Subir

FIBROMIALGIA Ensayo clínico: Eficacia diagnóstica del tratamiento

FIBROMIALGIA Ensayo clínico: Eficacia diagnóstica del tratamiento

FIBROMIALGIA SEGUNDA PARTE: ENSAYO CLÍNICO DEL MODELO FASCIAL

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Eficacia diagnóstica del tratamiento

El aspecto más invalidante de la fibromialgia es la clínica álgica que sufre el paciente, de forma que se ha utilizado el dolor como parámetro de referencia para cuantificar los efectos terapéuticos del protocolo de tratamiento actualizado.

ANALISIS de los datos obtenidos sobre la muestra A.

Según se justificado en el apartado “Material y Métodos”, las variables más interesantes a analizar son: AAF i , DM FASCIAL i , DDE i

VARIABLE AAF i

Fibromialgia efectividad del tratamiento

Fig.29

La función densidad aplicada sobre AAF mostró un desplazamiento a la izquierda al final del tratamiento lo cual indica que se produjo una reducción global del número de Areas de Atrapamiento en el conjunto de la muestra.

En términos absolutos, se obtuvo una reducción 0,545 puntos de media sobre los individuos de la muestra. No obstante, la desviación típica = 0,738 hace que la media obtenida no se pueda considerar representativa.

Un anásis de frecuencias posterior, arrojó los siguientes resultados:

Clase Límite inferior Límite Superior Marca Frecuencia Frecuencia Relativa Frecuencia Acumulativa Frecuencia Acum.Rel.
menor o igual   -0,1   0,0000 0,0000
1

-0,1

0.3

0.1 13 0.5909 13 0.5909
2 0.3 0.7 0.5 0.0000 13 0.5909
3 0.7 1.1 0.9 6 0.2727 19 0.8636
4 1.1 1.5 1.3 0.0000 19 0.8636
5 1.5 1.9 1.7 0.0000 19 0.8636
6 1.9 2.3 2.1 3 0.1364 22 1.0000
mayor 2.3     0.0000 22 1.0000

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Media = 0,545455 Desviación típica = 0,738549

Donde se constata que la reducción del número de AAF ha sido insignificante , pues la clase dominante supone 0,1 puntos de reducción media.

VARIABLE DM FASCIAL i

El análisis del dolor medio a la palpación de las áreas de atrapamiento fascial si generó datos más esperanzadores:

Fibromialgia efectividad del tratamiento

Fig. 30

Se produjo una reducción significativa del Dolor medio a la palpación en las áreas de atrapamiento fascial. Además, se observó en la muestra la existencia de 2 casos atípicos, C.O.B. y B.C.P. de forma que una vez depurados del análisis se obtuvieron los siguientes resultados:

                        DM FASCIAL i 0        DM FASCIAL i 6

------------------------------------------------------------
Media                   7,291                            6,693
Varianza              0,331                            0,629
Desv. típica        0,576                            0,793
Mínimo                 6,34                                5,0
Máximo               8,25                                 8,0

Además, suponiendo varianzas iguales; 0,5975 +/- 0,443791, el intervalo de confianza para la diferencia entre las medias se extiende desde 0,153709 hasta 1,04129, es decir, no incluye el valor 0 y por lo tanto existe diferencia estadísticamente significativa entre las medias de las dos muestras para un nivel de confianza del 95,0%.

Por último, se procedió a un contraste de hipótesis sobre la diferencia entre las medias de las poblaciones de las que proceden las dos muestras.

En este caso, el test se realizó para determinar si la diferencia entre las dos medias es igual a 0,0 frente a la hipótesis alternativa en la que la diferencia no es igual 0,0.

Hipótesis nula: media DM FASCIAL i 0 = media DM FASCIAL i 6

Hipótesis alt: media DM FASCIAL i 0 ¹ media DM FASCIAL i 6

Supuestas varianzas iguales: t = 2,72556 P-Valor = 0,00965316

Puesto que el p-valor calculado es inferior a 0,05, se puede inferir que la aplicación de corrientes Trabert en los términos descritos sobre las AAF supone una reducción efectiva del dolor a la palpación en dichas áreas.

VARIABLE DDE i

 

En el dolor diseminado espontáneo se obtuvo una mejoría que quedó patente desde las primeras sesiones. El tratamiento mediante técnicas de inducción miofascial supuso un importante alivio para los pacientes hasta el punto de que solicitaron proseguir con el tratamiento manual una vez finalizado el ensayo clínico.

Fibromialgia efectividad del tratamiento

Fig.31

Definiendo una variable D DDE i = DDE i 0 - DDE i 6 se puede cuantificar esta mejoría:

Reducción Media del dolor diseminado = 0,85

Varianza = 0,213158

Desviación típica = 0,46169

Mínimo = 0,0 (En un caso no hubo mejoría)

Máximo = 2,0

Se puede afirmar con un 95,0% de confianza que la media de D DDE i se encuentra entre 0,633922 y 1,06608, para la población analizada.

A efectos prácticos, estos resultados implican que el tratamiento manual mediante técnicas de inducción miofascial en los términos descritos en el protocolo de tratamiento, fueron eficaces sobre los individuos de la muestra , suponiendo una reducción media de casi 1 punto del dolor diseminado en escala visual 0-10.

Un dato curioso en la respuesta de los pacientes al tratamiento está en relación a la edad de mismos.

Mediante análisis de regresión simple entre las variables “ D DDE i “ y “Edad” se encontró que la reducción del dolor para un mismo número de sesiones es mayor en los sujetos más jóvenes .

Fibromialgia efectividad del tratamiento

Fig.32

Coeficiente de Correlación = -0,439588

R-cuadrado = 19,3237 porcentaje

P-valor = 0,0525 (Analisis de la varianza)

El modelo lineal para describir la relación entre D DDE i y Edad responde a la ecuación:

D DDE i = 1,92977 - 0,0256174*Edad

Dado que el p-valor es inferior a 0.10, existe relación estadísticamente significativa entre D DDE i y Edad para un nivel de confianza del 90%.

El estadístico R-cuadrado indica que el modelo explica un 19,3237% de la variabilidad eN D DDE i . El coeficiente de correlación es igual a -0,439588, indicando una relación relativamente débil entre las variables.

Si se asume que a mayor edad, mayor tiempo de evolución de la enfermedad, este resultado apoya la teoría de que las técnicas de inducción miofascial requieren mayor frecuencia y más sesiones a medida que la disfunción fascial tiene más años de evolución.

Nótese que esto es más cierto aún si se tiene en cuenta que se ha encontrado una relación siginificativa entre el grado de Dolor diseminado espontáneo y la edad sin que se haya encontrado dicha relación entre el número de áreas de atrapamiento fascial y la edad:

Regresión simple “DDE i 0 ” frente a “Edad”:

--------------------------------------------------------

Coeficiente de Correlación = 0,4897 (El nivel de DDE aumenta con la edad)

P-valor = 0,028 (Analisis de la varianza) Hay relación significativa.

Regresión simple “AAF i ” frente a “Edad”:

--------------------------------------------------------

Coeficiente de Correlación = 0,23248

P-valor = 0,324 (Analisis de la varianza) > 0.10 --> No hay relación significativa

Es decir, contrariamente a lo que podría parecer, el nivel de dolor diseminado no depende del número de áreas de atrapamiento fascial existentes y sí de los años de evolución de la enfermedad.