Subir

FIBROMIALGIA Propuesta de modelo fisiopatológico fascial: Tratamiento de normalización del sistema fascial

FIBROMIALGIA Propuesta de modelo fisiopatológico fascial: Tratamiento de normalización del sistema fascial

FIBROMIALGIA PRIMERA PARTE: EL MODELO FISIOPATOLOGICO FASCIAL

Capítulo IV TRATAMIENTO ACTUALIZADO EN BASE AL MODELO FASCIAL

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO ACTUALIZADO

Tratamiento de normalización del sistema fascial

Uno de los postulados del modelo fascial establece que el dolor diseminado tiene su origen en la instauración de ATMM debido a la confluencia de líneas de tensión que se extienden desde las áreas de atrapamiento.

En este sentido, las areas de atrapamiento, auténticas lesiones primarias de la fibromialgia, actúarían como focos desde los que se generarían campos de fuerzas (mantenidos) que podrían lesionar el tejido conectivo en puntos muy alejados del foco.

La aplicación de corrientes Trabert podría ser útil para el tratamiento etiológico del dolor en las AAF, no obstante un enfoque integral de la patología exige una normalización del sistema fascial, no sólo como método terapeutico sino también con carárter preventivo de cara a evitar recidivas.

La inducción miofascial es un método de tratamiento que estimula mecánicamente el tejido conectivo a traves de la movilización y compresión mantenida del sistema fascial. El objetivo de esta técnica es liberar las restricciones que se producen en las áreas de atrapamiento y por tanto recuperar el equilibrio funcional del sistema.

Si se eliminan los focos de restricción, es de suponer que se suprimirán los campos de fuerzas generados desde dichos focos con lo que se incide favorablemente sobre las áreas de tensión mantenida multidireccional (ATMM) y, en consecuencia sobre el dolor diseminado del paciente fibromiálgico.

Dentro de la amplia gama de técnicas descritas en inducción miofascial, la más interesante para el tratamiento de la fibromialgia es la denominada “técnica superficial” o “técnica directa de deslizamiento”. Su interés para esta patología reside en la propia distribución de la disfunción fascial del fibromiálgico, por encontrarse ésta a nivel superficial según el modelo fisiopatológico que se propone.