Fisioterapia del Sindrome del Tunel Carpiano en flautistas


Fisioterapia del Sindrome del Tunel Carpiano en flautistas

Esmeralda Banacloy. Fisioterapeuta
Francisco Barrios. Flautista

1. Introducción.

No son pocas las ocasiones en las que nos encontramos con una situación en la vida que nos dificulta el camino hacia nuestras metas, deseos y objetivos. Son situaciones que nos impiden avanzar, que nos retienen en un punto en contra de nuestra voluntad y nos obligan a ceder espacio, situaciones que de no ser imperativas, eliminaríamos de nuestra senda de un plumazo. Esa piedra en el camino, esa situación o contratiempo con el que no contábamos, desencadena toda una serie de circunstancias y reacciones, tanto en nuestro  entorno como en nosotros mismos, que acaban por desequilibrarnos y desviarnos, si no contamos con las herramientas adecuadas para hacerles frente. Es pues este el objetivo primordial del trabajo, aportar claridad y conocimiento de una forma concreta y directa sobre uno de los principales obstáculos que, como músicos y más concretamente como flautistas, podemos encontrar en nuestra carrera, estamos hablando del síndrome del túnel carpiano.

Es obvio que cualquier patología o lesión que nos obligue a apartarnos de nuestro instrumento, impidiéndonos su práctica en todos los ámbitos, generará una angustia inevitable si pretendemos alcanzar los máximos niveles de perfeccionamiento con el mismo, los cuales requieren una disposición total, demandando a nuestro cuerpo un rendimiento óptimo, con altos estándares de exigencia que sin una respuesta adecuada por nuestra parte, podrían acabar poniéndonos en riesgo, tanto físico como psicológico. Y más aún en estas circunstancias, puesto que no estamos hablando de una patología cualquiera de la que podamos recuperarnos en unos pocos días, sino de una de las neuropatías por atrapamiento más comunes, la cual de no ser tratada a tiempo podría desembocar en la necesidad de recibir tratamiento quirúrgico y su consiguiente convalecencia.

Por todas estas razones consideramos indispensable que este trabajo nos acerque a dicha patología y a todos los recursos existentes, para saber cómo tratarla o mejor aún evitarla y descubrir  así nuevas alternativas que nos muestren una realidad distinta a nuestra rutina de trabajo diaria, para así poder desempeñar nuestra labor creativa, en la mejor de las condiciones posibles, evitando sufrir riesgos innecesarios que nos aparten de esta vocación.

2. Objetivos.

Con este trabajo se pretende esclarecer algunas de las dudas que se le puedan presentar al intérprete al padecer una patología como es el síndrome del túnel carpiano. Aunque no es una patología rara, al ser característica en aquellas personas que desempeñan tareas que demandan elevados niveles de exigencia a sus manos y brazos, no son tan conocidos los motivos que pueden propiciar su aparición, así como las consecuencias de padecerla, las formas de evitar su posible evolución y las diferentes precauciones a tener en cuenta, siendo estos pues los principales pilares de sustento de este trabajo, caracterizado por un enfoque centrado en la perspectiva del flautista, cuya herramienta es la flauta travesera.

Para contestar a estas cuestiones, hemos debido responder a varias interrogantes que se nos han planteado durante el desarrollo del trabajo, como son: ¿qué es el túnel carpiano?, ¿qué partes los integran?, ¿cómo se produce el síndrome del túnel carpiano en los flautistas?, ¿cómo influye este en la práctica con la flauta travesera?, ¿qué soluciones existen hoy en día para su tratamiento? y ¿de qué formas podemos prevenirlo?

Es por ello que debemos contemplar como principales objetivos de este trabajo los siguientes puntos: sintetizar la información existente en las distintas fuentes sobre el túnel carpiano y el síndrome del túnel carpiano, investigar los factores desencadenantes del síndrome del túnel carpiano en flautistas, describir los métodos de diagnóstico existentes para el síndrome del túnel carpiano, indagar acerca de las diferentes terapias de intervención, tanto quirúrgicas como conservadoras y conocer las distintas técnicas posibles que nos permitan evitar el síndrome del túnel carpiano en flautistas.

3. Metodología.

Para la obtención de información y desarrollo del trabajo se ha recurrido previamente a la recopilación, análisis y síntesis de las diferentes fuentes especializadas en aspectos científicos tales como la anatomía, psicología y medicina, utilizando para ello libros físicos y electrónicos, bibliotecas, publicaciones on-line, bancos de imágenes, catálogos, aulas virtuales y bases de datos tales como: CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas),  SciELO (Scientific Electronic Library Online), Google Academics, Acta Neurológica Colombiana, NeuroWikia, ACN (Asociación Colombiana de Neurología), Médicas UIS, MedlinePlus y NLM (National Library of Medicine).

Entre las distintas fuentes consultadas cabe destacar las siguientes:

NeuroWikia: el cual es un portal colaborativo del conocimiento en neurociencias clínicas y neurología. En él, hemos encontrado una gran variedad de artículos sobre el síndrome del túnel carpiano así como de la anatomía de túnel carpiano. Debido a la gran variedad de artículos existentes hemos podido comparar diversas fuentes y hallar un gran número de referencias a fuentes primarias, de las que posteriormente hemos hecho uso. La búsqueda de información en el portal se ha llevado a cabo mediante el uso de palabras clave.

 Google Academics: se trata de la versión española de Google Scholar, un buscador de información a cerca de textos científico-académicos, dicha fuente ha sido de gran ayuda a la hora de encontrar tesis, trabajos de final de carrera y fin de master con los que poder corroborar y ampliar la información, así como facilitar la información sobre textos relacionados sobre la búsqueda indicada, referencias y citas sobre las cuales se basa dicho trabajo.

MedlinePlus: es  una de las mayores plataformas de información on-line que podemos encontrar cuando el objetivo del trabajo se centra en aspectos médicos, ya que MedlinePlus es una plataforma on-line creada por la biblioteca nacional de medicina de Estados Unidos (NLM), siendo así pues una de las más completas y de mayor rigor informativo. Ha sido muy útil por la ingente cantidad de información proporcionada, la cual ha sido cuidadosamente seleccionada debido a la especificidad y amplitud de algunos de los artículos encontrados en ésta.

ACN: la Asociación Colombiana de Neurología es una de las mayores plataformas sobre temas neurofisiológicos, de habla hispana, que hemos encontrado. Cabe destacar la gran variedad de artículos existentes en su publicación on-line, Acta Neurológica Colombiana,  así como sus referencias a otras publicaciones y libros existentes.

Las siguientes palabras clave fueron utilizadas para la realización de las búsquedas en las plataformas previamente mencionadas: síndrome, compresión, neuropatía, neuropatía por atrapamiento, lesión, túnel carpiano, síndrome del túnel carpiano, trastornos, miedo escénico en músicos, ergonomía en flautistas, posición, consciencia corporal, relajación, estrés, diagnóstico, terapia, tratamiento, cirugía, electromiografía, recuperación y  prevención.

Desde el inicio de trabajo nos centramos en resolver las principales dudas sobre el túnel carpiano y las partes que lo integran para así proporcionar los conocimientos necesarios para una correcta compresión del síndrome del túnel carpiano. Aunque en un inicio se pensó en añadir mayor información sobre la anatomía del mismo, dicha opción fue descartada al no aportar más datos que fuesen realmente indispensables o diferenciadores de los ya presentes en el trabajo. También se ha evitado profundizar en exceso en las distintas técnicas de diagnóstico y tratamiento debido a su gran extensión y por tener un mayor interés en el ámbito médico que para el interpretativo o musical. No obstante consideramos importante nombrarlos y describirlos para proporcionar unos conocimientos básicos sobre los mismos. En lo que se refiere a las técnicas de prevención hemos optado por aquellas que se fundamentan en el trabajo con el cuerpo y la mente del músico, como son las distintas técnicas de relajación y ejercicios físicos, ya que consideramos que el consumo de fármacos u otras sustancias no solucionarán el problema a largo plazo y podrían crear una relación de dependencia, puesto que no tratan la causa  sino los síntomas desencadenados por ésta.

4. El túnel carpiano.

Como su nombre indica el túnel carpiano es una estructura estrecha en la muñeca y cuya principal función es proteger y conducir al nervio mediano y a los tendones flexores de los dedos de la mano.

4.1 Anatomía del túnel carpiano.

El túnel del carpo está localizado en la base de la mano, en contigüidad con el surco distal de la muñeca. Está rodeado en tres lados por los huesos del carpo, los cuales conforman un arco, y en el lado palmar por el retináculo flexor fibroso o ligamento transverso del carpo. Nueve tendones flexores (dos que van a cada dedo y uno al pulgar) atraviesan el túnel del carpo, junto con el nervio mediano. (Lizarazo, s.f. p.29)

El carpo en conjunto forma un arco convexo proximalmente. Su superficie palmar es también cóncava y se haya tensada por el llamado retináculo flexor que transforma el carpo en un túnel osteoligamentoso. Por el cual atraviesan los tendones de los músculos flexores y el nervio mediano. Todos y cada uno de los huesos del carpo se hayan articulados entre si a través de las carillas articulares. Dichos huesos son el escafoides, el semilunar el triquetrum o piramidal, el pisiforme, el trapecio, el trapezoide, el hueso grande y el ganchoso. (Imagen B)

Fisioterapia del  sindrome del tunel carpiano
Imagen B. Huesos del carpo de la mano derecha. Vista palmar

Dentro del túnel del carpo también encontramos los tendones de los músculos flexores envueltos por tres vainas sinoviales carpianas palmares.

Como podemos ver en el Atlas de Anatomía del aparato locomotor de Platzer: el tendón situado más lateralmente es el del flexor radial del carpo (D10), el cual pasa por un surco labrado en el trapecio. La inserción radial del retináculo flexor se separa en dos partes para delimitar un canal propio para este tendón. A su lado se encuentra el tendón del flexor largo del pulgar (D11) cuya vaina se prolonga a lo largo del dedo. Finalmente, los tendones de los músculos flexores de los dedos, superficial y profundo, son envueltos por una vaina común ocupando el resto de canal del carpo.

Fisioterapia del  sindrome del tunel carpiano
Imagen D. Vainas tendinosas de la palma de la mano y de los dedos.

Insertándose en el hueso Ganchoso y Pisiforme por la parte cubital y partiendo del hueso escafoides y trapecio, encontramos el ligamento transverso del carpo, siendo este uno de los ligamentos más importantes del túnel carpiano y que como veremos más adelante desempeña un papel principal en el tratamiento quirúrgico del STC.

Por otro lado encontramos los músculos antebraquiales, los cuales desde un punto de vista práctico serán clasificados según su posición porque esta división se corresponde satisfactoriamente con la clasificación funcional (Platzer, 1987).

Podemos distinguir tres grupos de músculos antebraquiales según su posición, estos son, grupo ventral, grupo radial y grupo dorsal. Dentro de éstos trataremos el grupo ventral superficial y profundo y más concretamente aquellos músculos que atraviesan directamente el túnel carpiano. También nombraremos aquellos pertenecientes a la capa ventral del antebrazo que pese a no atravesar el túnel del carpo si son inervados por el nervio mediano.

Dentro del grupo ventral, en la capa superficial, encontramos: flexor superficial de los dedos, (E5). Continuando con el grupo ventral superficial hayamos los siguientes músculos que no atraviesan el túnel carpiano, pero que si son inervados por el nervio mediano: pronador redondo (E1), flexo radial del carpo (E12) y palmar largo (E14).

Fisioterapia del  sindrome del tunel carpiano
Imagen E. Flexores superficiales. Grupo antebraquial ventral.

Dentro del grupo ventral, en la capa profunda, encontramos: flexor profundo de los dedos (F4) y flexor largo del pulgar (F8).

Continuando con el grupo ventral profundo hayamos el siguiente músculo que no atraviesan el túnel carpiano, pero que si es inervados por el nervio mediano: pronador cuadrado (F1).

Fisioterapia del  sindrome del tunel carpiano
Imagen F. Musculatura antebraquial.
4.1.1. Nervio mediano.      

El nervio mediano es un nervio sensitivo-motor que inerva la musculatura del antebrazo y mano proporcionando la sensibilidad de la mano en su mitad radial y palmar. Es un nervio mixto lo cual quiere decir que está formado por ramas aferentes y eferentes, siendo en este caso las divisiones medial (fibras sensoriales) y lateral (fibras motoras) del plexo braquial (Imagen I), cuyo tronco principal desemboca en el ramo cutáneo palmar justo antes de entrar en el carpo. En los casos que existe un ligamento de Struthers el nervio pasará por debajo de éste junto con la arteria humeral. Después sigue hasta la fosa cubital por la parte exterior del tendón del bíceps y pasa al antebrazo entre las dos cabezas del pronador redondo. En el antebrazo cruza la arcada tendinosa y se posiciona por debajo del flexor común superficial de los dedos, unido a la superficie profunda de éste y sobre el flexor profundo de los dedos (Brazis P, Biller J, Masdeu J, 2007).

Cruza la muñeca por el túnel carpiano, donde suele divide con frecuencia en los nervios digitales palmares comunes. Dando ramas para los músculos de la eminencia tenar (excepto la cabeza profunda del flexor corto y del aductor del pulgar), (Platzer, 1987).   

Inerva el músculo cubital anterior, pronador redondo y cuadrado, flexor común superficial y profundo de los dedos (índice y medio), palmar mayor y menor, flexor largo, abductor corto, oponente y flexor corto del pulgar, así como los lumbricales I y II. A su vez recoge la sensibilidad cutánea de la mitad externa de la palma de la mano desde el dedo anular y dorsal de los dedos índices y medio

Fisioterapia del  sindrome del tunel carpiano
Imagen I. Divisiones medial y lateral del plexo braquial.

4.1.1.1 Lesión del nervio mediano a nivel del túnel carpiano.

Es frecuente que ocurra un atrapamiento del nervio mediano al nivel de la articulación radiocarpiana, entre huesos del carpo y el retináculo flexor, invocándose como causas los movimientos repetitivos de los dedos. Como en cualquier neuropatía por atrapamiento los nervios periféricos se ven comprometidos al atravesar aberturas en un tejido fibroso o al transcurrir por un canal osteofibroso. El desencadenante de la lesión podría ser la compresión directa, la angulacion, el estiramiento o el compromiso vascular. Se trata de procesos de origen fundamentalmente mecánico, aunque suele ser frecuente la existencia de enfermedades que, como la diabetes, comportan susceptibilidad al padecimiento. La sintomatología que derivada de esta patología implica trastornos sensitivos (parestesias, hipoestesia) y dolor urente; en fases avanzadas suele producirse atrofia muscular y trastornos motores. Debido a la afectación del nervio, la percusión suave sobre el mismo genera parestesias y desencadena el dolor.

Es por esto que cuando se lesiona alguno de los tres troncos nerviosos principales del miembro superior aparecen una serie de manifestaciones clínicas tanto sensitivas como motoras que ponen en evidencia cuál es el nervio lesionado.

La neuropatía por atrapamiento es la consulta más frecuente en el laboratorio de neurofisiología. En el Hospital Universitario Clínica San Rafael (HUCSR) se realizaron en el año 2004, 931 procedimientos de neurografía, el 86% demostró algún tipo de anormalidad neuromuscular (Tabla 1). La neuropatía por atrapamiento del nervio mediano constituyó el 52% del total de estudio seguida por atrapamiento cubital, peroneo y plantar. Las causas del atrapamiento del nervio mediano determinadas en el HUCSR son idiopáticas, ocupacionales y traumáticas. El atrapamiento también puede ser el resultado de algunas enfermedades como el hipotiroidismo y la diabetes, entre otras.                  
(Sergio F. Ramírez, José F. Hernández, s.f:35)

El atrapamiento  del nervio mediano se caracteriza por sensaciones paristéticas de los tres primeros dedos (pulgar, índice y corazón) que ocurren principalmente por la noche y que suelen aliviarse con sacudidas de la mano. Las manifestaciones clínicas son caracterizadas por el dolor, la parestesia y la hipoestesia de los dermatomas correspondientes a los nervios comprometidos. Los síntomas y signos motores son  debilidad muscular y  atrofia de los músculos distales en el atrapamiento. Es el llamado Síndrome del túnel del carpo.

5. Síndrome del túnel carpiano.

El síndrome del túnel carpiano es la neuropatía por atrapamiento más frecuente que afecta al nervio mediano, presente hasta en un tres por ciento de la población general, con una mayor incidencia en mujeres entre las décadas cuarta y sexta de la vida, en muñecas constitucionalmente predispuestas y favorecido por la diabetes, el hipotiroidismo, la artritis y el embarazo.

Existen dos grandes variedades de STC: la aguda y la crónica. La variedad aguda es la menos frecuente y generalmente se asocia a eventos que aumentan la presión en el interior del túnel del carpo de manera aguda y sostenida, como es el caso de las fracturas del radio, coagulopatías, infecciones e inyecciones locales o quemaduras. La variedad crónica del STC, es la más frecuente y sus etiologías pueden ser: locales, regionales y sistémicas (Fig.1). Las locales se caracterizan por que solo afectan al túnel del carpo, mientras en las regionales afectan además del túnel del carpo a otras articulaciones o compartimentos de las extremidades y las sistémicas, corresponden a patologías que tienen como una de sus posibles manifestaciones el STC. En la práctica clínica en un 50% de los casos STC no es posible aclara sus etiología.  (García Parra, Gómez Eslaba, González Artunduaga, 2009, p.11)

Es producido debido a un estrechamiento del túnel carpiano, generado por un engrosamiento de los tendones, de las vainas sinoviales de estos (tenosinivitis) u otras inflamaciones como por ejemplo, luxación articular tanto aguda (del semilunar) como crónica, fracturas mal consolidadas, esguinces o artritis.  Lo cual provoca una reducción del tamaño del túnel del carpo, ocasionando de este modo rozamientos y compresión sobre el nervio mediano.

Surge como resultado del desarrollo de tareas que requieren movimientos repetitivos o mantenidos de hiperextensión e hiperflexión de la muñeca o de aprehensión de la mano como por ejemplo durante el desarrollo de la práctica musical en el transcurso de los ensayos o durante los conciertos, ya de por si exigentes con el nuestro cuerpo. Si no se presta la atención suficiente o se emplea la técnica correcta, podemos realizar en una serie de incorrecciones posturales que maltratan y desgastan nuestro organismo, pudiendo incurrir en lesiones como el síndrome del túnel carpiano.

5.1 Sintomatología.

Los síntomas característicos del síndrome del túnel carpiano durantes las etapas tempranas de la patología se dan generalmente de forma moderada. Éstos suelen aparecer de forma bilateral en el 50% de los pacientes con mayor intensidad en la mano dominante, caracterizándose  por la presencia de dolor, entumecimiento, hormigueo y adormecimiento de la cara palmar del dedo pulgar, índice, medio y anular; y en la cara dorsal el lado cubital del pulgar y los dos tercios distales del índice, medio y anular. Los síntomas más comunes son: dolor localizado a nivel de la cara palmar de la muñeca, sin embargo también podemos encontrarlo irradiado a lo largo del recorrido del nervio mediano, parestesias por la noche, sensación de hormigueo y adormecimiento persistente. También puede existir la sensación de espasmos en las manos, sensación de inflamación de la mano,  pese a que ésta no sea evidente a simple vista, conjuntamente con la sensación de debilidad de los dedos.

Dichos síntomas suelen remitir al  agitar las manos o cambiar la postura como por ejemplo, elevando el brazo y evitando apoyarnos sobre la mano o doblar la muñeca. A medida que la patología se agrava, el dolor puede aparecer de forma persistente y reiterada a lo largo de la noche, provocando alteraciones del sueño y permanencia del dolor y de las parestesias durante el día  principalmente en los dedos pulgar, índice y anular.

 Puede producirse también alteraciones del tacto en la punta de los dedos dificultando así la percepción de los cambios de temperatura de los materiales, problemas para realizar movimientos delicados como cerrara el puño o prender pequeños objetos y suele ser común la irradiación del dolor en sentido ascendente por el antebrazo, brazo y hombro.

Referencias bibliográficas.

BENSABAT. Soly. “Fisiología y mecanismos del stress” En: Stress. Bilbao: Ediciones Mensajero.1984. p.124-216.

CASH E. Joan. “Neuritis”. Neurología para fisioterapeutas. 1982. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana S.A. 1982. p. 302-303.

DALIA CIRUJEDA, Guillermo. Como superar la ansiedad escénica en músicos. Pérez Bas, David (il.). Madrid: Mundimúsica Ediciones, 2004.166 p. ISBN: 84-88038-96-8

GARCÍA PARRA, Gabriela Cristina. GÓMEZ ESLAVA, Andrés Fernando. GONZALEZ ARTUNDUAGA, Eliana Andrea. Síndrome del túnel del carpo. Morfolia. Colombia: facutad de medicina- Universidad Nacional de Colombia, 2009, vol.3. p. 11-29.

GERSTNER, B. Síndrome del túnel carpiano: evaluación clínica y ayudas diagnósticas. Médica UIS. 2008, vol. 21, num. 1, p. 50-57.

GOMEZ CONESA, Antonia. (2015). El síndrome del túnel del carpo. Asociación Española de Fisioterapeutas. [En línea]. [Recuperado el 13 de mayo de 2016]. De:https://www.aefi.net/fisioterapiaysalud/sindrometuneldecarpo.aspx

HEMSY DE GAINZA, Violeta & KESSELMAN, Susana. "Capítulo 7. Postura".Música y eutonía: el cuerpo en el estado de arte.2003.Buenos Aires: Lumen, 2003. p. 91-99.

KAHLE, W. LEONHARDT, H. PLATZER, W. Atlas de anatomía para estudiantes y médicos: aparato locomotor. Schnelbächer, Lothar (il.); Spitzer, Gerhard. (il.); Carreres, J. (trad.); Iñiguez, C. (trad.). Quinta edición. Barcelona: Ediciones Omega, 1987. Tomo 1. 434 p. ISBN: 84-282-0826-3

MedlinePlus. Síndrome del túnel carpiano. [En linea]. National Library of Medicine. 2015. [ref. 5 de agosto de 2015]. [Recuperado el 15 de abril de 2016]. De: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000433.htm

NeuroWikia. Anatomía de nervio mediano. [En linea]. NeuroWikia. s.f. [Recuperado el 10 de abril de 2016]. De: https://www.neurowikia.es/content/anatom%C3%AD-del-nervio-mediano

OrthoInfo. Síndrome del túnel carpiano (Carpal túnel síndrome). [En línea]. American Academy of Orthopaedic Surgeons. s.f. [ref. de  Julio de 2010]. [Recuperado el 20 de abril de 2016]. De: https://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00621

ROEL VALDÉS, José. ARIZO LUQUE, Vanesa. RONDA PEREZ, Elena. Epidemiología del síndrome del túnel carpiano en la provincia de Alicante, 1996-2004. Rev. Esp. Salud pública: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 2006. 80(4). p. 395-409.

RODRIGUEZ MORALES, David. GARCÍA CUBERO, Maria del Carmen. Mateo MENA, José María. SILVIÓ VILLAMIL, Fernando. MAQUEDA BLASCO, Jerónimo. Enfermedades profesionales relacionadas con los trastornos músculoesqueléticos: síndrome del túnel carpiano. Primera edición. Madrid: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, 2011. p. 1-10.

ROSSET LLOBET, Jaume & FÁBREGAS MOLAS, Sílvia. A tono: ejercicios para mejorar el rendimiento del músico. Rosset Llobet, Jaume (il.); Gomila Serra. Betlem (Ases.) Primera edición. Barcelona: Paidotribo, 2005. 334 p. ISBN: 84-8019-812-5

ROSSET LLOBET, Jaume & ODAM, George. El cuerpo del músico: manual de mantenimiento para un máximo rendimiento. Oliveres i Gili, Àxel (il.); Peacock, John (il.); González del Campo Román, Pedro. (trad.); Carretero, David. (il.). Primera edición. Badalona: Paidotribo, 2010.118 p. ISBN: 978-84-9910-033-3

SARDÀ RICO, Esther. En forma: ejercicios para músicos. Orozco Declòs, Lluís (prol.); Peire Serrate, Tomás (il.). Primera edición. Barcelona: Paidós Ibérica S.A., 2003. 194 p. ISBN: 84-493-1444-5

SCHEIDER, Meir. Sanación personal Avanzada: recuperando la salud. Schoenfeld, Matilde (Coord. Edit.); Moreno Manssur, Gilda (trad.); Santos Gally, Victor M. (il.). Primera edición. México: Pax México, 2007. 142 p. ISBN: 978-968-860-847-0

Tratamiento quirúrgico del síndrome del túnel carpal. Jiménez Pereira, Eliécer. Jiménez Montero, Valeska. Vargas Villalobos, Francisco. 2006. vol.27, n.1-2. San José: revista costarricense de ciencias médicas, 2006. ISSN: 0253-2948

Lizarazo, J. (s.f.) Síndrome del túnel del carpo. Guía 7: Neurofisiología, 9(7), 29-33. Recuperado de https://www.acnweb.org/es/publicaciones/guia-7-neurofisiologia/428-sindrome-del-tunel-del-carpo.html

Platzer, W. (1987) Atlas de Anatomía para estudiantes y médicos, tomo 1, aparato locomotor. Barcelona: Ediciones Omega.

Platzer, W. (1987) Atlas de Anatomía para estudiantes y médicos, tomo 1, aparato locomotor. Barcelona: Ediciones Omega.

STC, siglas correspondientes a síndrome del túnel carpiano.

Platzer, W. (1987) Atlas de Anatomía para estudiantes y médicos, tomo 1, aparato locomotor. Barcelona: Ediciones Omega.

Platzer, W. (1987) Atlas de Anatomía para estudiantes y médicos, tomo 1, aparato locomotor. Barcelona: Ediciones Omega.

El ligamento de Struthers es una parte del organismo humano, poco habitual en la mayoría de la población, llegando a aparecer en un 1-3 % del total, uniendo el  epicóndilo con la región distal del húmero (Gutierrez, E. 2004)

Nervio mediano (C5-D1). (s.f.). En Neurowikia, portal de contenidos en neurología. Recuperado de https://www.neurowikia.es/content/nervio-mediano-c5-d1

Grey, H. (1918). Gray’s Anatomy. Philhadelphia: Lea & Febiger