (SI) es uno de los principales sitios con que se percibe el dolor, es activada cuando se presentan estímulos dolorosos y se asocia a estados patológicos de dolor; esta activación es modulada por factores cognoscitivos que alteran la percepción del dolor, incluidos la atención y la experiencia previa. Actualmente se considera que el papel de SI es principalmente como modulador de aspectos sensoriales del dolor, incluidos la localización e intensidad. La corteza insular y la corteza anterior del giro del cíngulo son relacionadas con los estímulos dolorosos térmicos, y las áreas 5 y 7 de Brodmann (lóbulo parietal posterior) son las regiones mejor relacionadas con la percepción del dolor.

Muchas de las investigaciones en el campo actual están encaminadas a establecer las conexiones que se relacionan con la percepción del dolor en el cerebro. Estos estudios han mostrado evidencias de que el dolor es un mecanismo bilateral, en el que participan áreas ya mencionadas que establecen interconexiones.

El dolor es entonces un mecanismo de percepción bilateral en aspectos como percepción, atención, estado afectivo, control motor, etc. La discriminación afectiva y conductual del dolor se establece en el tálamo, específicamente en el núcleo central y parafascicular (14)
La Asociación Mundial para el Estudio del Dolor (IASP) define el dolor como una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada con un daño tisular, real o potencial, o descrita en términos de dicho daño y lo clasifica en agudo si tiene menos de 12 semanas y crónico más de este tiempo (15) . Para el dolor cervical laQuebec TaskForce on Spinal Disorders define como agudo cuando la duración del dolor es menor de 7 días, subagudo entre 7 días y 7 semanas, y crónico si es mayor de 7 semanas (3,2).

Fundamentación teórica. Justificación.

La cinesioterapia tiene efectos fisiológicos de forma local en los músculos y las articulaciones correspondientes, y efectos de repercusión general. Los objetivos que en cada caso propongamos pueden dirigirse en uno u otro sentido. El ejercicio mejora la circulación, ya que el movimiento de músculos y articulaciones ejerce una acción de bomba mecánica que contribuye al ret­orno venoso y linfático, produciendo así mismo, un aumento del volumen muscular por hipertrofia de las fibras y/o aumento de la red capilar. Las contracciones musculares provocan la combustión del glucógeno y un mayor aflujo de sangre al músculo (hiperemia), lo que le confiere mayor amplitud funcional y aumento de la contractilidad. Los movimientos activos fortalecen los músculos y su resistencia, y favorecen la potencia muscular, a diferencia de los movimientos pasivos que pueden distender estructu­ras fibrosas que pudieran estar acortadas o retraídas. Las articulaciones se ven también favorecidas por ejercicios ya que el estiramiento de cápsulas y ligamentos, junto a un estímulo de la secreción sinovial, hace más fácil la realización de los movimientos, Los nervios periféricos se ven también favorecidos por las movilizaciones, ya que su estiramiento estimula su funcionamiento y la transmisión del impulso nervioso a la placa motora, lo que se traduce en una mejora en el equilibrio y la coordina­ción de los movimientos.

El ejercicio produce un aumento del trabajo cardíaco, que puede conducir a una mejor vascularización e hipertrofia, si los movimientos son generalizados y de suficiente intensidad, puede aumentarse la circulación general por una disminución de la resistencia periférica, lo que favorece el intercambio tisular. La actividad muscular activa la termogénesis, lo se traduce en una elevación de la temperatura. El ejercicio con lleva efectos psíquicos favorables y conduce a un estado físico satisfactorio, factor importante por sus repercusiones en el deseo de recuperación de los enfermos (16)

Para la evaluación de los resultados en la atención de rehabilitación, es necesario el uso de diferentes escalas de valoración; en este estudio se utiliza la escala visual analógica, ampliamente usada a nivel internacional, la cual constituye un instrumento válido para medir el dolor y a pesar de tener una subjetividad asociada a las características de la personalidad y del umbral doloroso de cada paciente, continúa siendo un arma valiosa en la evaluación de este síntoma. La EVA más conocida consiste en una línea de 10 cm, con un extremo marcado con “no dolor” y otro extremo que indica “el peor dolor imaginable”. El paciente marca en la línea el punto que mejor describe la intensidad de su dolor. La longitud de la línea del paciente es la medida y se registra en milímetros. La ventaja de la EVA es que no se limita a describir 10 unidades de intensidad, permitiendo un mayor detalle en la calificación del dolor. Otra de las escalas que se utilizan en este estudio es la de Likert, que permite una valoración psicométrica del dolor y que es una forma de evaluación asociada a la visual analógica. De ella se han descrito varios tipos, de 5, 7 y 10 ítems; en este estudio se utiliza la de 5 ítem (Sin dolor, Leve, Molesto, Intenso, Insoportable, del 1 al 5, respectivamente)

Como es sabido el dolor lumbar puede provocar un impacto negativo en el estatus funcional de los pacientes, interfiriendo con sus actividades básicas, el sueño y su vida personal, además de contribuir a la aparición de discapacidad en ellos; por lo tanto, resulta fundamental evaluar cómo repercute el dolor en la aparición de discapacidades en nuestros pacientes y, a su vez, qué efectividad podemos lograr con el tratamiento.

Por lo cual se utiliza en este estudio el Neck Disability Index (NDI) en su versión española, cuestionario derivado del Oswestry Disability Index utilizado para medir discapacidad en el dolor lumbar bajo. El NDI es completado directamente por el paciente y consiste en 10 items que reflejan las actividades de su vida diaria y cómo pueden estar influenciadas por el dolor lumbar. Para cada dimensión, seis respuestas posibles son proporcionadas. El paciente debe marcar la respuesta que describe mejor su estatus actual. La opción 1 cuenta 0 puntos y no representa limitación para esa actividad particular, mientras que la opción 6 cuenta 5 puntos y representa la limitación posible máxima.

Por lo tanto, la cuenta posible máxima es 50. Las dimensiones exploradas en el NDI son la intensidad del dolor de la espalda baja, el cuidado personal (levantarse, disfunción durante la actividad sexual la concentración, el trabajo, conducir, dormir y recreación.

Definición del Problema

El problema científico consiste en evaluar la efectividad de la cinesiología en pacientes con dolor lumbar con alta incidencia en la práctica actual.

Planteamiento de la Hipótesis

La cinesiología es efectiva en el alivio del dolor lumbar.

OBJETIVOS

General

  • Evaluar la efectividad del tratamiento cinesiologico en pacientes con dolor lumbar.

Específicos

  • Describir el comportamiento del dolor para las actividades de la vida diaria en pacientes con dolor lumbar antes y después del tratamiento.

diseño metodologico
Se realizo un estudio observacional descriptivo, con intervención deliberada de un grupo de pacientes, que acuden a la Sala de Rehabilitación del Policlínico Docente Luyano en Municipio 10 de Octubre, Cuidad de la Habana. Desde Marzo del 2008 a Septiembre del 2008.

Nuestro universo esta constituido por los pacientes que acuden en demanda de tratamiento con diagnostico de sacrolumbalgia, la muestra esta constituida 38 pacientes. Antes de iniciar el tratamiento se realiza el llenado del consentimiento informado en dicho período (Anexo 1) para participar en la investigación constituyendo la muestra de estudio.

Criterios de inclusión:

  • Pacientes con edad mayor de 20 años.
  • Dolor lumbar de menos de 7 semanas de evolución.
  • Percepción del dolor, según la escala analógica visual, en 4 o más.

Afecciones lumbares artrósicas, tensiónales, posturales, mecánicas e inflamatorias.

Criterios de exclusión:

  • Síntomas, signos o historia de enfermedades no benignas.
  • Enfermedades mentales descompensadas.
  • Historia de traumas severos que impliquen compromiso medular.
  • Encontrarse bajo otro programa de tratamiento que no sea el de estudio.
  • Procesos inflamatorios agudos.

Criterio de salida:

  • Voluntariamente.
  • No realización o conclusión del tratamiento.

Con el fin de cumplir el primer objetivo, a cada uno de los pacientes que conformaron la muestra en estudio se le evaluó la intensidad del dolor por la escala visual analógica, la cual representa una línea graduada en centímetros de cero a diez, donde el cero significa la ausencia de dolor y el diez el máximo dolor; así, el paciente marcaba en la escala el grado de intensidad de su dolor al inicio y al final del tratamiento (Anexo 2). A su vez se utilizó el test de tipo Likert, donde el paciente circuló la respuesta que mejor describía la intensidad de su dolor, según los cinco aspectos siguientes (Anexo 2):
Intensidad
1 Sin dolor
2 Leve
3 Molesto
4 Intenso
5 Insoportable

Los resultados al finalizar el tratamiento se evaluaron de la siguiente forma (variables cualitativas ordinales):
A) Dolor según EVA

  • Bueno: disminución, diferencia con el dolor inicial de 4 cm o más.
  • Regular: disminución, diferencia con el dolor inicial entre 2,1 y 3,9 cm.
  • Malo: disminución, diferencia con el dolor inicial entre 0 y 2 cm. O aumento del dolor.

B) Según test de Likert

  • Bueno: Los que circulen los puntos primero o segundo.
  • Regular: Los que circulen el tercer punto.
  • Malo: Los que circulen los puntos 4 y 5.

Para evaluar la discapacidad secundaria al dolor cervical en nuestros pacientes, antes y después del tratamiento, se utilizó el Neck Disability Index (NDI) (Anexo 3), que fue auto administrado por el paciente y consiste en 10 items que reflejan las actividades de su vida diaria y cómo pueden estar influenciadas por el dolor cervical. Para cada dimensión, se proporcionan seis respuestas posibles. El paciente marca la respuesta que describe mejor su estatus actual. La opción 1 cuenta 0 puntos y no representa
Limitación para esa actividad particular, mientras que la opción 6 cuenta 5 puntos y representa la limitación posible máxima. Por lo tanto, la cuenta posible máxima es 50. Las dimensiones exploradas en el NDI son la intensidad del dolor de cuello, el cuidado personal (aseo, vestir, etc.), levantarse, leer, dolor de cabeza, la concentración, el trabajo, conducir, dormir y recreación. Se evaluó como no presencia de discapacidad cuando la suma total se encontraba por debajo de 4, de 5 a 14 incapacidad media, 15 a 24 moderada, 25 a 34 severa y más de 35 completa discapacidad.

Se analizó el criterio de efectividad del tratamiento por grupos, mediante la fórmula:

dolor lumbar

Para ello los resultados se clasificaron de la siguiente forma (variables cualitativas ordinales):
Excelente

  • Disminución de 4 cm o más en la EVA.
  • Test de Likert en 1.
  • NDI no presencia de discapacidad.

Bien

  • Disminución, diferencia con el dolor inicial entre 3 y 3,9 cm en EVA.
  • Test de Likert en 2.
  • NDI con incapacidad ligera

Tomando como categoría la coincidencia de dos de los instrumentos utilizados.

Consideraciones éticas
Los pacientes fueron informados de la investigación. Se les explicó los objetivos del estudio y en qué consistía el tratamiento y los procedimientos médicos. Se les informó que la entrada al estudio era voluntaria y de no aceptar, tendría la garantía de recibir una atención médica adecuada con los métodos convencionales disponibles, sin que esto afectara sus relaciones con el médico ni con la institución. Cada paciente ofreció su aprobación en un acta firmada por él mismo y por el médico.

La presentación o publicación oral de los resultados parciales o completos de esta investigación, en la prensa escrita pública o científica y/o en eventos científicos o de otro tipo, se hará de mutuo acuerdo por parte del investigador principal y del consejo científico de la institución donde se realiza.

Fuentes de información
Se emplearon fuentes de información primaria, por medio del interrogatorio directo e indirecto (cuestionarios de dolor), datos recogidos en la encuesta elaborada para este fin (Anexo 2). Esta consta de datos generales del paciente, escala visual analógica, datos clínicos, tratamiento indicado y, al dorso, número de sesiones, observaciones y evaluaciones realizadas por el técnico según la percepción del paciente sobre el dolor, así como la figura humana, que permiten precisar el sitio específico de tratamiento, etc. Este documento nos permitió anotar las diferentes evaluaciones realizadas y brindarnos la significación o no de los cambios acaecidos en cada paciente antes y después de la terapéutica empleada.

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

La tabla No. 1 muestra la distribución de los pacientes según la edad, el sexo un total de 21 pacientes, 17 correspondían al sexo femenino (80.8%) y solo 4 al masculino (18.8%).Como se puede apreciar hubo una alta incidencia del sexo femenino y la mayor proporción del total correspondió a las edades entre 35 y 49 años (con 9 pacientes) y de 50 a 64 (6 pacientes) y la edad media de los pacientes fue 42.1 años. Lo cual coincide con otros estudios donde la presencia del sexo femenino fue predominante

Tabla No. 1. Pacientes con dolor lumbar según la edad y el sexo.

Edad

Femenino

Masculino

Total

No.

%

No.

%

No.

%

20-34

2

9.5

1

4.7

3

12.5

35-49

8

38

1

4.7

9

47

50-64

5

23.8

1

4.7

6

28

+ de 65

2

9.5

1

4.7

3

14

Total

17

80.8

4

18.8

21

100

La diferencia del dolor entre el inicio y el final del tratamiento según EVA, como aparece en el gráfico 1, fue buena en 16 pacientes para un 76.2 % de los que llevaron tratamiento con cinesioterapia. Siendo regular en 3 pacientes para un 14.2% y malo en 2 pacientes para un 9%.

dolor lumbar

Tabla No. 3. Dolor según escala de Likert antes y después del tratamiento.

Escala de Likert

Cinesioterapia n = 21

Antes

Después

No.

%

No.

%

Sin dolor

-

-

11

52.4

Leve

-

-

5

23.8

Molesto

4

19

3

14.3

Intenso

11

52.4

2

9.5

Insoportable

6

28.6

-

-

Total

21

100

21

100

Fuente: Encuesta–Test de Likert

El grupo de pacientes que fue tratado con cinesioterapia antes y después del tratamiento predomino antes el dolor intenso e insoportable con 52.4% y 28.6% No hubo igual comportamiento posterior al tratamiento, ya que el 52.4% y 23.8% de los pacientes tratados con cinesioterapia terminaron sin dolor o con un dolor leve,. Estos hallazgos hacen que la diferencia sea estadísticamente significativa con 95% de intervalo de confianza, lo que pudo ser verificado por criterio de Chi Cuadrado (p

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1-Silva,O. Dolor.2006.Disponible en:URL:https://www.eswikipedia.org/wiki/Dolor/
Consultado Agosto 25,2008.

2- Silva,O. Dolor.2006.Disponible en: URL:https://www.latinsalud.com/articulo/
00538 Consultado Agosto 25,2008.

3-Silva,O.Dolor.2006.Disponible en:URL:https://www.fqb.es/Dolor/Dolores/toc
.htm Consultado Agosto 25,2008

4- Silva,O.Dolor.2006.Disponible en:URL:https://www.fqb.es/Dolor/Dolores/toc
.htm Consultado Agosto 25,2008
.

5-Colectivo de autores.Fisioterapia en algias cronicas valoración fisioterapeutica.2006. Disponible en:URL:https://wwwLuisbernal/es/descargas/
Idex.php?act.downloadids=12. Consultado Agosto 25,2008

6- International Association for the Study of Pain 2005. https://www.iasp-pain.org/
. Consultada el 12 de Septiembre de 2008

7- Curriculum on pain for schools of Occupational Therapy and physical therapy (2008):
https://www.iasp-pain.org/ot-pt_toc.html. Consultada el 12 de Septiembre de 2008.

8- Acreditación de las Unidades de Tratamiento del Dolor (2008): https://sedolor.es/isacreditaciones2. php Consultada el 12 de Septiembre de 2008

9-Aldana.L.Mecanismo de producion del dolor, Enfoques psicologicos y fisiologicos del dolor agudo. La Habana,Cuba:Ciencias Medicas;2006

10-Borge,GW,Hope, K,Fisioterapia para Ortopedia y Reumatologia.
Editorial:Paidotribo.2000

11-Colectivo de autores. Rehabilitacion.2006.Disponible en:
URL:https://www.sld.cu/sitios /rehabilitacion. Consultado 12 de Octubre del 2008
12-- US Preventative Services Task Force. Primary Care Interventions to Prevent Low Back Pain: Brief Evidence Update. Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality; February 2004
13- Anema JR, Steenstra IA, Bongers PM, de Vet HC, Knol DL, Loisel P, van Mechelen W. Multidisciplinary rehabilitation for subacute low back pain: graded activity or workplace intervention or both? A randomized controlled trial. Spine. 2007;32:291-298.

14- Beatriz Garrido, Bosch, F.Teorías científicas de la acupuntura y técnicas afines. cd-rom Maestría en Medicina Bionergética y Natural en la atención primaria de salud. Ciudad de La Habana, 2004.

15- López Timoneda, F. Definición y Clasificación del Dolor. Clínicas Urológicas Complutense.1995; (4): 49-55.

16-Macias,D.Cinesioterapia. La Habana Cuba :Editorial:Ciencias Medicas.2007

17- Chou R, Qaseem A, Snow V, Casey D, Cross JT Jr, Shekelle P, et al. Diagnosis and treatment of low back pain: a joint clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society. Ann Intern Med. 2007;147:478-491
18- KoesBW , BanTulder MW, Tomas S. Diagnosis and treatment of low back pain.BMJ 2006;332:1430-4.

19- Gardine,D.Manual de ejercicios de rehabilitacion:España Barcelona,Editorial:Jins Barcelona.

20-Greenman P, Principios y Practica de la Medicina Manual:La Habana Cuba,Editorial: Ciencias Medicas.2006.

21-CancioJ,JosefaC,vendaje neuromuscularlogia.La habana,Cuba, Editorial:Ciencias Medicas 2005 pagiana59 - 68
22-Escalas del dolor, Disponible en: URL:https://www.espalda.org Consultado15 de octubre

BIBLIOGRÁFIA

Anema JR, Steenstra IA, Bongers PM, de Vet HC, Knol DL, Loisel P, van Mechelen W. Multidisciplinary rehabilitation for subacute low back pain: graded activity or workplace intervention or both? A randomized controlled trial. Spine. 2007;32:291-298.

Aldana.L.Mecanismo de producion del dolor, Enfoques psicologicos y fisiologicos del dolor agudo. La Habana,Cuba:Ciencias Medicas;2006

Beatriz Garrido, Bosch, F.Teorías científicas de la acupuntura y técnicas afines. cd-rom Maestría en Medicina Bionergética y Natural en la atención primaria de salud. Ciudad de La Habana, 2004.

Borge,GW,Hope, K,Fisioterapia para Ortopedia y Reumatologia.

Editorial:Paidotribo.2000

CancioJ,JosefaC,vendaje neuromuscularlogia.La habana,Cuba, Editorial:Ciencias Medicas 2005 pagiana59 - 68
Chou R, Qaseem A, Snow V, Casey D, Cross JT Jr, Shekelle P, et al. Diagnosis and treatment of low back pain: a joint clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society. Ann Intern Med. 2007;147:478-491
Colectivo de autores.Fisioterapia en algias cronicas valoración fisioterapeutica.2006. Disponible en:URL:https://wwwLuisbernal/es/descargas/
Idex.php?act.downloadids=12. Consultado Agosto 25,2008

Colectivo de autores. Rehabilitacion.2006.Disponible en:
URL:https://www.sld.cu/sitios /rehabilitacion. Consultado 12 de Octubre del 2008
Gardine,D.Manual de ejercicios de rehabilitacion:España Barcelona,Editorial:Jins Barcelona.

Greenman P, Principios y Practica de la Medicina Manual:La Habana Cuba,Editorial: Ciencias Medicas.2006.

KoesBW , BanTulder MW, Tomas S. Diagnosis and treatment of low back pain.BMJ 2006;332:1430-4.

Macias,D.Cinesioterapia. La Habana Cuba :Editorial:Ciencias Medicas.2007
López Timoneda, F. Definición y Clasificación del Dolor. Clínicas Urológicas Complutense.1995; (4): 49-55.

Silva,O. Dolor.2006.Disponible en:URL:https://www.eswikipedia.org/wiki/Dolor/
Consultado Agosto 25,2008.

Silva,O. Dolor.2006.Disponible en: URL:https://www.latinsalud.com/articulo/
00538 Consultado Agosto 25,2008.

Silva,O.Dolor.2006.Disponible en:URL:https://www.fqb.es/Dolor/Dolores/toc
.htm Consultado Agosto 25,2008

Silva,O.Dolor.2006.Disponible en:URL:https://www.fqb.es/Dolor/Dolores/toc
.htm Consultado Agosto 25,2008

International Association for the Study of Pain 2005. https://www.iasp-pain.org/
. Consultada el 12 de Septiembre de 2008

Curriculum on pain for schools of Occupational Therapy and physical therapy (2008):
https://www.iasp-pain.org/ot-pt_toc.html. Consultada el 12 de Septiembre de 2008.

Acreditación de las Unidades de Tratamiento del Dolor (2008): https://sedolor.es/isacreditaciones2. php Consultada el 12 de Septiembre de 2008

Anexo 1. Consentimiento informado.

Yo ______________________________________, luego de haber recibido una explicación detallada sobre la investigación que se realiza y ante la posibilidad de quedar incluido en ella, accedo a participar en la misma por convicción y deseo consciente, sin otro beneficio que el mejoramiento de mi salud, y puedo abandonarla por voluntad propia sin que me perjudique en modo alguno.

Para que así conste, firmo la presente a los _____ días del mes de _____________ de 200__.

Firma del Paciente Firma del Médico

Anexo 2. Encuesta con cuestionario de dolor.

Nombre y Apellidos: _____________________________________________
Edad: _________ Sexo: _____ Ocupación: ______________________
APP:
Factores de riesgo:
Síntomas:
Examen físico positivo:
Exámenes radiológicos:
Diagnóstico:

Escala Visual Analógica de dolor lumbar (1)
dolor lumbar
1. Por favor, comenzando por la izquierda de la siguiente barra, trace una línea hacia la derecha indicando la intensidad de su DOLOR LUMBAR en este momento.

Ningún dolor Máximo dolor

Test de Likert
Circule la respuesta que mejor describa la intensidad de su dolor, según los cinco aspectos siguientes:
Intensidad
�� Sin dolor
�� Leve
�� Molesto
�� Intenso
�� Insoportable

Anexo 3 .Versión española del NDI Questionnaire.

Este cuestionario ha sido diseñado para aportarnos información sobre cuánto interfiere el dolor de la region lumbar en sus actividades cotidianas. Por favor, conteste todas las secciones; en cada una marque solo la frase que sea correcta en su caso. Somos conscientes de que en cada sección puede pensar que dos o más frases son ciertas en su caso, pero por favor marque solo la describe mejor su situación.

Todas las secciones y frases se refieren exclusivamente a las limitaciones por el dolor lumbar que está padeciendo actualmente (no a la que haya podido padecer en fases previas más o menos intensas que la actual).

Sección 1. Intensidad del dolor lumbar.
- No tengo dolor en este momento
- El dolor es leve en este momento
- El dolor es de intensidad media en este momento
- El dolor es intenso en este momento
- El dolor es muy intenso en este momento
- El dolor es el peor imaginable en este momento

Sección 2. Higiene personal.
- Puedo encargarme de mi higiene personal, de manera normal, sin empeorar mi dolor.

- Puedo encargarme de mi higiene personal, de manera normal, pero empeora mi dolor.

- Encargarme de mi higiene personal, empeora mi dolor y tengo que hacerlo lenta y cuidadosamente
- Necesito alguna ayuda, pero puedo encargarme de la mayor parte de mi higiene personal.

- Cada día necesito ayuda para mi higiene personal.

- No puedo vestirme, me lavo con dificultad y me quedo en la cama.

Sección 3. Levantar pesos.

- Puedo levantar objetos pesados sin que me aumente el dolor.

- Puedo levantar objetos pesados, pero me aumenta el dolor.

- El dolor me impide levantar objetos pesados desde el suelo, pero puedo levantar los que están en sitios cómodos, por ejemplo en una mesa.

- El dolor me impide levantar objetos pesados desde el suelo Solo puedo levantar objetos de peso mediano o ligero en sitios cómodos.

- Solo puedo levantar objetos muy ligeros.

- No puedo levantar ningún peso.

Sección 4. Concentración.
- Siempre que quiero me puedo concentrar plenamente y sin ninguna dificultad.

- Siempre que quiero me puedo concentrar plenamente, aunque con alguna dificultad por el dolor lumbar
- Por el dolor me cuesta concentrarme.

- Por el dolor me cuesta mucho concentrarme.

- Por el dolor me cuesta muchísimo concentrarme.

- Por el dolor, no me puedo concentrar.

Sección 5. Trabajo (sea remunerado o no, incluyendo las faenas domésticas).
- Puedo trabajar tanto como quiera.

- Puedo hacer mi trabajo habitual, pero nada más.

- Puedo hacer casi todo mi trabajo habitual, pero nada más.

- No puedo hacer mi trabajo habitual.

- Apenas puedo hacer algún trabajo
- No puedo hacer ningún trabajo.

Sección 6. Conducir (si no conduce por motivos ajenos al dolor, deje esta sección en blanco).
- Puedo conducir sin que me duela la espalda.

- Puedo conducir, pero con ligero dolor lumbar.

- Puedo conducir, pero con dolor de intensidad moderada.

- No puedo conducir tanto como quisiera, porque me produce dolor de intensidad media.

- Apenas puedo conducir porque me produce un dolor intenso en el lumbar.

- No puedo conducir por mi dolor en la espalda baja.

Sección 7. Dormir.
- No tengo problemas para dormir.

- Me afecta muy poco para dormir (me priva menos de una hora de sueño).

- Me afecta para dormir (me priva entre 1 y 2 horas de sueño).

- Me afecta bastante el sueño (entre 2 y 3 horas de sueño).

- Me afecta mucho para dormir (entre 3 y 5 horas de sueño).

- Mi sueño esta completamente alterado por el dolor lumbar (me priva más de 5 horas de sueño).

Sección 8. Ocio.
- Puedo realizar todas mis actividades recreativas sin que me duela la espalda baja.

- Puedo realizar todas mis actividades recreativas, aunque me duela un poco la espalda baja.

- Puedo realizar la mayoría de mis actividades recreativas, pero no todas por el dolor lumbar.

- Solo puedo hacer algunas de mis actividades recreativas, por el dolor lumbar.

- Apenas puedo hacer mis actividades recreativas, por el dolor lumbar
- No puedo hacer ninguna actividad recreativa por el dolor lumbar.