Terapia ultrasónica en la fascitis plantar


AUTOR:

Tec. Néstor Mora Casares.

Centro de investigación: Policlínico Dr. Isidro de Armas

Tutores: Dr. Jorge Martin Cordero.

Dr. Pablo Pérez Coronel.

Resumen:

El talón doloroso es una condición común que causa frustración tanto al paciente como a cada profesional de la salud a cargo del caso y puede llegar a ser un dilema su tratamiento. Teniendo en cuenta la alta incidencia de pacientes en el área de rehabilitación del policlínico Dr. Isidro de Armas afectados de Síndrome doloroso subcalcáneo (Fascitis Pantar), y lo limitante e insidioso que puede llegar a ser esta patología, puesto que afecta directamente la marcha, el autor se dio a la tarea de valorar la efectividad de la terapia ultrasónica; agente físico muy usado en nuestras áreas por sus demostrados efectos analgésicos y antinflamatorios, en el tratamiento de la misma. Para ello seleccionamos una muestra de 30 pacientes diagnosticados de fascitis plantar, en el año 2005 a los que valoramos mediante una ficha recolectora que registraba características como sexo, edad y ocupación; las particularidades del pie si era normal o poseía alguna afectación biomecánica (cavus, plano, equino, etc.) Además de contar en la ficha con una escala analógica del dolor, variable del 0 al 10 donde el cero representaba la ausencia de dolor y el diez un dolor máximo, lo que nos posibilitó poder medir la influencia del ultrasonido en el curso del dolor, antes y después del tratamiento así como la cantidad de sesiones para cumplir con los objetivos terapéuticos. Al analizar e interpretar los datos encontramos una relación entre los pacientes afectados por fascitis plantar y la edad, puesto que la mayoría superaban los 40 años, y el sexo más perjudicado resulto ser el femenino; en coincidencia con la bibliografía encontrada que reflejó resultados similares. Este trabajo nos permitió definir a la ultrasonoterapia como una estrategia muy efectiva en el tratamiento de la fascitis plantar, dado por la efectividad global de un 86,6%, para cumplir con los objetivos terapéuticos en un promedio de 11,8 sesiones.

Palabras Claves: Terapia Ultrasónica, Fascitis Plantar, Agente Físico.

Agradecimientos

Quisiera agradecer a todas las personas que han contribuido al desarrollo y culminación de este trabajo, en especial a nuestros tutores el Dr. Jorge Martin Cordero y al Dr. Pablo Pérez Coronel, y a los siguientes colaboradores: Lic. Néstor Mora Alfonso, Dra. Tania Bravo Acosta, Lic. Sandra Lima González, al colectivo de trabajadores y profesores del Policlínico Dr. Isidro de Armas y del área de rehabilitación del hospital CIMEQ, que todos ellos de una forma u otra han brindado su apoyo para la correcta realización de este trabajo.

Introducción

El ultrasonido se basa en el efecto piezoeléctrico descubierto por los hermanos Curie en 1880, y es la propiedad que tienen algunos cristales como el Titanato de Plomo, el Circonio o el Cuarzo de cargarse eléctricamente cuando son sometidos a tracciones mecánicas o viceversa (Efecto piezoeléctrico inverso) (1).

Este agente tiene entre sus principales efectos fisiológicos un efecto mecánico generador de micromasajes por la compresión y expansión del tejido, que produce cambios de volumen celular de hasta 0,02% estimulando el transporte de membrana, y por el efecto de la vibración que genera ocurre la liberación de mediadores, lo cual influye en los procesos inflamatorios(1). Después aparece un efecto térmico muy importante debido a la fricción (2). Este efecto provoca una hiperemia y la liberación de sustancias vasodilatadoras conjuntamente con un aumento de la permeabilidad de las membranas celulares, lo que favorece los intercambios celulares, la reabsorción de líquidos y desechos metabólicos(7). Todas estas acciones se amplifican a diferentes niveles, de ahí su empleo en la reabsorción de edemas; hematomas, y en patologías que cursan con inflamación y dolor, como la fascitis plantar; la cual es el resultado de microtraumas repetitivos causando una periostitis por tracción y microrupturas en el origen de la fascia plantar(6;3), que tiene entre sus principales síntomas el dolor.

El agente físico que usamos en muestro trabajo; el ultrasonido, es uno los más importantes que posee nuestro arsenal terapéutico y al cual se le han dedicado un sin número de trabajos científicos. Su aplicación terapéutica es a lo que denominamos terapia ultrasónica (1). A pesar de su constante empleo para combatir la fascitis plantar no hemos podido encontrar trabajos específicos que nos refieran sus resultados en el manejo de dicha patología, aunque siempre recordamos que todos los trabajos científicos no son publicados; pero sí se encontraron valiosas bibliografías que describen los mecanismos por los cuales este agente físico es capaz de actuar como analgésico y antinflamatorio (1; 2; 7), y su indicación para el tratamiento de la misma.

Los pacientes Ambulatorios con Síndrome de dolor subcalcáneo (Fascitis Plantar) pueden recordar su dolor cada vez que dan un paso, por lo tanto el placer de ellos y el nuestro será infinito si logramos ayudarlos, que es en sí la premisa de este trabajo “lograr potencializar nuestros conocimientos al máximo, y el correcto empleo de la técnica en beneficio de nuestro pueblo”. Con este trabajo trataremos de definir si la terapia ultrasónica es una alternativa eficaz para el tratamiento de dicha patología.

Objetivos:

General:

  1. Valorar la influencia terapéutica de ultrasonido en el manejo de la fascitis plantar.



Específicos:

  1. Medir la influencia en el curso del dolor.
  2. Comparar la cantidad de sesiones requeridas y el comportamiento evolutivo del paciente.
  3. Precisar las edades y el sexo más afectado.

Control Semántico.

1-Ultrasonido: Son vibraciones sonoras que superan los 20Khz y siempre van a necesitar del tejido para su transmisión (2).

2-Edema: Acúmulo de líquido.

3-Patología: Enfermedad

4-Periostitis: Inflamación multifactorial de la capa más superficial del hueso: el periostio.

Material y Método

Se trata de un trabajo de tipo prospectivo observacional donde el autor midió la influencia del tratamiento con ondas ultrasónicas en pacientes portadores de fascitis plantar. El universo de estudio estuvo compuesto por todos los pacientes que asistieron a consulta en el área de rehabilitación del policlínico Dr. Isidro de Armas durante los año 2004-2005. La muestra se constituyó por los primeros 30 pacientes a los que les fue indicada la terapia ultrasónica como tratamiento de su patología; no tuvimos criterios de exclusión. En la tabla-1 aparecen recogidas las características generales de la muestra, a todos los cuales previo y posterior al tratamiento se les aplicó una escala analógica de dolor del cero al diez, la cual nos daba la posibilidad de poder medir su influencia en el curso del dolor, donde el cero representa la ausencia total de dolor y el diez es un dolor máximo; Los datos se recogieron en una ficha recolectora creada al efecto (Anexo-1). Todos los pacientes fueron tratados a través de terapia ultrasónica por medio de un equipo de factura italo-cubana de la marca BIOMAX Tece-S.A. modelo U.S-2; equipos que se están distribuyendo actualmente en nuestra áreas de salud. Se utilizó el cabezal grande, con un área de radiación efectiva ERA de 5cm2, frecuencia de 1Mhz y una potencia variable que osciló entre 0,4 a 1,0 W/cm2, en dependencia de las características individuales de cada paciente.

Resultados y Discusión

En relación al dolor la mayor parte de los pacientes fueron evaluados de bien en un promedio de 11,8 sesiones de tratamiento, con una efectividad global de un 86,6% factor muy importante que demuestra que el ultrasonido tiene potenciales efectos analgésicos y antinflamatorios, en coincidencia con la bibliografía encontrada (1; 2; 7). No obstante hubo un grupo de pacientes a los que se evaluó de mal, puesto que necesitaron 16 o más sesiones de tratamiento para lograrse los objetivos terapéuticos, además una gran parte de ellos reincidieron por la misma causa. Pensamos que esto se debió, como antes explicábamos a un conjunto de alteraciones patológicas de los pies que era común para el 100% de los casos (Pie plano longitudinal y transversal, pie cavus y otras) según quedó recogido en la ficha recolectora diseñada por nosotros (tabla-1).

Los pacientes fueron incluidos en 4 grupos, que responden a la cantidad de sesiones que requirieron y su comportamiento evolutivo (tabla-2). Es evidente que en los grupos 1 y 2 se recogieron la mayoría de los pacientes (26 de 30), y para ambos grupos se lograron los objetivos terapéuticos en un promedio relativamente mínimo de 11,8 sesiones de tratamiento. Los grupos 3 y 4 no fueron tan positivos comparándolos con los anteriores ya que necesitaron un promedio de 16 sesiones de tratamiento, 4 pacientes (13.3%), lo cual podría estar relacionado con un conjunto de entidades patológicas de los miembros inferiores ya habladas anteriormente que limitaran la efectividad del tratamiento.

Al apreciar la distribución por sexo y edad de los pacientes afectados de fascitis plantar, observamos que la mayor parte de los pacientes afectados se encuentran en el grupo etáreo entre 51 y 60 años (30%), (Tabla-3) coincidiendo con la bibliografía encontrada, donde en los estudios realizados por Lapidus y Guidotti (3) reflejaron que la mayoría de los pacientes se encontraban entre los 50 y 60 años, aunque el rango ha sido reportado ser de 8 a 80 años (5). También comprobamos que la patología se presentó con más frecuencia en el sexo femenino (73,3%), lo cual pudiera estar vinculado con el uso de calzados inadecuados, de suelas duras y poca altura entre talón punta, la obesidad (3) y/o ocupaciones que requieran permanecer de pie un tiempo prolongado.

Conclusiones

  1. La ultrasonoterapia resultó ser una terapia efectiva en la desaparición del dolor en el 86,6% de los pacientes tratados.
  2. Con un promedio de 11,8 sesiones de tratamiento fueron evaluados satisfactoriamente al 86,67% de los pacientes; mientras que el 13,33% restante requirieron un promedio de 16 sesiones.
  3. La mayor parte de los pacientes afectados se encuentra entre los 51 y 60 años de edad (30%) mientras que el sexo predominante fue el femenino con un 73,3%

Recomendaciones

Recomendamos la generalización de este conocimiento para lograr el correcto uso de de la técnica en beneficio de nuestro pueblo, aprovechando que estos equipos de ultrasonido terapéutico están actualmente en distribución en nuestras áreas de salud. También queríamos señalar la necesidad de estudiar posteriormente la relación existente entre la fascitis plantar y las afectaciones biomecánicas, así como la efectividad de la terapia ultrasónica en estos casos, lo que me fue motivado debido al gran número de pacientes que tenían afectaciones biomecánicas en la muestra recogida.

Referencias bibliográficas

  1. Gutman Z. La fisioterapia Actual .Editorial Jims Barcelona España.1998.
  2. González. Mas. R. Rehabilitación Médica Barcelona. Ed Masson S.A. 1997; pp: 58-59.
  3. www.encolombia.com/reumatologia-pie-doloroso.htm
  4. Gerd WB. Kerstin H. Friedirch WM. Fisioterapia para Ortopedia y Reumatología. 1eraedición: editorial paidotribo año 2000; pp.: 40-47.
  5. Lapidus PW, Guidotti FP. Painful heel: report of 323 patients with 364 painful heels. Orthopedics clinics 1965:39: 179-189.
  6. Karr S. Subcalcaneal Heel Pain. Orthopedics clinics of North America 1994;25: 161-175.
  7. Rodríguez Martin J.M. Electroterapia en Fisioterapia. 2da Ed: Editorial Médica Panamericana año 2004; pp. 515-551.

Tabla 1: Evaluación final del tratamiento:

Evaluación

Total

%

Promedio de sesiones

Bien

26

86,67

11,8

Mal

4

13,33

16

Total

30

100

Tabla 2: Evolución por grupos.

Grupos

Total

%

Promedio de sesiones

1

12

40

11,1

2

14

46,67

12,5

3

2

6,67

15

4

2

6,67

17

Total

30

100

-

Tabla3: Características generales de la muestra distribución por sexo y edad.

Edad

Frecuencia

Sexo

%

M

F

21-30

1

1

3,33

31-40

3

1

2

10

41-50

5

2

3

16,67

51-60

9

2

7

30

61-70

5

1

4

16,67

71-80

6

1

5

20

+80

1

1

3,33

Total

30

8

22

100

Anexo-1

Nombre y apellidos:

Edad:

Sexo:

Profesión:

Dolor:

I-Antes:

II-Después:

0 (Ausencia)

0 (Ausencia)

1

1

2

2

3

3

4

4

5

5

6

6

7

7

8

8

9

9

10 (Máximo)

10 (Máximo)

N0 de Sesiones:

Reincidencia:

Anomalías en el pie:

Cavus:__

Plano (Longitudinal):__

Plano (Transversal):__

Otras:__

Categorías: 

Vitalterm MAG