Subir
image

Tratamiento de terapia física en la lesión del ligamento cruzado anterior: etapa post-quirúrgica.

Tratamiento de terapia física en la lesión del ligamento cruzado anterior: etapa post-quirúrgica.

Bautista R., Carrillo A., Franco A., González A., Martínez C., Moreno I., Nieves J.

Instituto Nacional de Rehabilitación.

Calzada México-Xochimilco 289, Arenal Tepepan, 14389 Ciudad de México.

Resumen

La información que se presenta en este documento, es una revisión bibliográfica de diversas técnicas de intervención, para la rehabilitación en la lesión de ligamento cruzado anterior. Las lesiones del ligamento cruzado anterior se han hecho frecuentes en la población, lo cual se ha convertido en un objeto de estudio de suma importancia, así como también su tratamiento se ha vuelto un gran reto para los profesionales de la salud. Los síntomas son variados, siendo, la limitación e inestabilidad articular, el dolor y la debilidad muscular lo que mayormente limita al paciente para realizar sus actividades diarias.

El objetivo principal del programa de rehabilitación es reintegrar al paciente a sus actividades en el menor tiempo posible, pero de una manera muy segura. Debido a que cada paciente es diferente, el retorno seguro a la actividad deberá individualizarse en lugar de seguir una línea estricta de tiempo. La terapia física y de rehabilitación es un componente crítico de la recuperación después de una reconstrucción para recuperar los arcos de movilidad de la rodilla, fuerza del cuádriceps y una marcha normal.

Palabras clave:

Ligamento cruzado anterior, lesión, rodilla, tratamiento, terapia física.

Introducción

Las lesiones ligamentarias en la rodilla son frecuentes en la población. Cada año se calculan de cuatro a 10 casos por cada mil habitantes. La lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) es común, no sólo en atletas profesionales sino también en personas que practican deporte regularmente; abarca 64% de las lesiones de rodilla en actividades deportivas. Los síntomas son variados, siendo la hemartrosis el más importante. El objetivo principal del programa de rehabilitación es reintegrar al atleta a actividades deportivas al sexto mes de haber sido realizada la cirugía. Debido a que cada atleta es diferente, el retorno seguro a la actividad deportiva deberá individualizarse en lugar de seguir una línea estricta de tiempo.

Anatomía del LCA

El ligamento cruzado anterior (LCA) es una estructura intraarticular y extrasinovial. Su inserción proximal se sitúa en la porción más posterior de la cara interna del cóndilo femoral externo; se dispone en dirección distal-anterior-interna, abriéndose en abanico hacia su inserción distal en la región anterointerna de la meseta tibial entre las espinas tibiales; estructuralmente está compuesto por fibras de colágeno rodeadas de tejido conjuntivo laxo y tejido sinovial. La vascularización del LCA es escasa y depende fundamentalmente de la arteria geniculada media. Su inervación depende de ramificaciones del nervio tibial; tiene una escasa capacidad de cicatrización tras su lesión o reparación quirúrgica.

La longitud media del LCA, tomada desde su tercio medio, oscila entre 31 y 38 mm y su anchura media es de 11 mm. El ligamento cruzado anterior (LCA) es una estructura fibrosa que se divide en varios fascículos o bandas.

• El fascículo posterolateral (PL) se refiere al más posterior y externo en la tibia y al más posterior y distal en el fémur.

• El fascículo anteromedial (AM) es el más anterior e interno en la tibia y el más proximal y anterior en el fémur.

La inserción femoral del LCA comienza en la parte más alta de la escotadura en la zona de transición entre el techo de la escotadura y la pared medial del cóndilo femoral externo. Luego se extiende ocupando toda la altura de la escotadura lateral para terminar en la parte más inferior en el límite entre el hueso y el cartílago, que suele coincidir con el borde medial del cóndilo externo. El LCA normal presenta una inserción tibial muy ensanchada, cerca del doble que en su origen femoral.

Mecanismo de lesión

Entender el mecanismo de lesión es fundamental para optimizar estrategias de prevención. Aproximadamente tres cuartas partes de las lesiones del LCA son sin contacto. El más común es valgo y rotación medial, seguido de varo y rotación lateral (llamado mecanismo pivote) y posteriormente mecanismo por hiperextensión.

Tratamiento

Se deben de tomar en cuenta cuatro aspectos importantes en la reconstrucción del ligamento cruzado anterior (RLCA): 1) tiempo de la cirugía, 2) tipo de injerto, 3) RLCA: técnica transtibial versus portal anteromedial, y 4) una banda versus doble banda.

Se tiene como opción los autoinjertos, aloinjertos e injertos sintéticos.

El injerto ideal es aquel que pueda reproducir las características histológicas y biomecánicas del ligamento nativo, además de una incorporación completa y rápida con un mínimo riesgo de reacción inmune y transmisión de enfermedades infecciosas, que tenga una longitud y diámetro suficientes y que sea accesible y disponible.

Los autoinjertos más utilizados son: semitendinoso y gracilis, hueso-tendónhueso (tendón patelar) y tendón del cuádriceps.

El tendón del cuádriceps presenta baja incidencia de dolor anterior de rodilla y disestesias, con excelentes resultados, con una laxitud similar al HTH, sin pérdida de la extensión. La técnica preferida por los autores es bajo bloqueo mixto y sedación del paciente, con exploración física previa al procedimiento del paciente para corroborar la inestabilidad anterior de la rodilla. Se realizan la prueba de Lachmann y Pivot Shift, además de la exploración instrumentada con artrómetro.

El trabajo desarrollado se basa en las experiencias profesionales o se centra en aspectos específicos de rehabilitación. Por esta razón, no hemos encontrado datos estadísticos o de un seguimiento a largo plazo para demostrar las conclusiones obtenidas en los programas de rehabilitación de terapia física realizadas.

La terapia física juega un papel importante en la recuperación de estos pacientes, ya que varios estudios han sido desarrollados para apoyar las guías clínicas que se deben seguir y así permitir un tratamiento efectivo y actualizada, que puede resolver las deficiencias, normalizar la estabilidad estática y dinámica de la rodilla y rehabilitar en el menor tiempo posible, pero de una manera muy segura.

A pesar de que varias líneas de investigación relacionadas con la terapia física, se sabe que la principal diferencia entre los protocolos de tratamiento ha sido la duración temporal. Por otro lado, no encontramos en el consenso de la literatura sobre la eficacia de los tratamientos o el mejor tipo de protocolo a seguir. El objetivo de la revisión fue recopilar protocolos de rehabilitación de terapia física funcional en pacientes con reconstrucción del LCA.

Justificación.

Al tener una incidencia del 50% de todas las lesiones ligamentosas de rodilla y resultar afectado en una gran parte las lesiones deportivas, la lesión de Ligamento Cruzado Anterior (LCA) ha pasado a ser protagonista de muchos estudios, pero muchos de ellos con escaso manejo rehabilitatorio.

La necesidad de un tratamiento estandarizado analizado y probado, se ha convertido en prioridad para el terapeuta físico y ocupacional la cual dará pauta a discriminar de toda la gama de distintos contenidos bibliográficos en el área de medicina física y rehabilitación a su disposición, esto a la vez dificulta al rehabilitador obtener objetivos claros de hacia dónde debe dirigir su tratamiento. Sin embargo, con los distintos elementos bibliográficos recopilados en esta investigación se podrá enriquecer de una gama de procedimientos terapéuticos comprobados para realizar la rehabilitación más eficaz, menos dolorosa y disminuyendo a la vez el tiempo de recuperación.

Discusión

Fase 1

Movimiento temprano y reentrenamiento del movimiento básico.

Esta fase comienza inmediatamente después de la cirugía y se prolonga durante 2-4 semanas, dependiendo de su progreso. Para estimular la cicatrización adecuada es importante no progresar demasiado rápido.

Metas

1. Lograr la plena extensión de la rodilla activa igual a la lado sano.

2. Eliminar la inflamación.

3. Restaurar la capacidad de controlar la pierna mientras se le descarga peso.

4. Lograr al menos 125˚ de flexión de la rodilla.

5. Ser capaz de levantar la pierna en todas direcciones sin asistencia.

6. Normalizar la forma de andar con la ayuda de muletas y / o refuerzo.

Ejercicios para rango de movimiento.

Extensión sobre un cojín. (Por debajo).

Sentado o acostado sin la rodillera apoyando el talón en un rollo de toallas. Se enderezar la rodilla tanto como sea posible. Para aumentar el estiramiento se puede activar el músculo cuádriceps o aplicar un poco de presión (las manos o peso) en el muslo, pero no sobre la rótula de la rodilla. Se deberá sentir algo de estiramiento y leves molestias detrás de la rodilla. Mantener este estiramiento durante 1-5 minutos, reposo durante 30-60 segundos, repetir 3-5 veces consecutivas, y llevar a cabo 3-5 sesiones por día.

Piernas colgadas en prono.

Acostarse boca abajo sin la rodillera y las rodillas y las piernas colgando fuera de la cama o mesa. Tratar de mantener sus caderas hacia abajo sobre la mesa. Se puede colocar un pequeño peso en el tobillo o utilizar el otro pie para aplicar un poco de presión descendiente en el talón para aumentar el estiramiento. Se debe sentir algunas molestias suaves de estiramiento en la parte posterior de la rodilla. Mantener esta posicion durante 1-5 minutos, reposo durante 30-60 segundos, repetir 3-5 veces consecutivas, y llevar a cabo 3-5 sesiones por día. Este ejercicio no debe hacerse si la cirugía se realizó con un injerto de tendón de los Isquiotibiales.

Deslizamiento sobre la pared.

Acostado boca arriba con el pie involucrado en la pared, sin la rodillera . Deslizar lentamente el pie hacia debajo de la pared lo más lejos posible. Se puede utilizar el otro pie para empujar el pie involucrado más abajo en la pared. En este punto es normal a sentir la presión en la parte delantera de la rodilla. Mantenga esta posición durante 5-10 segundos, luego empujar contra la pared y deslizar el pie de regreso hasta que la rodilla este flexionada aproximadamente 90˚. Ahora deslizar el pie hasta que la rodilla está totalmente extendido. Repetir 15-25 veces, y llevar a cabo 3-5 veces por día.

Deslizamiento de talón con asistencia.

Acostado boca arriba sin la rodillera y deslizar lentamente el pie hacia las caderas, en la medida de lo posible. Se puede utilizar el otro pie para presionar para un mayor movimiento. En este punto es normal a sentir la presión en la parte delantera de la rodilla. Mantenga esta posición durante 5-10 segundos, seguido deslice el pie de atrás hasta que la rodilla está totalmente extendido. Repetir 15-25 veces, y realizar 3-5 veces por día.

Flexión de rodilla sentado.

Sentado con la pierna por el borde de una mesa o una silla. Dejar que la rodilla se flexione en su mayor rango posible. Al principio puede que el paciente tenga que utilizar la otra pierna para ayudar a bajar el pie lentamente. A continuación, utilice el pie no afectado para aplicar un poco de sobrepeso sobre el pie, tratando de flexionar más la rodilla. En este punto es normal a sentir la presión en la parte delantera de la rodilla. Mantenga esta posición durante 5-10 segundos, Repita 10-20 veces, y llevar a cabo 3-5 veces al día.

Movilización patelar.

Con los dedos, se palpa el borde de la rótula. A continuación, se desliza suavemente la rótula en cuatro direcciones; arriba, abajo, al interno y al externo. Se tratara de no inclinar la rótula, sino deslizarla. Mantener durante 2 segundos al final de cada dirección. Esto evitará que se forme tejido cicatrizal alrededor de la rótula. Se deslizan en cada dirección durante 1 minuto, y llevar a cabo 3-5 veces por día.

Activación muscular.

Series de cuádriceps.

Con la rodilla totalmente extendida, contraer el musculo cuádriceps tanto como sea posible y mantener durante 5-10 segundos, luego relajar durante 5 segundos, repetir durante 2-3 minutos.

Levantamiento de pierna estirada.

Una vez que se puede lograr series de cuádriceps adecuadas se puede tratar de levantar la pierna hasta 12 a 16 pulgadas, mientras se mantiene la extensión completa de la rodilla. Esto se debe mantener durante 5-10 segundos, y se repite 10-15 veces.

Series de Isquiotibiales.

Sentado en el piso. Con la rodilla ligeramente doblada, empujar el talón contra suelo. Se debe sentir los músculos isquiotibiales en contratación en la parte posterior de su muslo. Mantenga la posición durante 5-10 segundos, y luego relajarse durante 5 segundos. Repita durante 2-3 minutos. Este ejercicio no debe hacerse si la cirugía se realizó con un injerto de tendón de los isquiotibiales.

De pie elevaciones de piernas.

Párese sobre su pierna sana. Mantener su rodilla afectada completamente recta, levante la pierna hacia adelante y mantener durante 2 segundos. No permita que su parte superior del cuerpo se balancee. Hacer las elevaciones en cuatro direcciones; hacia adelante, hacia atrás, fuera (lejos) y el interior (a través de). Hacer 1 set de 5-10 repeticiones para cada dirección. Se iniciaran estos ejercicios con la rodillera puesta, el fisioterapeuta indicara al paciente cuando lo puede comenzar a realizar sin el

Cambios de carga

De pie con los pies separados y las rodillas ligeramente dobladas. Cambie su peso de un pie al otro. Mantenga la posición durante 5-10 segundos. Esto también se puede hacer con un pie delante del otro, desplazar el peso hacia delante y hacia atrás de un pie al otro, sosteniendo durante 5-10 segundos. Continuar estos diferentes patrones de cambio de peso durante 2-3 minutos. Se iniciaran estos ejercicios con la rodillera puesta, el fisioterapeuta indicara al paciente cuando lo puede comenzar a realizar sin él.

Sentadilla incompleta

De pie con los pies separados. Realizar una sentadilla incompleta doblando las rodillas y flexionar las caderas. Una buena alineación de sentadilla tendrá el pecho sobre las rodillas y las rodillas sobre los pies, con el peso distribuido de manera uniforme sobre los pies. Hacer 1-3 series de 10-15 repeticiones. Se iniciaran estos ejercicios con la rodillera puesta, el fisioterapeuta indicara al paciente cuando lo puede comenzar a realizar sin él.

Levantamiento del cuerpo de puntas.

De pie con los pies separados y las rodillas completamente extendida. Se parara sobre las puntas de sus pies. Mantenga esta posición durante 2 segundos y luego regresar. Hacer 1-3 series de 10-15 repeticiones.

Deambulación

Cambio de peso diagonal.

Coloque el pie involucrado en frente del pie no afectado, manteniendo una distancia considerable entre ellos. Comenzar con todo su peso sobre el pie no afectado. La pierna afectada debe comenzar en frente de la otra sólo con el talón en contacto con el suelo. A medida que desplaza el peso hacia el pie delantero, poco a poco dejar que todo el pie entra en contacto con el suelo y flexione ligeramente la rodilla. Mantenga la posición durante 5 segundos y luego volver a la posición de partida. Hacer 2-3 series de 15-20 repeticiones.

Marcha hacia atrás.

Caminar hacia atrás, centrarse en elevar su pierna y evitar movimientos de balanceo de sus piernas hacia un lado. Trate de levantar los dedos de los pies fuera del suelo antes que el talón al levantar el pie. Hacer 2-3 series de 50-75 pies, caminando para cada conjunto.

Paso por encima.

Colocar una serie de libros o vasos de papel en una fila, aproximadamente a un paso de longitud de diferencia. Los libros u objetos deben apilar de manera que sean al menos la altura del tobillo. Ahora camina hacia adelante y hacia atrás, doblando la rodilla al pasar por encima de los objetos. Hacer 2-4 series, caminando de forma continua durante 30-45 segundos.

Los siguientes criterios son una guía para determinar cuándo es seguro para dejar de utilizar la rodillera y muletas:

1. Dejar las muletas. (1-7 días)
-Marcha normal con rodillera puesta

2. Ampliar grado de movimiento de rodillera (3-14 días)
-Series de cuádriceps adecuada
-Limitación máxima de extensión de 2°
- Capaz de pararse en la pierna operada con una buena alineación y control, y sin la rodillera, por lo menos durante cinco segundos.

-Puede realizar una sentadilla incompleta adecuadamente, con el mismo peso que lleva, a través de 30 grados de movimiento de la rodilla.

3. Retirar rodillera (1-4 semanas).

-Marcha normalizada (sin ningún tipo de cojera).

- Capaz de pararse en la pierna operada con una buena alineación y el control sin la rodillera durante al menos 10 segundos.

Fase 2

Fuerza Básica y Propiocepción

Esta fase inicial de 2-6 semanas después de la cirugía. Normalmente toma de 3-5 semanas para completar las metas en esta fase.

Metas

1. Restaurar el alineamiento del cuerpo y el control con movimientos básicos, como caminar sin asistencia, sentadillas, desplante estacionarios y balance en una sola pierna.

2. Trabajar la fuerza de los miembros inferiores.

3. Desarrollar el aumento de la propiocepción, a partir de posturas estáticas y luego progresando a movimientos
4. Lograr la amplitud del movimiento activo igual a la rodilla no afectada.

Ejercicios de Amplitud de Movimiento

Movilización de la patela

Con los dedos, se palpa el borde de su rótula. Deslizar suavemente la rótula en cuatro direcciones; arriba, abajo, hacia medial y hacia el exterior. Tratar de no volcar o inclinar la rótula, sino deslizarla. Mantener durante 2 segundos al final de cada deslizamiento. Esto evitará que se forme tejido cicatrizal alrededor de la rótula. Deslizar en cada sentido durante 1 minuto, 3 veces por día.

Bicicleta estacionaria

Ajustar la altura del asiento para que se sienta un suave estiramiento con la rodilla doblada en el punto más alto del pedal. Pedalear de 5-10 minutos con mínima o ninguna resistencia. Los pacientes deben tener cuidado para evitar el exceso de ciclismo en la Fase 2, ya que puede poner demasiado esfuerzo repetitivo en el injerto.

Colgado en Prono

Acostarse boca abajo con la mitad inferior de cada pierna colgando de la cama. Mantener esta posición de estiramiento para 30-60 segundos, repitiendo 3-4 veces. Se puede utilizar la pierna sana para aplicar una fuerza hacia abajo sobre el talón de la pierna afectada. Esto obligará a la rodilla a ir más extensión.

Extensión sobre Cojín

Colocar el talón sobre un rollo de toalla y dejar que la rodilla se hunda hacia abajo. Mantener esta posición durante 30-60 segundos, repitiendo 3-4 veces. Se puede colocar un peso de sacos de arena sobre el muslo para ayudar a aplicar presión adicional si es necesario.

Flexión de rodilla en bipedestación

De pie dándole la espalda a una silla, colocar el pie o dedos de la extremidad quirúrgica en la silla. Flexionar lentamente la pierna no afectada para llevar la rodilla afectada en una posición flexionada. Mantenga 20-30 segundos, repetir 3 veces.

Flexión de rodilla en Prono

Acostarse boca abajo, contraer los músculos abdominales para prevenir que la espalda baja se arquee y llevar el talón de la pierna quirúrgica hacia los glúteos. Sostener 20-30 segundos y repetir 3-4 veces. Usar la otra la pierna o la mano para proporcionar mayor de flexión.

Flexibilidad de la extremidad inferior

En adición a la gama de movimiento de la rodilla, la promoción más baja extremidad flexibilidad al comenzar un estiramiento estático programa para los siguientes grupos musculares:

• Isquiotibiales
• Banda Iliotibial
• Triceps Sural
• Flexores de Cadera/ Cuadriceps

Secuencias de Marcha

Estas secuencias deben de ser hechas con movimientos lentos y controlados:

1. Caminata con rodilla alta hacia delante.

2. Caminata con rodilla alta hacia atrás.

3. Caminata con rodilla alta con vallas haciendo círculos de cadera hacia delante.

4. Caminata con rodilla alta con vallas haciendo círculos de cadera hacia atrás.

5. Paso lateral con posición de mini sentadilla.

6. Avanzar en zig zag con pausa hacia delante.

7. Avanzar en zig zag con pausa hacia atrás.

Fortalecimiento Funcional

Sentadilla

Pararse con los pies aproximadamente al ancho de la cadera o una poco más. Apuntar los dedos de los pies hacia adelante o un poco fuera. Bajar las caderas hasta que los muslos estén casi paralelos al piso. Si se pierde el equilibrio antes de que los muslos esten paralelo al suelo, se puede volver a la posición de pie en cualquier momento. Mantener las rodillas alineadas sobre el primero y segundo dedo de los pies. Distribuir el peso del cuerpo sobre el pie entero o hacia las puntas de los pies. Asegurarse de doblar las caderas al doblar las rodillas. Volver a la posición de pie.

Step hacia Atrás

De pie, con los dos pies sobre escalón de step. Extender la pierna hacia atrás y bajar lentamente el cuerpo hasta que el pie toca el suelo. Volver a subir al escalón. Repetir con el otro pie. Cuanto más lejos se llega de al extender la pierna, más desafiante este ejercicio se vuelve.

Desplante Parcial

Dar un paso adelante a 3/4 de una zancada completa. Esta la posición de partida. Distribuir el peso del cuerpo de modo que el 75% o más del peso corporal este en la pierna adelantada. Bajar el cuerpo hasta que el muslo frontal está casi paralelo al suelo. Si se pierde el equilibrio antes de que los muslos queden paralelos al suelo, se puede regresar el pie en cualquier momento. Mantener la rodilla adelantada alineada sobre el primer y segundo dedo del pie. La pierna de atrás puede ser doblada en la rodilla cómodamente o permanecer recta en función de la longitud del paso. El pie de atrás debe de apoyarse sobre los dedos. Utilizar la pierna adelantada para empujarse hasta la posición de partida. El fisioterapeuta o entrenador de atletismo pueden progresar a una marcha con desplante parcial.

Balance

La fase 2 de la atención se centrará en el desarrollo del equilibrio y la propiocepción. Los ejercicios que desafían diferentes planos de equilibrio se hará hincapié, incluyendo:

1. Parado de punta sobre una pierna.

2. Equilibrio en una sola pierna alcanzando objetos, la participación de los brazos y las piernas.

3. Equilibrio de una sola pierna, los ojos cerrados.

4. Equilibrio en una sola pierna sobre un plano inclinado.

5. Equilibrio en una sola pierna con diversas posiciones de cabeza, brazo, tronco y piernas para desafiar el equilibrio.

Fase 3

Fuerza dinámica Neuromotora, resistencia y coordinación.

Esta fase puede iniciarse cuando se cumplan los objetivos de la fase 2. En promedio, esto empezará 6-8 semanas después de la cirugía.

Objetivos.

1. Aumentar la fuerza de la pierna afectada. Que debería hacer vigoroso fortalecimiento libre de dolor al menos 3 veces por semana. Considerar la posibilidad de hacer más series y repeticiones en el lado afectado para eliminar las diferencias de fuerza de los miembros. Tener cuidado de no abusar de la pierna no quirúrgico, ya que esto aumentará la diferencia de lado a lado. El progreso del fortalecimiento de un solo plano y ejercicios funcionales a fortalecimiento de múltiples planos y ejercicios funcionales (antes de progresar el paciente debe ser capaz de demostrar una buena alineación y control con cada componente del ejercicio multi-plano). Este es un requisito previo para la futura progresión a actividades de corte y pivotantes.

2. Desarrollar el control neuromuscular excéntrico para permitir la aceptación de las actividades de impacto sin aumentar los síntomas (antes de iniciar las actividades de impacto el paciente no debe tener ninguna hinchazón, tener la extensión completa de la rodilla, ser capaz de mantener el equilibrio sobre una pierna durante 10 segundos y ser capaz de realizar una sola pierna en cuclillas a aproximadamente 45-60 ° de flexión de la rodilla con una buena postura y control).

3. Desarrollar flexibilidad dinámica para permitir la alineación adecuada durante las actividades de aumento de la velocidad.

4. Se espera rango completo de movimiento.

Rango de movimiento

Si el rango de movimiento no se ha logrado por esta fase, el fisioterapeuta puede considerar medidas adicionales, tales como modalidades o terapia manual para ayudar a recuperar el rango de movimiento.

• Continuar con la extensión sobre cojín o colgar piernas en prono

• Continuar con los ejercicios de flexión, tales como bicicleta estática y flexión en prono.

• Continuar con los ejercicios de flexibilidad estática.

Secuencias de agilidad dinámica

Comience con pequeños pasos a baja velocidad, progresando gradualmente la velocidad y la longitud de zancada y luego como su control de movimiento de mejora.

1. Brinco hacia adelante.

2. Brinco hacia atrás.

3. Brincos hacia los lados.

4. Deslizamiento de lado.

5. Carioca con pasos cortos y rápidos

6. Carioca con el aumento de rotación hacia atrás de la cadera con pasos más largos.

7. Back pedal con aceleraciones.

8. Juego de pies rápidos en su lugar.

Fortalecimiento funcional

La mayor parte de los ejercicios de fortalecimiento recomendados son ejercicios de cadena cerrada con un componente de la estabilidad y el control.

Si un paciente está teniendo problemas para recuperar la fuerza de los cuádriceps es aceptable para ese paciente proporcionar algunos ejercicios de cadena abierta.

Sentadilla con elevación de la rodilla

Comience con los pies juntos. Póngase en posición de sentadilla a un nivel cómodo que se puede mantener durante al menos 10 segundos. Cambie su peso corporal en una pierna y levantar la rodilla opuesta, sin comprometer su postura. Mantenga 5-10 segundos, baje la rodilla y cambie de pierna.

Sentadilla y alcanzar

Póngase en posición de sentadilla a un nivel confortable que puede mantener durante al menos 10 segundos. Cambie su peso corporal en una pierna. Llegar lateralmente con la otra pierna hasta la cadera está completamente extendido.

Sentadilla y alcance alternado.

Realizar como el ejercicio de Sentadilla y alcanzar, pero alternando las piernas con cada repetición. Mantener la distancia entre las caderas y el piso a medida se pueda alternar las piernas lo más rápidamente posible.

Desplantes de reversa

Empezar desde una posición de pie con los pies juntos. Realizar un desplante hacia atrás, y luego volver a la posición inicial de pie. El centro de gravedad del paciente debe ser hacia delante y por encima de su rodilla delantera.

Desplantes laterales avanzando.

Empezar desde una posición de pie con los pies juntos. Caminar de lado en un desplante con un 80-85% de su peso sobre la pierna adelantada (rodilla sobre el pie) con la pierna retrasada relativamente recta. Empujar hacia arriba con la pierna adelantada para volver a ponerse de pie. Tener cuidado de no rebotar en los dedos de la pierna retrasada. Repetir con la otra pierna.

Desplantes hacia adelante avanzando.

Empezar desde una posición de pie con los pies juntos. Un paso adelante en un desplante. Tratar de conseguir un 80-85% del peso sobre la pierna hacia adelante, con la rodilla sobre el pie. La pierna retrasada debe ser relativamente estirada y llegar a los dedos de los pies. A continuación, empujar hacia arriba con la pierna hacia adelante para traer el cuerpo arriba y la rodilla estirada. Repetir con la otra pierna.

Secuencias de aterrizajes y despegues

Step offs

Step offs de un alto cuadro de 6-10 pulgadas. Tratar de aterrizar en ambos pies al mismo tiempo. Absorber el impacto del aterrizaje al entrar en una posición de sentadilla sobre el aterrizaje. Cuando el paciente sea capaz de realizar esto de forma consistente, correctamente y sin síntomas, el fisioterapeuta indicara aterrizajes con una sola pierna.

Saltos de rebote

De pie, con el mismo peso en ambos pies. Ahora realizar la primera porción de un salto de poca profundidad. Sus dedos no pueden dejar el suelo inicialmente. Repita este proceso para producir una acción de rebote ligero. Cuando el paciente sea capaz de realizar esto de forma consistente correctamente y sin síntomas, el fisioterapeuta indicara rebotes con una sola pierna.

Salto y aterrizaje

Párese sobre una pierna, a continuación, utilizando la acción del brazo y la pierna opuesta, empujar esa pierna para mantenerse brevemente en el aire. Aterrizar suavemente doblando la rodilla y la cadera. Pausa y mantenga el equilibrio en esta posición en sentadilla parcial de 2-3 segundos.

Saltos y alto.

Realizar tres saltos hacia adelante, con las dos piernas, y luego detenerse. Mantener un buen equilibrio en una posición de sentadilla durante 3-4 segundos en cada pausa. Repetir esta secuencia de 10-20 veces. Cuando el paciente sea capaz de realizar esto de forma consistente, correctamente y sin síntomas, el fisioterapeuta atlético le indicara a saltos en una sola pierna.

Balance

En la Fase 3, los ejercicios de equilibrio desafiarán el control postural y la duración. El objetivo de estos ejercicios es hacer del balance un fenómeno inconsciente. Mediante el uso de las tareas que requieren coordinación ojo-mano y la concentración, su conciencia cognitiva de la posición del cuerpo se ve disminuida. Algunos ejemplos de estos ejercicios se enumeran

1. Actividades de balance.

2. Ejercicios con balón de fútbol mantener el equilibrio sobre la pierna lesionada.

3. Pases de un balón, mientras se mantiene el equilibrio sobre la pierna lesionada.

4. Swing de raqueta de tennis, mientras se mantiene el equilibrio sobre la pierna lesionada.

5. Golpes o conjuntos de voleibol, mientras que mantener el equilibrio sobre la pierna lesionada

6. Series de manejo de balón de basquetbol, mientras que mantener el equilibrio sobre la pierna lesionada.

7. Caminar y mantener postura sobre una sola pierna.

8. Balance de una sola pierna con los ojos cerrados.

9. Balance de una sola pierna mientras está de pie sobre un rollo de toallas.

Fase 4

Mejora atlética y regreso a la actividad

Esta fase se puede iniciar cuando se cumplen los objetivos de la fase 3. Esta fase comenzará generalmente 12-16 semanas después de la cirugía.

Objetivos

1. Durso de control de impacto de doble pierna a solo control del impacto de la pierna (esto no se debe iniciar antes de las 8 semanas después de la cirugía, una medición de KT1000 y completar la progresión a las dos piernas).

2. Desarrollar la técnica adecuada y apropiada control neuromuscular con arranque y parada de movimientos y el cambio de los movimientos de dirección.

Esto incluye corte y giro (esto no se debe iniciar antes de las 8 semanas después de la cirugía, una medición de KT1000 y completar la progresión a las dos piernas).

3. Eliminar la aprensión que pudiera existir con movimientos complejos relacionados con deportes.

Calentamiento dinámico

Estos ejercicios están diseñados para mejorar el rendimiento deportivo preparando su cuerpo para las demandas de su deporte.

Este calentamiento le ayudará con el aumento de la temperatura corporal, estado de alerta mental, la elasticidad del sistema muscular y la activación del sistema neuro-muscular. Se puede realizar de 5 a 10 minutos.

Los siguientes ejercicios son similares a los ejercicios de agilidad en la fase 3, pero ahora usted comenzará a aumentar la amplitud y la velocidad de movimiento:

1. Saltar hacia adelante
2. Saltar hacia atrás
3. Saltar de lado
4. Shuffle lateral con brazo en columpio
5. Carioca o vid con pasos cortos rápidos
6. Carioca con el aumento de rotación de la cadera hacia atrás con pasos más largos
7. 3 pasos y parar
8. Pedales aceleraciones
9. Pies rápidos en el mismo lugar
10. Altura de caída de la gestión

Control de aterrizaje multi-planar y la reacción Neuromuscular

Rotaciones de salto

Realizar un salto con sentadilla, mientras que da una vuelta en el aire de 90 ° de la caja al suelo y mantenga el aterrizaje. Intente aumentar la duración del equilibrio y el control durante el aterrizaje.

Estocada y pies rápidos

Pies rápidos en el mismo lugar durante 3-4 segundos, y luego arremeter hacia adelante. Desde la posición de estocada volver a la posición vertical en secuencia de pies rápidos. Continuar este ciclo, alternando la pierna de estocada.

a. adelante
b. lateral
c. ángulos múltiples

Salto multi-planar a tierra

Pararse sobre una pierna, luego con el otro brazo y la pierna realizar una acción de empuje con las piernas ligeramente disparadas. Aterrizar suavemente doblando la rodilla y la cadera. Pausa y mantener su equilibrio en esta posición parcial de cuclillas durante 2-3 segundos.

a. adelante
b. lateral
c. diagonal
d. 90 grados de rotación

Parar y continuar

Correr hacia adelante unos pasos y parar suavemente sobre un pie, mantener pulsada este aterrizaje durante 1-2 segundos. Seguir esta secuencia en múltiples direcciones.

Saltando

(Sólo un pie de impulso)

Utilice el brazo opuesto y acción de la pierna. Aterrizar suavemente iniciando contacto de la bola del pie y el talón la rodilla y la cadera deben flexionar (doblar). Intento de aumentar la duración de equilibrio y de control (no dejar la rodilla ir hacia la línea media) durante el aterrizaje.

a. Cuatro saltos de altura
b. Cuatro saltos de distancia hacia adelante
c. Salto de velocidad de 10 yardas

Límites de energía

Este ejercicio de alta intensidad es básicamente una progresión del salto adelante y requiere ciclismo de sus piernas durante la fase de vuelo del salto. Usted debe aumentar su distancia con cada límite.

Escala de la agilidad

Avanzar varios ejercicios para promover el equilibrio dinámico y agilidad en el plano menos provocativo del movimiento (generalmente sagital) al plano más estresante del movimiento (generalmente transversal). Puede simular una escalera usando un patrón de cinta en el piso. Su fisioterapeuta o entrenadora le proporcionará una hoja informativa de ejercicios diseñados específicamente para usted.

Corte y ejercicios de pivote

Indicados por el fisioterapeuta o entrenador deportivo. Estos pivotes deben promover igualdad de peso entre el miembro afectado y el sano. Usted debe comenzar a una baja velocidad y avanzar a mayor velocidad como tu control aumenta la circulación y su detención disminuye.

Movimientos funcionales y de fortalecimiento de la estocada

Pie hacia adelante con rotación a partir de una posición de pie con los pies juntos y las manos sosteniendo una pelota de pequeño peso. Paso adelante en una estocada y llevar el peso sobre la pierna hacia delante para tocar el suelo. Como se pone de pie arremeter hacia adelante a la otra pierna, el peso debe viajar en una sobrecarga de arco suave.

Sentadilla con una pierna

Este ejercicio se realiza de una manera similar como ponerse en posición de sentadilla, pero se realiza con sólo pierna a la vez. Atención a la alineación postural es muy importante.

Peso muerto en una sola pierna

Pararse en una pierna con la rodilla recta pero no hiperextendida sosteniendo un peso o una pelota. Llegar a hacia el suelo con el peso por flexión en la cadera, pero manteniendo la rodilla y la espalda recta. Extender los glúteos hasta una posición de extensión de la cadera.

Reloj de desplantes

Este ejercicio utiliza el desplante en múltiples ángulos. Para realizar este ejercicio, imagínate a ti mismo de pie en el centro de un reloj. Ahora abalanzarse hacia fuera a cada número en la orilla del reloj, volviendo al centro de cada vez.

Desplantes lateral de pie

A partir de una posición con los pies juntos sosteniendo una pelota aérea. Paso lateral en un desplante con el 80-85% de su peso a plomo en la pierna (de la rodilla sobre el pie) y el rastro de la pierna debe ser relativamente recto. Cuando vaya a la posición de desplante debe bajar la pelota, justo en frente de la rodilla. Luego empuje hacia arriba con la pierna para volver a pie. La bola se debe empujar arriba mientras que la pierna se extiende.

Paso de energía hacia arriba y abajo.

Comenzar con el pie izquierdo sobre una silla estable, un peso o un banco para aeróbicos apiladas. Con una mayoría de su peso mantenido con el pie izquierdo, salte rápidamente hacia arriba enderezando la rodilla izquierda y cadera izquierda termina sólo en la pierna izquierda. Al mismo tiempo, el brazo izquierdo lanzará un puño hacia arriba con el codo doblado a 90 grados y en el lado derecho la rodilla va a terminar en una posición de marcha de rodilla alta. Repetir en el lado opuesto también. Sostener pesas en las manos para aumentar la resistencia.

Conclusiones

Después de una revisión bibliográfica, se esclarece el adecuado abordaje terapéutico ante una intervención quirúrgica, estableciendo ejercicios claros que promueven el desempeño muscular y la propiocepción en el paciente al mismo tiempo que se disminuyen síntomas como el dolor, la rigidez y la estabilidad articular

Bibliografía.

• MÁRQUEZ ARABIA, JORGE JAIME; MÁRQUEZ ARABIA, WILLIAM HENRY. Lesiones del ligamento cruzado anterior de la rodilla [en línea]. Iatreia, vol. 22, núm. 3, septiembre, 2009, pp. 256-271. Universidad de Antioquia. Medellín, Colombia. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=180519034007

• PAREDES HERNÁNDEZ, V.; MARTOS VARELA, S. Y ROMERO MORALEDA, B. Propuesta de readaptación para la rotura del ligamento cruzado anterior en fútbol [en línea]. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 11. 2011 (43) pp. 573-591. Disponible en: https://cdeporte.rediris.es/revista/revista43/artprotocolo226.htm

• TABATA CRISTINA DO CARMO-OTHMER. Evaluation of functional rehabilitation physiotherapy protocol in the postoperative patients with anterior cruciate ligament reconstruction through clinical prognosis: an observational prospective study [en línea]. BioMed do Carmo Almeida et al. BMC Res Notes (2016) 9:449. Disponible: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27663526

• G. LÓPEZ HERNÁNDEZA, L. FERNÁNDEZ HORTIGÜELAA, J.L. GUTIÉRREZA Y F. FORRIOL, Proyecto subvencionado por Fundación SECOT. Protocolo cinético en la rotura del ligamento cruzado anterior [en línea]. Elsevier España. Rev esp cir ortop traumatol. 2011;55(1):9—18. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-revista-espanola-cirugia-ortopedica-traumatologia-129-articulo-protocolo-cinetico-rotura-del-ligamento-S1888441510001943

• DANIEL MUÑOZ-PICÓN; GEMMA VICTORIA ESPÍ-LÓPEZ. Proceso de recuperación funcional tras lesión del ligamento cruzado anterior [en línea]. Revisión bibliográfica. Fisioterapia y Divulgación; 2(3); 3-12. 2014.Disponible en: https://revista.fisioterapiasinred.com/index.php?journal=fisioydivulgacion&page=article&op=view&path%5B%5D=45

• University of Wisconsin Health Sports Medicine Center. Rehabilitation Guide Anterior Cruciate Ligament Reconstruction [en línea]. 2013. Disponible en: https://www.uwhealth.org/files/uwhealth/docs/pdf/acl_rehab_protocol.pdf

• Fowler Kennedy Sport Medicine Clinic. Physiotherapy Following ACL Reconstruction Protocol [en línea]. Western University London. Ontario, Canadá. 2015. [fecha de consulta: 27 sep. 16] Disponible en: https://fowlerkennedy.com/wpcontent/uploads/2015/11/PHYSIOTHERAPY-

• MALEMPATI-OTHMER. Current Rehabilitation Concepts for Anterior Cruciate Ligament Surgery in Athletes. Sports medicine update. [en línea]. Section Editor: Darren L. Johnson, MD. Volumen 38. Número 11. Noviembre 2015. [Fecha de consulta: 27 sep. 16] Disponible en: https://ukhealthcare.uky.edu/uploadedFiles/services-treatments/ORTHO_new/Services/Sports_physical_therapy/acl-injury-rehab-article.pdf

• M. KIAPOUR and M. M. MURRAY. Basic science of anterior cruciate ligament injury and repair [en línea]. Bone Joint Res; 3:20–31. Volumen 3, Numero 2, Febrero 2014. [Fecha de consulta: 27 sep. 16] Disponible en: https://www.bjr.boneandjoint.org.uk/content/bjres/3/2/20.full.pdf

• KEVIN E. WILK- OTHMER. Recent Advances in the Rehabilitation of Anterior Cruciate Ligament Injuries. Journal of orthopaedic & sports physical therapy. [en línea]. Volumen 42. Numero 3. Marzo 2012. [fecha de consulta: 27 sep. 16] Disponible en: https://www.jospt.org/doi/pdf/10.2519/jospt.2012.3741

• G. LÓPEZ HERNÁNDEZA,∗, L. FERNÁNDEZ HORTIGÜELAA, J.L. GUTIÉRREZA Y F. FORRIOLB “Protocolo cinético en la rotura del ligamento cruzado anterior” Recibido el 1 de junio de 2010; aceptado el 2 de septiembre de 2010 Disponible en Internet el 5 de enero de 2011

• O. GARCÍA-CASAS, J.C. MONLLAU, X. PELFORT, L. PUIG, P. HINAREJOS, E. Cáceres“Cirugía del ligamento cruzado anterior sin ingreso hospitalario” Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología Volume 48, Issue 6, 2004, Pages 426-429

• “Autoinjerto y aloinjerto en la reconstrucción del ligamento cruzado anterior” Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología Volume 48, Issue 4, 2004, Pages 263-266

• R. PARRÓN-OTHMER.“Artritis sépticas agudas secundarias a reparación artroscópica de ligamento cruzado anterior de la rodilla. A propósito de 2 casos” Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología Volume 54, Issue 4, July–August 2010, Pages 208–210

• DAVID FIGUEROA-OTHMER “Expectativas y aprensiones de los pacientes sometidos a cirugía de reconstrucción de ligamento cruzado anterior de rodilla” Revista Chilena de Ortopedia y Traumatología Volume 57, Issue 2, May–August 2016, Pages 60–63

• VERGARA HERNÁNDEZ, MR DÍAZ PERAL, A ORTEGA CABEZAS. Protocolo De Valoración De La Patología De La Rodilla Vol. 30. Núm. 05. Mayo 2004.

• CAROLINA RABAT, GONZALO DELGADO. Signos De Rotura Del Ligamento Cruzado Anterior En Radiografía Simple. Revista Chilena De Radiología. Vol. 14 No 1, Año 2008; 11-13.

• PAREDES HERNÁNDEZ, V., MARTOS VARELA, S., & ROMERO MORALEDA, B. Propuesta de readaptación para la rotura del ligamento cruzado anterior en fútbol. Revista internacional de medicina y Ciencias de la actividad física y del deporte, 43. (2011).

• HEWETT, T. E., DI STASI, S. L., & MYER, G. D. Current concepts for injury prevention in athletes after anterior cruciate ligament reconstruction. The American journal of sports medicine, 41(1), 216-224. (2013).