La electroestimulación muscular, un metodo para mejorar la extensibilidad de los isquiotibiales


La electroestimulación muscular, un metodo para mejorar la extensibilidad de los isquiotibiales

Nancy Janeth Molano Tobar*

Elizabeth Fernández Zúñiga**

Isabela Torres Ramírez**

*Fisioterapeuta, Especialista en Docencia Universitaria, Magister en Fisiología del Deporte, Docente Departamento de Educación Física, Recreación y Deporte, Universidad del Cauca, Popayán, Colombia- Investigadora Principal.

**Estudiantes X semestre de Fisioterapia, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad del Cauca, Popayán, Colombia – Auxiliares de Investigación.

RESUMEN

Objetivo: Determinar la eficacia de la aplicación de la electroestimulación como tratamiento complementario para trabajar la extensibilidad a nivel de la musculatura isquiotibial en futbolistas. Métodos: El presente, fue un estudio de tipo cuasi experimental, cuya muestra consistió en 12 futbolistas de selección del Centro Deportivo Universitario (CDU) Tulcán de la Universidad del Cauca. El estudio se dividió en 3 etapas, que permitieron la recolección de los datos necesarios para el cumplimiento de su objetivos, durante la primera se realizaron pruebas previas a la intervención con electroestimulación (Goniometría activa, Test de Wells, Elevación de pierna recta, Test de Shöberg), en la segunda etapa se llevó a cabo la implementación del protocolo planteado, y, durante la tercera y última etapa se realizaron nuevamente las pruebas con el fin de comparar resultados. Resultados: Se obtuvo cambios positivos en cuanto a la flexibilidad en la mayoría de los participantes según cada una de las pruebas realizadas. Conclusión: Teniendo cómo precedente los resultados arrojados por este estudio, resulta indispensable la realización de nuevas investigaciones con métodos que permitan determinar si los cambios mostrados en las pruebas de flexibilidad aplicadas, son atribuibles netamente a las mejoras de la extensibilidad de los músculos implicados.

PALABRAS CLAVE: flexibilidad, músculos, estimulación eléctrica, fútbol

ABSTRACT

Objective: To determine the effectiveness of the implementation of electrical stimulation as a complementary treatment for working-level extensibility of the hamstrings muscles in soccer players. Methods: This was a quasi-experimental study, whose sample consisted of 12 players for the selection of Tulcan University Sports Center (CDU) at the University of Cauca. The study was divided into 3 phases, which allowed the collection of data necessary to accomplish their goals, in the first, test were carried out prior to the intervention with electrical stimulation (Active goniometry, Wells Test, lifts leg straight, shöberg Test), in the second phase was carried out the implementation of the protocol, and, during the third and final stage tests were carried out again in order to compare results. Results: We found positive changes in terms of flexibility in most of the participants according to each of the tests. Conclusion: Taking how the precedent results from this study, it is essential to carrying out new research methods to determine whether the changes shown in tests of flexibility applied, are clearly attributable to improvements in the extensibility of the muscles involved.

KEYWORDS: flexibility, muscles, electric stimulation, soccer

INTRODUCCIÓN

El fútbol, tomado como un deporte de alta competencia requiere un entrenamiento integral, que pretenda desarrollar en el futbolista características como: resistencia, fuerza, velocidad, flexibilidad y coordinación, la mayoría de las cuales dependen en gran medida del grado de elongación alcanzado por el músculo, tras un entrenamiento pertinente de la extensibilidad. Desde el punto de vista local, hablando de los seleccionados de fútbol de la Universidad del Cauca, se observó, que durante su entrenamiento deportivo se deja de lado el trabajo de dicha propiedad muscular, llevando al deportista no solo a la disminución de la misma, sino también a una deficiencia en su cualidad de flexibilidad, quedando expuesto a futuras lesiones (1) (2)(3).

Por ello, se consideró pertinente, la realización de un estudio de investigación, que pueda contribuir con la mejora de la flexibilidad en los futbolistas de la Universidad del Cauca. Ahora bien, en conocimiento de la importancia de los músculos isquiotibiales en el optimo gesto deportivo de esta población (la patada), y considerando la alta susceptibilidad de lesiones que estos poseen (4), se decidió centrar el estudio específicamente en el trabajo de la extensibilidad de dichos músculos.

Es sabido, que el uso de la estimulación eléctrica muscular como medio para mejorar las condiciones físicas del deportista (5) (6) (7), ha sido ampliamente estudiado, sin embargo, y como es evidente, dichos estudios han centrado su interés en cualidades tales como fuerza y/o potencia muscular. Mientras que el mejoramiento de la capacidad de elongación muscular tratada comúnmente como “flexibilidad” ha sido delegada a las muy nombradas Técnicas de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP), las cuales han demostrando muy buenos resultados (8) (9) (10).

Basados, en el mismo principio fisiológico de las anteriores, el cual explica, que, después de una contracción máxima, un músculo alcanza su máxima relajación permitiendo así ser elongado con mayor facilidad; debido, a la fatiga y a la acción refleja del órgano tendinoso de golgi en su función de proteger las fibras musculares del exceso de tensión (11) (12). Se busca entonces, con la aplicación de estimulación eléctrica, producir una contracción muscular mucho más fuerte y uniforme que la fisiológica, con el fin causar mayor fatiga al músculo y por otra parte complementar los mecanismos reflejos que conllevan a su posterior relajación.

Partiendo de lo anterior, y en pro de la constante generación y reafirmación de conocimientos, surge la idea de utilizar de forma experimental la electroestimulación como medio para mejorar la extensibilidad muscular. Dada la escasez de estudios previos que la implementen para tales fines y sustenten, ya sea su efectividad o no efectividad.

MATERIALES Y MÉTODO

La presente investigación fue realizada considerando la importancia del componente ético - legal que debe soportar toda investigación en el campo de la salud, para su realización se tuvo en cuenta la resolución 8430 de 1993 del Ministerio de protección social y la declaración de Helsinki (en sus tres principios), que rigen la investigación en seres humanos y velan por el respeto de la integridad del paciente.

Así pues, en concordancia con la ya nombrada resolución 8430 de 1993 del Ministerio de Protección Social, se presentó a cada participante un consentimiento informado con una explicación del procedimiento a realizar, junto con la justificación y objetivos de la investigación, los beneficios esperados y los posibles riesgos de la intervención, garantizándole confidencialidad y si fuere el caso, una respuesta inmediata y pertinente ante efectos colaterales presentados.

El estudio realizado es de tipo cuasi experimental, cuya muestra consistió en 12 futbolistas de selección del Centro Deportivo Universitario (CDU) Tulcán de la Universidad del Cauca. Los participantes, que posteriormente fueron asignados aleatoriamente en 3 grupos de 4 integrantes cada uno (Grupo Ia, al cual se aplicó el protocolo de electroestimulación con corriente rusa; Grupo Ib, a quienes se aplicó el protocolo con corriente tipo EMS; y Grupo II, que fueron el grupo control), fueron seleccionados según los siguientes criterios de inclusión:

Futbolista que pertenezca a la selección de la Universidad del Cauca, que lleve por lo menos 2 años practicando futbol, con sesiones de entrenamiento constantes 3 días a la semana y 1 hora diaria. Deportista que durante o después del entrenamiento o partido refiera sentir algún tipo de molestia en la parte posterior del muslo. Y que no tenga contraindicada la aplicación de electroestimulación.

El estudio se dividió en 3 etapas, durante la primera se realizaran pruebas previas a la intervención con electroestimulación. Dichas pruebas son:

    1. Prueba de goniometría activa consistente en la medición goniométrica del rango de movilidad activo alcanzado por el participante, tanto en flexión de cadera como en extensión de rodilla bilateralmente.
    2. Test de Wells, su objetivo es medir en términos de centímetros la flexibilidad de la columna lumbar y de los músculos isquiotibiales. El participante debe adoptar el sedente largo de tal manera que los pies queden apoyados sobre una superficie firme, con una mano sobre la otra, se lleva el tronco hacia adelante mientras estira, sin flexionar las rodillas, se realizan 3 ensayos, sin rebotar, se toman medidas alcanzadas por el participante identificando el punto de mayor distancia alcanzado para calificar la flexibilidad
    3. Prueba de elevación de pierna recta, cuyo objetivo es evaluar el grado de acortamiento de los músculos isquiotibiales. Califica: normal un ángulo mayor o igual a 75°, acortamiento moderado entre 61° y 74°, y acortamiento marcado menos 60° o menos. El participante en supino, la rodilla extendida y la cadera en posición neutra, se flexiona de forma pasiva la cadera hasta que el individuo refiera dolor en la región posterior del muslo, o bien, hasta que aparezca la retroversión pélvica (el miembro inferior no evaluado debe permanecer con la rodilla en extensión). En ese momento se mide con goniómetro, el grado de flexión alcanzado por la cadera.
    4. Test de Shöberg, tiene como objetivo valorar la movilidad de la columna lumbo-sacra. El individuo en bipedestación, se marca un punto 5 cm por debajo de las espinas iliacas postero-superiores y un punto 10 cm por encima de estas. Posteriormente se pide al participante que lleve su tronco en flexión máxima y con ayuda de una cinta métrica se mide la distancia entre los dos puntos marcados. En él se califica de la siguiente manera: hipomovilidad menos de 20 cm, normalidad entre 20 y 22 cm, y hipermovilidad mayor a 22cm.

En la segunda etapa, se llevó a cabo la implementación de los protocolos que consistieron en: 1. GRUPO Ia, se aplicó corriente Rusa de modo recíproco en músculos isquiotibiales y cuádriceps, de forma bilateral. Los electrodos se ubicaron en los puntos motores de los músculos respectivos (foto 1); el dispositivo utilizado fue INTELECT®340 COMBO, con parámetros: Modo Sencillo, tiempo de ciclo 10/10, frecuencia 100Hz, rampa 0.5 seg, ciclo de trabajo 50%, intensidad hasta palpar la contracción muscular y a tolerancia del participante, tiempo de estimulación 5 minutos. 2. GRUPO Ib, se aplicó corriente tipo EMS de modo recíproca en músculos isquiotibiales y cuádriceps, de forma bilateral, los electrodos en los puntos motores de los músculos respectivos, el dispositivo utilizado fue el EMS 2000®, con los siguientes parámetros: modo cíclico, time OFF 10seg, time ON 10seg, frecuencia 50Hz, ciclo de trabajo 50%, intensidad hasta palpar la contracción muscular y a tolerancia del participante, tiempo de estimulación 5 minutos.

Esta etapa tuvo una duración de dos semanas. Durante la tercera y última etapa se realizaran nuevamente las pruebas específicas.

En cuanto al procesamiento y análisis de las variables, se realizó con el programa estadístico SPSS V11.5 para Windows XP, el cual permitió expresar resultados de las variables continuas con la media y su desviación estándar (DS).

RESULTADOS

Tras la culminación del periodo de intervención, se obtuvo, según las pruebas empleadas una mejora significativa de la flexibilidad en los grupos experimentales, mientras el grupo control mantuvo sus condiciones iniciales.

Así, en la prueba goniometría de flexión de cadera con rodilla flejada, tal como lo muestra la grafica 1 y tabla 1, en el grupo de corriente Rusa en la medición previa se obtiene en la cadera derecha una media de 108.75° con DS de 8.54 y media post-intervención de 120.00° con DS 4.08, y en la cadera izquierda una media previa de 108.75° con DS de 6.29 y post-intervención de 120.00° con DS de 7.59. En el grupo de corriente EMS en la medición previa se obtiene en la cadera derecha una media de 112.50° con DS de 14.43 y media post-intervención de 123.75° con DS de 10.31, y en la cadera izquierda una media previa de 104.50 con DS de 7.59 y post-intervención de 120.00° con DS de 7.07. Mientras el grupo control mantuvo los valores de AMA presentados en la medición previa. De lo anterior se puede concluir que los grupos experimentales obtuvieron una ganancia evidente de AMA bastante similar en ambos miembros inferiores.

En cuanto al test de elevación de pierna recta, en grafica 2 Tabla 2, se puede observar que tanto en el grupo de corriente rusa como en el de corriente EMS la media obtenida en la pierna derecha previa a la aplicación del protocolo de electroestimulación es igual, ubicándose en 75°con DS de 10.0, además, la ganancia de grados de movilidad articular en este mismo miembro es similar en los 2 grupos, mostrando una media de 86.25 con DS de 4.79. Cabe destacar también, que en este miembro inferior en ambos grupos, los valores mínimos previos a la intervención se encontraban en 60° lo cual ubicaba a algunos participantes en un grado marcado de acortamiento isquiotibial, mientras en la medición pos intervención estos valores se ubicaron en 80°, con lo que se evidencia que la totalidad de los participantes de estos grupos alcanzaron la normalidad.

En el miembro inferior izquierdo, encontramos que en el grupo de corriente rusa las mediciones previas presentan datos heterogéneos con un posterior aumento de iguales características; caso similar ocurre en el grupo de corriente EMS, con la diferencia en que esta población la dispersión es menos pronunciada.

En el grupo control las mediciones pre y pos no demuestran ningún cambio en los 2 miembros inferiores

El test de Wells (grafica 3, Tabla 3) se evidencia que el grupo poblacional que corresponde a la corriente rusa manejó desde el inicio del protocolo mejores resultados, en comparación con los 2 grupos restantes, alcanzando una media previa de 24.25cm con DS de 3.95, sin embargo, es considerada una calificación pobre dentro de este test, y una media post-intervención de 28.00cm con DS de 4.69, con la cual se ubican dentro de la calificación promedio. Del grupo de corriente EMS se puede decir, que considerando la media previa de 15.25cm con SD de 9.84, y la media post-intervención de 20.25cm con SD de 9.46, se observa pues, que hubo un aumento en los resultados en el test, que si bien indica mejoría de su flexibilidad, no logra alcanzar la calificación promedio para esta prueba. Por otra parte el grupo control mantuvo su media de 16.50cm con SD de 9.47 en ambas mediciones.

Y con respecto al test de Shöberg (gráfica 4), vale mencionar que, la media obtenida en la medición previa en los tres grupos poblacionales se encuentra dentro del rango de normalidad. Así pues, el grupo de corriente Rusa presentó en las mediciones, una media previa de 21.75cm con una SD de 0.96, y una media post-intervención de 23.50 cm con desviación típica de 1.29; el grupo de corriente EMS, presentó una media previa de 22.25 cm con SD DE 1.71 y media post-intervención de 24.38 cm con SD de 1.60; mientras en el grupo control que muestra gran homogeneidad en las mediciones pre y post-intervención se encuentra una media previa de 21.50 cm con SD de 2.08, la cual se conservó en la medición post-intervención, cabe destacar además que este fue el único grupo que presentó participantes con valores de hipomovilidad lumbosacra.

Se puede decir entonces, que hubo una ganancia de movilidad lumbosacra tanto en el grupo de corriente Rusa como en el de EMS, la cual llevó a que la media obtenida en ambos grupos esté ubicada en el rango de hipermovilidad, sin embargo la mayor ganancia fue adquirida por el grupo de corriente EMS.

DISCUSIÓN

Dentro de la práctica de cualquier deporte, en este caso, del futbol, el entrenamiento de las diferentes cualidades físicas específicas para este y la ejecución de un adecuado gesto deportivo vienen condicionados por un rango de movilidad articular óptima. Así pues, esta afirmación es corroborada por Brodowicz y colaboradores (1996) (25) quien sustenta que: “Una adecuada flexibilidad es una característica importante en el entrenamiento físico”. Muchos equipos prestan atención en el desarrollo o mantenimiento de la extensibilidad muscular a través de la utilización de diversos ejercicios de estiramiento. Espejo Antúnez (2007) (26) expone “Los estiramientos los podíamos definir como una técnica a través de la cual podemos lograr un acondicionamiento físico de nuestro sistema músculo- esquelético, manteniendo la elasticidad de los tejidos y permitiéndonos a su vez una ganancia en la movilidad articular (flexibilidad) siendo un elemento indispensable para el logro de la fuerza, rapidez y la técnica.

Muchos estudios (Herbert 2002(1), B Dabedo 2004(3)) han analizado y discutido la importancia de la flexibilidad dentro del ámbito deportivo atribuyéndole efectos benéficos como la disminución del riesgo de sufrir lesiones, mejora la coordinación, favorece el desarrollo de las otras cualidades físicas y ayuda a la adquisición de la técnica deportiva.

Sin embargo y haciendo alusión a este trabajo de investigación, los deportistas estudiados dejan de lado el entrenamiento de esta cualidad centrándose en el desarrollo de fuerza, resistencia o velocidad o bien por la influencia de diversos factores tales como la falta de motivación por parte de los entrenadores o preparadores físicos, o por la sensación de molestia que generan los estiramientos.

Si bien el uso de la electroestimulación como medio para tratar la “flexibilidad” ha sido estudiado ya, por autores como Pérez et al 2001, Basas 2001 y De hoyo 2003(13) (14) (15) quienes obtuvieron muy buenos resultados mediante el uso de TENS, cabe resaltar que el aspectos más importante y responsable de la efectividad de los protocolos empleados al trabajar la extensibilidad muscular, es la elección de corrientes idóneas, es decir de aquellas corrientes, como las manejadas en este estudio que, a diferencia del TENS, poseen frecuencias capaces de estimular de manera real el músculo esquelético, como fue explicado ampliamente por Plaja 1999 y justificado nuevamente por Linares et al 2004 (16)(17), este hecho puede atribuir el éxito del estudio, a los efectos propios de la estimulación eléctrica sobre el músculo, descartando un factor importante como es la contracción activa del individuo, que pudiera influir tanto en la intervención misma, como en sus resultados.

Por otra parte, dado que las pruebas utilizadas para probar la efectividad de los protocolos aplicados a excepción del test de EPR el cual está validado para medir la capacidad de extensibilidad de los isquitibiales como lo sustenta Sainz et al 2005 (18), no miden específicamente esta cualidad, sino el grado de flexibilidad, podría atribuirse, los cambios positivos en dichas pruebas a otro factor que según autores como Ramos et al 2007 y Bragança(19)(20) se encuentra implicado en ella, la movilidad articular; pero si se considera, en primer lugar, que los sujetos de estudio fueron individuos sin ningún tipo de patología osteoarticular que comprometa el AMA y afecte por ende el resultado de las mediciones; y en segundo lugar, que la intervención estuvo únicamente dirigida los músculos de interés, con lo cual se supone, que las condiciones articulares de los individuos no fueron afectadas, luego las mejoras obtenidas en las pruebas se atribuirían a la ganancia de extensibilidad de los músculos, tal y cómo se ha asegurado en los trabajos de López 2008 y Rodríguez 2003(21) (22), que han implementado idénticas pruebas para evaluarla. Sin embargo, esto sólo confirma la necesidad de realizar nuevas investigaciones que en su método de evaluación consideren sólo aquellas pruebas que según la literatura (23) e investigaciones fisioterapéuticas como la de López et al publicada en la revista Fisioterapia en 2005 (24), que evalúa la propiedad muscular en cuestión, con una adecuada aplicación se disminuya la probabilidad de errar al medir la longitud alcanzada por un músculo en particular.

Otro aspecto digno de cuestionar, es, si las calificaciones alcanzadas en cada una de las pruebas, son susceptibles de una mejora, es decir, si es posible optimizarlas en aquellos casos que fuese necesario, o por el contrario, son las actuales medidas, las máximas que pueden ser alcanzada mediante el trabajo de la musculatura isquiotibial.

Valdría la pena entonces, realizar en futuros estudios, un protocolo con idénticos parámetros de electroestimulación, de mayor duración que incluya una medición a largo plazo que permita identificar la duración de los efectos logrados, para ASÍ resolver el planteamiento anterior, establecer la transcendencia real de la intervención, y determinar con qué frecuencia debería implementarse el protocolo a fin de optimizar y mantener las condiciones físicas del deportista.

AGRADECIMIENTOS

Agradecimientos sinceros al Especialista Pedro Aníbal Yanza docente del Departamento de Educación Física Recreación y Deporte de la Universidad del Cauca, que muy amablemente prestó los equipos e instalaciones utilizados en la realización de la investigación. A los futbolistas que participaron por su compromiso y constancia.

REFERENCIAS

1. Dadebo B, White J, George K P. A survey of flexibility training protocols and hamstring strains in professional football clubs in England. Br. J. Sports Med 2004; 38: 388-394

2. Verrall G M, Slavotinek J P, Barnes P G. The effect of sport specific training on reducing the incidence of hamstring injuries in professional Australian Rules football players. Br. J. Sports Med 2005; 39: 366-368.

3. Herbert R, Gabriel M. Effects of stretching before and after exercising on muscle soreness and risk of injury: systematic review. Br Med J 2002; 32: 468-472

4. Walde´n M, Ha¨gglund M, Ekstrand J. UEFA Champions League study: a prospective study of injuries in professional football during the 2001–2002 season. Br. J. Sports Med 2005;39: 542-546.

5. Herrero J A, López D, López J. . Influencia de la estimulación eléctrica neuromuscular sobre diferentes manifestaciones de la fuerza en estudiantes de educación física. efdeportes.com revistadigital [online] 2003 [citado 25 octubre de 2008] disponible en: URL: https://www.efdeportes.com/efd58/elect.htm

6. Holcomb W R. Effect of Training with Neuromuscular Electrical Stimulation on Elbow Flexion Strength. Journal of Sport Science and Medicine 2006; 5: 276-281.

7. Rodriguez M. Electroterapia en Fisioterapia. 2ª. Ed.. Madrid España: Editorial Panamericana; 2004. p. 661.

8. Di santo M. Evaluación de la Flexibilidad. PubliCE Standard [online] 2000 [citado 27 octubre 2008] disponible en: URL: https://www.sobreentrenamiento.com/PubliCE/Articulo.asp?ida=22

9. Alomá G, García Y. Efectividad del método de Facilitación Neuromuscular Propioceptivo, en el desarrollo de la flexibilidad en el Judo escolar. efdeportes.com revistadigital [online] 2003 [citado 25 octubre de 2008] disponible en: URL: https://www.efdeportes.com/efd59/judo.htm

10. Camps A, Fernández F A, Rojo J. Comparación entre un entrenamiento de fuerza explosiva tradicional y un entrenamiento de fuerza explosiva más FNP para la mejora de la fuerza explosiva y la flexibilidad como factores limitantes del rendimiento en surf. . efdeportes.com revistadigital [online] 2003 [citado 25 octubre de 2008] disponible en: URL: https://www.efdeportes.com/efd119/entrenamiento-de-fuerza-explosiva.htm

11. Guyton AC, Hall J E. Manual de Fisiología Médica.10ª ed.España: editorial McGraw-Hill, 2002.

12. Chalmers G. Re-examination of the possible role of Golgi tendon organ and muscle spindle reflexes in proprioceptive neuromuscular facilitation muscle stretching. Sports Biomech. 2004; 3:159-183.

13. Pérez M J, Álamo A D. Comparative study between muscular stretching by active tension and electrostimulation. Fisioterapia 2001; 23:10-14

14. Basas G A. Metodología de la electroestimulación en el deporte. Fisioterapia 2001; 23:36-47

15.De Hoyo L M, Borja C S. La electroestimulación como medio para la mejora de la flexibilidad. efdeportes.com revistadigital [online] 2003 [citado 2 diciembre de 2008] disponible en: URL: https://www.efdeportes.com/efd101/flexib.htm

16. Linares M, Escalante K, La Touche R. Revisión bibliográfica de las corrientes y parámetros más efectivos en la electroestimulación del cuádriceps. Fisioterapia 2004; 26: 235-244

17. Plaja J. Guía Práctica de Electroterapia. 1ª ed. Barcelona: Editorial CARIN-electromeidcarin.SA, 1999

18. Sainz de Baranda P A, López A, Martinez A A, Cejudo P, Rodrígez O. Valoración de la musculatura isquiosural en personas mayores. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2005; 40: 31-35

19. Ramos E D, Gonzales J L, Mora V J. Diferencias en las amplitudes articulares entre varones y mujeres en edad escolar.Apunts Medicina de l’esport. 2007; 42:13-25.

20. Bragança M M, Bastos A Salguero A, González B R. Flexibilidad: conceptos y generalidades. efdeportes.com revistadigital [online] 2003 [citado 2 diciembre de 2008] disponible en: URL: https://www.efdeportes.com/efd116/flexibilidad-conceptos-y-generalidades.htm

21. López P A, Ferragut C, Alacid F, Yuste J L, Gárcia A. Validez de los test dedos-planta y dedos-suelo para la valoración de la extensibilidad isquiosural en piragüistas de categoría infantil. Apunts Medicina De l’esport. 2008; 157: 24 – 29

22. Rodríguez A L, Nectalí M A, De Cea R, Martín A J, Benito A, Álvarez L. Datos normativos para la elongación del músculo tríceps sural mediante goniometría. Fisioterapia 2003; 25:35-43

23. Peterson K F, Kendall M E, Geise P P. Músculos, Pruebas, Funciones y Dolor Postural. 4ª ed. Madrid: Editorial MARBAN, 2000

24. LópezN, AlburquerqueF, Quintana E, Domínguez R, Rubens J, Calvo J I. Evaluación y análisis del morfotipo raquídeo del futbolista juvenil y amateur.Fisioterapia 2005; 27:192-200

25. Gary R. Brodowicz, Robert Welsh, James Wallis Comparison of Stretching with Ice, Stretching with Heat, or Stretching Alone on Hamstring Flexibility. J Athl Train. 1996 Oct–Dec; 3: 324–327.

26. Antunez Espejo Luis, Utilización de los estiramientos en el ámbito deportivo. e-balonmano.com revista digital deportiva, julio-septiembre, año/vol. 3, numero 003, disponible en URL: https://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/865/86503302.pdf

Gráfica 1

electroestimulación muscular

Tabla 1

   

Media

Desviación típica

Mínimo

Máximo

Goniometría Flexión de cadera DER-PRE

CORRIENTE RUSA

108,75

8,54

100

120

CORRIENTE EMS

112,50

14,43

100

125

GRUPO CONTROL

101,25

14,36

80

110

Total

107,50

12,52

80

125

Goniometría Flexión de cadera DER-POS

CORRIENTE RUSA

120,00

4,08

115

125

CORRIENTE EMS

123,75

10,31

115

135

GRUPO CONTROL

101,25

14,36

80

110

Total

115,00

13,98

80

135

Goniometría Flexión de rodilla IZQ-PRE

CORRIENTE RUSA

125,00

4,08

120

130

CORRIENTE EMS

122,50

2,89

120

125

GRUPO CONTROL

122,50

2,89

120

125

Total

123,33

3,26

120

130

Goniometría Flexión de rodilla IZQ-POS

CORRIENTE RUSA

126,25

2,50

125

130

CORRIENTE EMS

130,00

4,08

125

135

GRUPO CONTROL

122,50

2,89

120

125

Total

126,25

4,33

120

135

Gráfica 2

electroestimulación muscular

Tabla 2

   

Media

Desviación típica

Mínimo

Máximo

EPR DERECHA-PRE

CORRIENTE RUSA

75,00

10,00

60

80

CORRIENTE EMS

75,00

10,00

60

80

GRUPO CONTROL

77,50

5,00

75

85

Total

75,83

7,93

60

85

EPR DERECHA-POS

CORRIENTE RUSA

86,25

4,79

80

90

CORRIENTE EMS

86,25

4,79

80

90

GRUPO CONTROL

77,50

5,00

75

85

Total

83,33

6,15

75

90

EPR IZQUIERDA-PRE

CORRIENTE RUSA

76,25

10,31

65

85

CORRIENTE EMS

76,25

4,79

70

80

GRUPO CONTROL

72,50

2,89

70

75

Total

75,00

6,40

65

85

EPR IZQUIERDA-POS

CORRIENTE RUSA

83,75

6,29

75

90

CORRIENTE EMS

86,25

4,79

80

90

GRUPO CONTROL

72,50

2,89

70

75

Total

80,83

7,64

70

90

Gráfica 3

electroestimulación muscular

Tabla 3

   

Media

Desviación típica

Mínimo

Máximo

WELLS-PRE

CORRIENTE RUSA

24,25

3,95

21

29

CORRIENTE EMS

15,25

9,84

4

28

GRUPO CONTROL

16,50

9,47

8

27

Total

18,67

8,51

4

29

WELL-POS

CORRIENTE RUSA

28,00

4,69

23

32

CORRIENTE EMS

20,25

9,46

10

32

GRUPO CONTROL

16,50

9,47

8

27

Total

21,58

8,94

8

32

Gráfica 4

electroestimulación muscular

   

Media

Desviación típica

Mínimo

Máximo

SHOBER-PRE

CORRIENTE RUSA

21,75

0,96

21

23

CORRIENTE EMS

22,25

1,71

20

24

GRUPO CONTROL

21,50

2,08

19

24

Total

21,83

1,53

19

24

SHOBER-POS

CORRIENTE RUSA

23,50

1,29

22

25

CORRIENTE EMS

24,38

1,60

22

25,5

GRUPO CONTROL

21,50

2,08

19

24

Total

23,13

1,98

19

25,5

Foto 1: Ubicación de los electrodos

electroestimulación muscular

Vitalterm MAG