Subir

Entrenamiento-readaptación en fútbol tras lesión cápsulo-ligamentosa en MMII

Autor: Fernando Quintanilla Sánchez-Manjavacas
Fisioterapeuta colegiado nº 548-CLM

El artículo propone una rutina de readaptación para completar de manera exitosa una recuperación de una lesión de cualquier estructura cápsulo-ligamentosa del Miembro inferior (preferentemente rodilla o tobillo), ocasionada durante la práctica del fútbol.

Como veréis a continuación, trabajaremos el aumento progresivo del tono muscular del Miembro Inferior afectado, y la propiocepción y reeducación del gesto deportivo (para evitar recaídas o posibles complicaciones secundarias).

Es importante haber realizado un buen trabajo previo, habiendo completado con éxito las diferentes fases previas, y que éstas  haya estado supervisado en todo momento por un fisioterapeuta. El futbolista ya debe aguantar la carrera continua durante series de 8´-10´ sin ningún problema antes de realizar dicho trabajo.

La rutina que os propongo es la siguiente:

1) 12´ Carrera continua (cambiando de sentido a los 6´)

2) 5´ Estiramientos

3) 10´ Trabajo abdominal/ tren superior

4) 12´ Carrera continua (cambiando de sentido a los 6´)

5) Trabajo propioceptivo, técnica de carrera y reeducación del gesto deportivo:
Realizamos las siguientes actividades a un ritmo tranquilo a lo largo de 15m. aproximadamente. Siempre  volvemos al punto de partida trotando (podemos delimitar el espacio con setas, conos o cualquier otra marca):
- Caminamos de puntillas
- Caminamos de talones
- Desplazamiento lateral (cambiando de lado cada 3 o 4 pasos y sin cruzar las piernas)
- Desplazamiento lateral cruzando piernas – coordinación (cambiando de lado cada 3 o 4 pasos)
- Saltamos con los pies juntos (recepción del salto también con los pies juntos); damos 3 pasos y volvemos a saltar  (Hacemos un correcto despegue y una correcta recepción del salto: la punta del pie es la última parte que despegamos y la primera que entra en contacto al caer)
- Avanzamos dando pequeños saltos, cada vez sobre un pie (nos centramos en un correcto apoyo lateral, el peso recae sobre la zona externa del pie y el 5º dedo)
- Corremos hacia detrás, y, aproximadamente a la mitad del recorrido nos giramos y hacemos una suave progresión hasta llegar al final (Lo repetimos 2 veces, girando una vez sobre cada pie)
- Saltamos con un solo pie, caemos sobre el mismo, damos 3 pasos y saltamos y caemos sobre el otro (la punta del pie es la última parte que despegamos y la primera que entra en contacto al caer). En el caso de que la recepción con el Miembro Inferior lesionado sea dolorosa, podremos caer con los pies juntos

6)  8´- 10 ´ de trabajo suave con balón: golpeos de baja intensidad, control orientado, conducción suave,… Con el paso de los días vamos aumentando la intensidad, introduciendo giros y cambios de dirección más bruscos.

7) Estiramientos

IMPORTANTE: CRIOTERAPIA POSTERIOR EN ARTICULACIÓN LESIONADA (bolsa de hielo durante 15´-20´)
Con el paso de las sesiones podemos repetir 2 o incluso 3 veces las fases 5 y 6, en función de la evolución del futbolista, y hasta que consideremos que está preparado para volver a entrenarse junto al resto de compañeros.