El papel del fisioterapeuta en el manejo del dolor en el recién nacido ingresado en las unidades neonatales


El papel del fisioterapeuta en el manejo del dolor en el recién nacido ingresado en las unidades neonatales

¿Cómo podemos valorar el dolor los fisioterapeutas que trabajamos en las unidades neonatales?

Tal y como revisamos en un artículo anterior, el dolor se asocia con alteraciones fisiológicas, del comportamiento, bioquímicas y psicológicas.

Existen diversas escalas para la valoración de éste en neonatos a término y nacidos prematuramente que se basan en la observación y recogida de estas alteraciones y constituyen los métodos de valoración más seguros y factibles.

Entre estas escalas se encuentran: Neonatal Facial Coding Score (NFCS), DAN, Neonatal Infant Pain Scales (NIPS), COMFORT Score, etc, pero las más utilizadas son la PIPP (Premature Infant Pain Profile) y la CRIES Score (Crying, Requires Oxygen Saturation, Increased Vital Signs, Expression and Sleeplessness).

La PIPP es una medida multidimensional que se compone de 7 parámetros valorados de 0 a 3, entre los que se incluye la edad gestacional, motivo por el cual es muy bien aceptada.

Foto2

La escala CRIES valora 5 parámetros fisiológicos y de comportamiento siendo igualmente válida para medir el dolor postoperatorio en el RN.

Foto3

¿Qué medidas o procedimientos tenemos a nuestro alcance para tratarlo?

Existen una serie de intervenciones que disminuyen los factores estresantes que tienen lugar en las UCIN.

Algunos de los procedimientos que podemos implementar antes o durante el tratamiento fisioterápico como medida analgésica preventiva son:

  • Medidas de distracción: Musicoterapia, voces suaves y estímulos olfativos.
  • Succión no nutritiva: antes y durante el tratamiento.
  • Lactancia materna: antes del tratamiento.
  • Sacarosa o glucosa oral: 2 minutos o 5 segundos antes del tratamiento.

Además los fisioterapeutas debemos de tener en cuenta otras medidas no farmacológicas contra el dolor, aun cuando no se esté aplicando un tratamiento, como son:

  • Modificación del medio ambiente: limitar el número de procedimientos, agrupar las manipulaciones, evitar estímulos luminosos y sonoros, respetar el descanso del bebé.
  • Medidas posturales: facilitar el contacto con los padres, favorecer el método canguro, posicionar al RN (en flexión), masaje infantil.  

Por Francisco Javier Fernández Rego, fisioterapeuta pediátrico Máster de Fisioterapia en el Abordaje Neurológico del Niño y del Adulto (2009) , Máster en Intervención e Investigación en Ejercicio Físico, Salud y Dependencia (2010) y Doctor por la Universidad de Murcia, desde 2015.  Fisioterapeuta en el Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana “Fina Navarro López” del Ayuntamiento de Lorca, donde ejerzo mi labor profesional desde 1992 y profesor asociado en la Universidad de Murcia.

Profesor del curso online Fisioterapia Orofacial en prematuros